23 | MAR | 2019
37
Simón Levy. Director de PROCDMX (ARIEL OJEDA. EL UNIVERSAL)

“Av. Chapultepec, un deporte de alto riesgo"

31/08/2015
03:10
Joel Ruiz
-A +A
Simón Levy, director de la empresa paraestatal PROCDMX, señala que ante el peligro que conlleva esta vía, el proyecto del parque lineal no tiene marcha atrás

[email protected]

Simón Levy, director de la paraestatal PROCDMX, asegura que caminar por la avenida Chapultepec se ha convertido en un “deporte de alto riesgo” por los 75 mil autos que circulan todos los días, la falta de banquetas y espacios de peatonales. Pero él se ha especializado en este tema, se mueve con rapidez entre los vehículos, aprovecha los segundos que quedan al semáforo para cruzar la calle de Varsovia y sobre el camellón central entrega a los automovilistas trípticos sobre el Proyecto del Parque Lineal, que ahí se construirá, y que conoce al dedillo, aunque en esa tarea tropiece por un desnivel en la banqueta; mas no por oposición vecinal.

Afirma que el proyecto “no tiene marcha atrás” y que la consulta con los vecinos —el próximo 26 de septiembre— será sólo para ver cómo lo pueden enriquecer, no para decidir si lo quieren o no, porque “nadie puede estar en contra de que se intervenga esta avenida”.

Incluso dice que los vecinos no sólo se van a apropiar del parque, sino que van a “amar esta calle” dentro de 18 meses, cuando se inaugure la obra que tendrá un costo de mil millones de pesos y cuyo financiamiento se realizará mediante un esquema novedoso, en el que el gobierno de la ciudad no invertirá un sólo peso.

“No le va a costar a la gente esta inversión, no le vamos a subir impuestos, no se van a expropiar propiedades y se va a generar riqueza pública porque vamos a tener equipamiento, comercio y servicios”, destaca.

La plática con EL UNIVERSAL inicia en el estacionamiento conocido como “La Cama de Piedra”, que aún está bajo la administración de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF). Es un predio de nueve mil metros cuadrados sobre el que se construirá una plaza comercial, el principal negocio de los inversionistas.

Entre el ruido de las máquinas que realizan estudios de mecánica de suelo para la gran obra y el incesante paso de los automóviles, Simón Levy destaca, que gracias a este estacionamiento donde no se ha generado riqueza pública, le va a permitir a la ciudad crear seis veces más de espacio público en la Avenida Chapultepec.

“Este estacionamiento le va a permitir a la ciudad tener una gran banco de agua, donde en un parque multinivel vamos a captar 13 millones de litros de agua, tener seis veces más de arbolado. Hoy se tienen 269 árboles, y este espacio va a mejorar la calidad de vida de la gente”, precisa.

¿Qué características va a tener este nuevo centro comercial?

—Tenemos de aquel lado la glorieta, fundamentalmente lo que vamos a tener es un parque lineal de 1.3 kilómetros, desde Lieja —la salida del Metro Chapultepec— el peatón y el ciclista van a tener de manera ininterrumpida un cruce a través de este parque lineal a nivel de calle y a través de un parque elevado, la posibilidad de llegar al gran anfiteatro público de la ciudad.

La Glorieta de Insurgentes se transforma en el gran anfiteatro público de la ciudad y en este estacionamiento donde tenemos 77 cajones se convertirá en una gran plaza pública, donde las niñas, los niños, las familias podrán disfrutar de cine al aire libre, donde vamos a tener espacios para el comercio, la cultura, equipamiento y servicio; pero sobre, todo donde vamos a tener más de seis veces de espacio público sin comercio para la cultura.

Hablas de automóvil. Yo me quiero imaginar esta avenida a las tres de la tarde, donde se tienen 11 carriles que resultan insuficientes, ¿cómo los van a reducir?

—Vamos a quitar un carril de cada lado, lo que vamos a hacer es tener un gran andador peatonal de la Zona Rosa, de 23 metros de ancho y, justamente por eso que mencionas, para no perjudicar no solamente a la movilidad del automóvil, porque aquí lo que se trata es de privilegiar al peatón, al ciclista y lo que vamos a tener es un espacio para que no se afecte la movilidad, para que la gente tenga la posibilidad de disfrutas esta avenida que hoy le sirve a más de 75 mil automóviles todos los días.

¿Cómo va a ser el financiamiento para todo este proyecto?

—Por primera vez, el gobierno de la ciudad estudió las anteriores situaciones que se habían tratado de hacer. Para hacer esto el sector privado va a invertir capital de riesgo, mil millones de pesos, no le va a costar al GDF ni a la gente esta inversión, no le vamos a subir los impuestos, no se van a expropiar propiedades. Se invierten mil millones de pesos y en este estacionamiento donde estamos, a través de estos nueve mil metros cuadrados se va a generar la riqueza pública, vamos a tener equipamiento, comercio y servicios.

De aquí, a través de las rentas que se van a generar, vamos a poder financiar este proyecto y además a la ciudad no sólo no le va a costar, sino que va a ganar. No le va a costar el mantenimiento y además el ciudadano va a poder adquirir certificados de participación de inversión social, donde tú o cualquier ciudadano va a poder ser socio.

Por primera vez en el país, en la ciudad, el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera está abriendo la obra pública a cualquier ciudadano, para que no sólo participe de las ganancias del proyecto, sino que tenga acceso a la transferencia, que conozca la información en tiempo real y en cada movimiento para que se tomen decisiones.

Es decir, ¿la gente va a poder comprar una especie de acciones?

—Exactamente. Desde 200, 100 y 50 pesos vamos a tener para que la gente pueda acceder a la participación y a las ganancias del proyecto.

Ellos van a tener una ganancia por estas acciones.

—Claro, de eso se trata, vamos a socializar los beneficios y a no seguir privatizando los privilegios, como en la historia de la obra pública en México.

¿Quién es el gran inversionista?

—Se hizo un proceso de selección, con base a la Ley de Presupuesto y Gasto Eficiente, las reglas de conversión y a partir de la declaratoria de necesidad donde este proyecto tiene más de un año y medio de proceso de desarrollo, el Banco Invex, que se dedica a invertir capital para desarrollar infraestructura resultó ganador de este proceso.

Hoy, ¿cómo califica el estado en que se encuentra esta avenida?

—Una avenida cuyo cruce es un deporte de alto riesgo.

¿En materia de infraestructura?

—No lo quiero contestar yo; pero nada más veamos las banquetas en estado totalmente subutilizado. Banquetas de dos metros, donde los peatones en lugar de caminar por ellas lo hacen por la calle. Estos dos metros se reducen a medio metro, la gente cruza de un lado a otro y pone en peligro su vida.

Este proyecto generará una gran plusvalía para la zona y para quienes la habitan. La gran duda es que se haga atractivo para desarrolladores inmobiliarios y para la creación de vivienda, eso es lo que les genera ruido.

Sí, pero a nosotros lo que nos ha generado ruido son los corredores inmobiliarios como Avenida Reforma, donde se pensó nada más en ampliar banquetas, en donde ahí si hay un corredor inmobiliario. Aquí el mensaje es seis veces más de espacio público, un parque lineal para proteger al peatón, para cuidar al ciclistas. Primero planeación y ya vendrá un proceso de participación ciudadana a través del Programa General de Desarrollo Urbano donde se defina el futuro de esta y las demás zonas.

¿Mediante consulta pública se determinará si se modifica el cambio de uso de suelo para…?

El Programa General de Desarrollo será la plataforma para que los ciudadanos decidan, no solamente este espacio, sino en toda la ciudad de México, se viene un proceso de renovación del Programa General de Desarrollo Urbano y fundamentalmente hoy el mensaje del jefe de gobierno es crear un espacio público, más áreas verdes, más parques. No queremos replicar lo que pasó en [avenida] Reforma.

¿Cuál es el uso de suelo que se tiene en Avenida Chapultepec?

—Tenemos un promedio para construir de 16 a 18 niveles, el problema que tiene es la avenida, por eso no se necesita un cambio de uso de suelo. Lo que realmente tenemos aquí es la lotificación y la necesidad de fusionar para poder desplantar; sin embargo, en este momento hay una moratoria, porque el proyecto, insisto, va a crear seis veces más espacio público, a traer árboles a una calle en donde más de 40 árboles de los 269 que hay tienen problemas de muérdago y otro tipo de sintomatologías. Lo que estamos privilegiando es el espacio público, no estamos ni cambiando el uso de suelo ni vamos a mover ninguna situación hasta que tengamos el Programa General de Desarrollo.

¿Cómo va la negociación?

—Nosotros no estamos en un proceso de negociación. La ciudad no está en una situación de negociar, la ciudad tienen la responsabilidad de informar, de socializar y de generar consensos, porque el tema de negociación resultaría a lo mejor parcial, nosotros vamos por un proceso democrático, de mayorías en donde la gente participe y contribuya a una mejor solución.

El proyecto se va a realizar y lo vamos a hacer, pero lo vamos a hacer escuchando a la gente y vamos a hacer que la sociedad participe, este es el objetivo que Miguel Ángel Mancera ha destacado: ciudadanizar el desarrollo. La participación no significa detenerse en un avenida que a todas luces necesita de una renovación.

De plano, ¿no hay marcha atrás en este proyecto?

—De plano no hay marcha atrás, el proyecto se va a realizar pero con la participación de la gente.

¿Cómo van a garantizar que en 18 meses esto esté transformado?

—En este proyecto, por primera vez, de manera inédita en México vamos a tener capital del riesgo y cada semana de retraso que pudiese darse en la obra no solo está penalizado vía fideicomiso, que además por primera vez el fideicomiso es totalmente transparente y se hace público para que la gente lo vea, sino que además de esta penalización la tasa de retorno, la manera como va a tener las ganancias el particular se verá ampliamente mermado.

Simón Levy deja “La Cama de Piedra” y se enfila hacia la calle de Florencia, en el tramo señala los edificios que están en mal estado, hace referencia a las banquetas deterioradas y como los estanquillos invaden más de la mitad del espacio peatonal. De Florencia cruza hacia el camellón central de Avenida Chapultepec, esquiva los autos que vienen de Avenida Monterrey y dan vuelta a la izquierda. Le siguen de cerca su secretario particular y un grupo de jóvenes con un chaleco blanco que están para atender lo que requiera.

Camina de prisa sobre el camellón, señala los carriles que se convertirán en ese grande andador y dónde comenzará el segundo nivel del parque. Mientras el semáforo en rojo detiene a los autos, el director PROCDMX entrega los trípticos a los automovilistas, luego lo secundan sus muchachos de chaleco blanco.

Frente al acueducto retoma la entrevista de manera formal. Repasa mentalmente cada una de las frases que hablarán sobre los beneficios que traerá esta obra millonaria y las recita sin equivocación alguna.

La concesión también contempla que la empresa pueda explotar el espacio público de calles aledañas que conectan con Chapultepec, ¿qué se va a hacer?

—Nada, hasta el momento no tenemos nada. La posibilidad a futuro es que podamos analizar el aforo vehicular para analizar qué se hace con el transporte y con los automóviles por el momento sólo vamos a intervenir la avenida.

¿Crees que la gente se quiera apropiar de este espacio?

—Cuando hay espacio público, cuando la gente puede encontrar una banqueta de calidad, con mejores árboles, cuando la gente ve que puede circular en una calle que no es problema hacerlo, los ciclistas pueden transitar, pueden recorrer la avenida, la gente no solamente se apropia, la gente va a amar esta calle. De lo que se trata es recuperar el amor a esta avenida, el amor por la ciudad y necesitamos una calle más caminable .

El director de PROPCMX se despide de cada uno de los jóvenes que le acompañaron en el recorrido, cruza corriendo Chapultepec para abordar el auto Jetta color negro, donde lo espera su chofer, y seguir con su apretada agenda para difundir este proyecto, que según él, lo ha tenido presente durante 22 días ininterrumpidos en los medios de comunicación.

jram

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios