Remodelación de mercados, lenta pero segura

En tres años, el gobierno capitalino ha modernizado 24 de 329 centros de abasto; se quejan locatarios de la colonia Postal que ayuda cae a cuentagotas

El mercado Postal, ubicado en la delegación Benito Juárez, necesita rehabilitación del drenaje y la red eléctrica (ARIEL OJEDA. EL UNIVERSAL)
Metrópoli 27/08/2016 01:06 Sandra Hernández Actualizada 15:26
Guardando favorito...

[email protected]

En tres años, el Gobierno de la Ciudad de México ha modernizado 24 de 329 mercados públicos que hay en toda la capital, por lo que la remodelación de los inmuebles va lenta pero a paso firme, afirman autoridades.

Mediante el Fondo de Mejoramiento y Fomento para los Mercados Públicos, el gobierno central y las delegaciones han invertido más de 500 millones de pesos en los últimos tres años, con lo que se han mejorado mercados de 11 de las 16 delegaciones excepto Coyoacán, Iztacalco, Iztapalapa, Milpa Alta y Venustiano Carranza.

A la fecha están en proceso de remodelación los mercados del Cerro del Judío, La Loma y Turístico ubicados en la delegación Magdalena Contreras, Olivar del Conde en Álvaro Obregón. El mercado San José en Tláhuac ya está terminado.

Entre las necesidades de los mercados destacan la rehabilitación del drenaje y la red eléctrica. En esa situación está el Mercado Postal, ubicado en la colonia Postal, en la delegación Benito Juárez, que no ha sido intervenido.

“Se llega a inundar el mercado. Aunque han venido de la delegación a arreglar el inmueble seguimos teniendo muchas goteras, no hay agua y está tapado el drenaje”, afirmó María del Carmen García, locataria.

Por su parte, Roberto Tapia explicó que debido a la humedad que se genera por las goteras, los alimentos que venden se descomponen más rápido. “Nos han dado el apoyo a cuentagotas. Medio arreglan y ya. No hay algo con lo que digamos: ‘ahora sí arreglaron bien’”, afirmó el comerciante.

Al respecto, el secretario de Desarrollo Económico (Sedeco), Salomón Chertorivski, dijo que es necesario modernizar los mercados de la ciudad: “Fueron muchos años de no hacerlo y las necesidades son apremiantes. Tres de los 24 mercados se reconstruyeron a partir de desastres, entre ellos, el mercado Río Blanco y Beethoven afectados por las granizadas de Semana Santa en 2014”.

El director General de Abasto y Comercialización de la Sedeco, Alejandro Piña Medina, explicó que a través de los recursos del fondo para los mercados públicos se pretenden hacer cambios radicales en la infraestructura de los inmuebles, así como en sus drenajes, instalaciones eléctricas; mejoramiento de fachadas, remozamiento de locales y techumbres.

“Por ejemplo, el mercado Río Blanco se volvió a hacer por completo, ese lugar está funcionando, tiene buenas instalaciones y lo que ha ayudado a invertir en infraestructura es que la gente acude a comprar porque hay condiciones de sanidad, inocuidad, eso atrae más clientes”

Sin embargo, locatarios de ese centro de abasto afirmaron que la modernidad asusta a la clientela pues creen que los productos son más caros.

“Se dio la rehabilitación en el mercado para ser más competentes comercialmente, pero espanta mucho a la clientela que está acostumbrada a comprar en la vía pública y que va con el marchante que tiene los alimentos en huacales en el suelo, de pronto vienen aquí y ven que el comerciante tiene aire acondicionado para mantener la fruta fresca, y dice: “¡caray, esto es de lujo!'”, afirmó Benjamín Aguilar Santillán, secretario General de Comercio de la Mesa Directiva del Mercado Río Blanco.

Si bien el cambio sorprende al público, los comerciantes están obligados a demostrar que están en constante evolución y crecimiento.

“Aunque el mercado debe cumplir con ciertas características, no podemos cerrarnos a la modernidad, no podemos cerrarnos a competir en los precios. La modernidad nos puede dar un crecimiento, pero es cuestión de entrar en ese cambio”.

Tradición asegurada. Con la Declaratoria como Patrimonio Cultural Intangible a los mercados públicos de la ciudad, las tradiciones que se llevan a cabo al interior de los inmuebles deberán ser protegidas por el gobierno de la ciudad; sin embargo, las siguientes administraciones no estarán obligadas a otorgar un recurso para mejorar la infraestructura de éstos.

“El hecho de que sea intangible es relevante porque estamos protegiendo la tradición cultural que significa el mercado público y la responsabilidad será para ésta y las siguientes administraciones de asegurar los presupuestos para que esa tradición prevalezca”, afirmó el secretario de Desarrollo Económico, Salomón Chertorivski.

Agregó que la actual administración se compromete a dejar una política pública “bien marcada” de rescate de dichos inmuebles.

Temas Relacionados
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios