Realizan implante coclear a niña de dos años

Ariana nació sorda y fue una de las beneficiadas del implante coclear que coloca el Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca

Metrópoli 18/01/2016 12:24 Ruth Rodríguez México Actualizada 12:40

Ariana nació sorda y fue hasta los dos años cuando comenzó a escuchar los primeros sonidos del mundo y la voz más importante, la de su mamá.

A la pequeña se le hizo un implante coclear y volvió a recuperar la audición.

Ella es una de las dos beneficiadas con el implante coclear que coloca el Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca, una vez que alcanzó la certificación para poder obtener los recursos que da el Seguro Popular para este tipo de intervenciones.

Doña Heriberta Luciano, abuela de la menor, quien vive en Acambay, Estado de México,  comentó que a Ariana le realizaron la prueba de tamiz auditivo, la cual arrojó que la pequeña no escuchaba nada.

"Después le hicieron otra prueba, porque los doctores pensaron que a lo mejor tenía sucios los oídos, pero el resultado fue el mismo", comentó.

En la casa, mi hija Getsemani le hablaba a la pequeña, le hacía ruido con su sonaja, y la bebé no se movía porque no escuchaba nada, narró.

En el Hospital General de Toluca le hicieron la prueba y le detectaron hipoacusia profunda.

En conferencia de prensa, Marisol Aparicio Cruz, adscrita al servicio de Audiología y Diana Rivero Méndez, otorrinolaringóloga del HRAEI, comentaron que Ariana es el primer caso de implante coclear con recursos del Seguro Popular en el Estado de México.

Marisol Aparicio explicó, que luego de analizar el caso de Ariana, se determinó someterla a cirugía, por lo que el pasado mes de agosto le colocaron los componentes internos, integrados por un conjunto de electrodos diminutos encargados de enviar las señales eléctricas al nervio auditivo, el cual transporta el sonido al cerebro donde es escuchado.

Recordó que el pasado 15 de septiembre, le implantaron los componentes externos, los cuales están conformados por micrófono,cable, antena transmisora y procesador del habla retroauricular. "A través de ellos se envían las señales hacia el conjunto de electrodos (componentes internos) colocados en el oído interno.

Dijo que la rehabilitación dura a lo largo de toda la vida, pero los primeros seis años de vida son los más importantes cuando es el desarrollo del lenguaje.

Ariana, agregó, está comenzando a conocer los sonidos, "y calculamos unos dos a tres años para que pueda alcanzar el lenguaje que tendría que tener a la edad que tiene", señaló.
Recordó que cuando a un paciente se le implanta tiene una edad auditiva de tres meses, por lo que se requiere de un proceso de rehabilitación.

Por su parte, Sara Avilés Hernández,adscrita al servicio de Audiología del Instituto de Salud del Estado de México, comentó que este tipo de operación e implante en el sector privado tiene un costo estimado de 350 mil pesos.

Dijo que casos como el de Ariana se registran entre tres por cada mil nacidos vivos.

cfe

Comentarios