Suscríbete

Arresto de líder de cártel destapa red de narcomenudeo

Dicen que 'Pancho Cayagua' invadía predios para usarlos como bodegas

Metrópoli 18/08/2016 00:41 David Fuentes Actualizada 11:53
Guardando favorito...

[email protected]

La detención de Pancho Cayagua por la procuraduría capitalina, uno de los principales líderes del Cártel La Unión de Tepito, puso al descubierto la diversificación de esta célula criminal que durante los últimos 12 meses se dedicó a ocupar predios de manera violenta, que después eran utilizados como bodega y puntos de venta de droga.

Para esto, según un informe de inteligencia federal, la gente de Pancho Cayagua seleccionaba los predios e irrumpía de manera violenta para después amenazar a los propietarios que reclamaban el terreno con asesinarlos si no accedían a otorgárselos a cambio de una cantidad simbólica de dinero.

El informe en poder de EL UNIVERSAL detalla que incluso Pancho Cayagua recibía protección de una persona que se ostenta como jefe regional de la Procuraduría General de la República (PGR), identificado como José Daniel Fernández Martínez, quien supuestamente recibe “rentas” de un sector del Cártel de La Unión que se dedican a la venta de discos pirata, ropa de paca y de las narcotienditas en las delegaciones Cuauhtémoc, Venustiano Carranza y Miguel Hidalgo.

En este sentido, se dio a conocer que la procuraduría capitalina investiga también a Roberto Moyado Espinoza El Betito, y a otra persona, a quien identifican sólo con el mote de El Rachid, como los responsables de invadir predios en las colonias Moctezuma, la zona Centro y el propio barrio de Tepito, y que aparentemente de manera violenta se han apoderado de por lo menos siete terrenos, algunos de éstos incluso los hizo públicos el delegado en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal.

También controlan videocámaras. Las ganancias por la extorsión que ejerce La Unión a comerciantes de Tepito, la zona Centro, el corredor Roma-Condesa, en algunas partes de la GAM e incluso Iztapalapa, ascienden a 200 mil pesos quincenales, aproximadamente, recursos que se invierten en comprar protección para evitar ser detenidos.

En el documento se detalla que un ex agente federal de apellido López Castillo El Moco, es el vínculo entre el cártel y los encargados del Centro de Operaciones Especiales (COE), antes UMAN, de la delegación Venustiano Carranza. Desde este punto se tiene acceso a las cámaras de seguridad de la ciudad y les advierten de operativos, de la presencia policiaca e incluso de grupos rivales.

La vigilancia se extiende hasta las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México donde —a raíz de la diversificación de este cártel— se sabe que se dedican al robo de turistas al tener en las inmediaciones de las casas de cambio halcones que alertan de los visitantes que cambian dólares y euros, todos se mueven en motonetas, lo que complica su captura.

Debido a los presuntos nexos de estos agentes federales se han iniciado investigaciones internas para determinar si efectivamente están en contubernio con esta célula criminal, como parte de los primeros resultados se dio el cese de dos policías y la restitución del lugar del trabajo de otros cinco, lo que facilitó la captura de uno de los líderes del Cártel de La Unión de Tepito.

Guardando favorito...

Comentarios

 
Recomendamos