Rechazan Centro de Adiestramiento Canino en Milpa Alta

Los comuneros interpondrán un juicio de amparo en tribunales federales ante la violación del Programa General de Ordenamiento Ecológico del DF
17/12/2015
16:30
Diana Villavicencio
Ciudad de México
-A +A

Comuneros de los nueve Pueblos de Milpa Alta  no dejarán que tampoco se construya un Centro de Adiestramiento Canino en la demarcación, por lo que adelantaron que ya interpusieron un juicio de amparo en tribunales federales ante la violación del Programa General de Ordenamiento Ecológico del DF.

El coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Armando López Velarde Campa, advirtió que el verdadero problema es la privación inconstitucional de la propiedad, dominio y posesión de una fracción de más de 7 mil metros cuadrados a la comunidad de Milpa Alta, mediante un contrato de compra-venta ilegal.

En conferencia de prensa, el legislador se comprometió a no dejar solos a los comuneros, sobre todo porque el sitio donde se pretende establecer el Centro de Adiestramiento Canino se ubica en un terreno de San Bartolomé Xicomulco,  tierras comunales de Milpa Alta, tituladas y confirmadas a los nueve pueblos por resolución presidencial con fecha 23 de abril de 1952.

Octavio Rivero, representante de Movimiento Ciudadano en Milpa Alta, sostuvo que en esta demarcación no se permitirán instalaciones de inteligencia militar, bodegas para el resguardo de material naval, ni centros de adiestramiento canino que violan disposiciones constitucionales, reglamentarias y locales del Distrito Federal.

”Propician la destrucción de los ecosistemas naturales que son fundamentales para la recarga de los mantos acuíferos de donde se extrae más del 71 por ciento del agua potable que se consume en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México”, precisó

Lamentó  la indiferencia que ha mostrado la delegación de Milpa Alta la cual no ha fijado una posición clara respecto al riesgo de despojo que enfrenta la comunidad.

Los comuneros aseguraron que se  busca facilitar la imposición de proyectos que convienen a intereses externos a la comunidad como el Arco Sur, una autopista de cuota de seis carriles que pasaría a unos 500 metros arriba de los pueblos de San Pablo Oxtotepec, San Lorenzo Tlacoyucan, y Santa Ana Tlacotenco, dañando importantes ecosistemas naturales que se encuentran dentro de tierras comunales.

“El Arco Sur abrirá las puertas a inversionistas para que impongan en tierras comunales proyectos inmobiliarios, turísticos, industriales y comerciales, en detrimento de nuestras tierras y recursos naturales que históricamente hemos conservado”, coincidieron.

cg

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS