Lesionados luchan por sobrevivir

De los 19 que resultaron heridos, tres se reportan en estado de gravedad

Al mediodía de ayer, tras sofocar el fuego de la pipa que explotó sobre la 'Curva del Diablo', los cuerpos de rescate comenzaron con los trabajos para el retiro de las unidades quemadas (FERNANDO RAMÍREZ. EL UNIVERSAL)
Metrópoli 13/11/2015 00:50 Rebeca Jiménez Jacinto Actualizada 08:09
Guardando favorito...

[email protected]

Naucalpan, Méx.— Tres de los 19 lesionados por la explosión de una pipa frente al panteón Jardines del Recuerdo luchan por sobrevivir en la unidad de choque y terapia intensiva, del hospital de Traumatología de Lomas Verdes, del IMSS.

Los tres pasaban a las cuatro de la mañana por la avenida Reyes Heroles rumbo a sus respectivos trabajos, cuando una pipa se volcó generando una explosión, en la que el conductor murió al quedar calcinado.

Al sufrir quemaduras en la mayor parte de sus cuerpos y especialmente en vías respiratorias, el pronóstico médico de los tres lesionados es “malo a corto plazo”, afirmó el director del Hospital de Traumatología de Lomas Verdes, Gilberto Eduardo Meza Reyes, quien señaló que este nosocomio cuenta con el mejor personal y equipo para su atención.

Itzel Guadalupe Cosío Madrid, de 19 años , vecina del Tenayo, quien a su corta edad ya es viuda, recién había ingresado a trabajar a una tienda de telas para sostener a su pequeña de dos años de edad, cuando esta madrugada pasó por el punto del siniestro, cuyas llamas la envolvieron.

Los médicos dicen que hay pocas posibilidades de que sobreviva, afirmó conmocionada Ana Belén Rodríguez, madre de Itzel, quien irónicamente se encuentra en el mismo hospital donde hace dos años falleció el padre de su pequeña.

El taxista Esteban Adrián Orozco Ramírez, de 61 años, salía todos los días antes del amanecer, de Cuautitlán Izcalli rumbo al DF en su taxi tipo Chevy, quien tras sufrir quemaduras e incendiarse su auto alcanzó a llamar a su familia.

Cuando el teléfono sonó, como a las 4:30 de la mañana “pensamos que era una de sus bromas, pues describió el accidente y nos dio su ubicación, como si no le hubiera pasado nada... después quedó inconsciente, una persona que lo auxilió terminó la llamada diciéndonos que estaba quemado”, relató Samira una de sus hijas, que se encontraba con los otros hijos y nietos del conductor.

Andrés Ramírez Fuentes, de 21 años de edad, tenía apenas unos días con su auto que acababa de comprar, cuando pasó por la “Curva del Diablo”, sitio de la volcadura de la pipa, donde al parecer descendió de su coche en el momento de una explosión que envolvió su cuerpo y llevó su vida hasta la unidad de choque del hospital , donde es reportado como el más grave.

“Hago votos , tengo fe que pueda recuperarse”, afirmó el gobernador Eruviel Avila Villegas tras visitarlo en el hospital del IMSS.

Los lesionados, una vez que sean estabilizados , y si sus familiares así lo desean, serán trasladados al hospital especializado en quemaduras en Galveston Texas, para que sean atendidos con todos los gastos cubiertos por el gobierno del Estado de México, se comprometió el Ejecutivo estatal.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios