Ligan a ex policía con muerte de cineasta León Serment

06/10/2016
03:40
Eduardo Hernández
-A +A
Benjamín no quería a sus papás, declaran en la audiencia; vinculan a proceso a cuatro inculpados por caso Serment

[email protected]

Tras la muerte de su esposo, el cineasta León Juan Salvador Serment Guerrero, María Adriana Rosique Manjarrez temía por su vida, incluso declaró ante el Ministerio Público que se tuvo que mudar a la casa de una de sus hermanas, pues sospechaba que su hijo y su nuera eran los responsables.

Ayer, en punto de las 10:00 de la mañana, frente a los imputados y al asesor privado de la familia de Adriana Rosique, el juez José Guadalupe Aviña Estrada salió para escuchar las acusaciones del Ministerio Público y las refutaciones de los defensores.

En la mesa de los imputados estaban el hijo del cineasta, Juan Benjamín Serment Rosique junto a su defensor Javier de Anda; a un costado los autores materiales, un hombre y una mujer defendidos por Elsa Estebes; y en la orilla, la novia de Benjamín, defendida por María del Rayo Melgoza.

El representante del Ministerio Público relató el homicidio que se registró el pasado 27 de agosto, frente al número 45 de la cerrada de Alconedo, en la colonia Merced Gómez, delegación Álvaro Obregón, y después presentó las pruebas que se han obtenido desde el día del homicidio.

“La señora Adriana Rosique señaló en entrevista que temía por su vida y que después de la muerte de su esposo no sabía qué estaba pasando, que tenía miedo”, dijo el funcionario.

Antes de morir, Adriana Rosique refirió que estaba segura que su hijo y su pareja eran los responsables, además había descrito a su nuera como manipuladora, incluso señaló que habían llegado a los golpes.

Uno de los inculpados refirió que dos de las mujeres que participaron en el homicidio tenían una relación amistosa desde hace más de 7 años, debido a que eran vecinas.

“Dijo que Benjamín no quería a sus papás porque no le ponían atención desde pequeño y en varias ocasiones manifestó que quería matar a sus padres”, leyó el representante del MP.

El imputado refirió ser ex policía de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina y que en mayo se reunió en la estación Miguel Ángel de Quevedo con los otros tres inculpados, donde acordaron el homicidio, se coordinaron las tareas y Juan Benjamín acordó pagar 100 mil pesos por cada asesinato; les dio un anticipo de 6 mil pesos.

“El dinero se los iban a dar después de cometido el homicidio, refirió que él fue quien ejecutó a la víctima, pero Benjamín y su novia planearon el asesinato, le dijeron que fingiera una pelea o que simulara un asalto”, comentó el fiscal Armando Camargo.

De acuerdo con el testimonio, Benjamín fue el que llevó a la víctima a su ejecución, su novia dio aviso de la salida del departamento y los otros dos culminaron con la vida del creador de películas como El efecto tequila y Kada kien su karma.

Otra de las pruebas fue el resultado del cateo que se ralizó a la casa de una de las inculpadas, donde se encontraron documentos de la víctima y la ropa que utilizó en el homicidio.

Los defensores no presentaron elementos que refutaran la información del Ministerio Público, por lo que el Juez de control, José Guadalupe Aviña Estrada, determinó vincular a proceso a Juan Benjamín y a los otros tres inculpados, por homicidio doloso.

El juez concedió al Ministerio Público y a todas las partes cuatro meses para recabar los resultados de peritajes y videos restantes, por lo que la siguente audiencia será aproximadamente el 5 de febrero de 2017.

Además determinó continuar con la prisión preventiva oficiosa contra los cuatro inculpados.

El abogado de la familia de Adriana Rosique, Andrew Martín Ramírez, señaló que todos están desechos y que ninguno se presentará a las audiencias, adelantó que en los próximos días se realizará la audiencia por el homicidio de la también cineasta María Adriana Rosique Manjarrez.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios