15 | DIC | 2019

Anuncian 2 deprimidos para Cuajimalpa

02/06/2016
00:53
Gerardo Suárez
-A +A
Esperan eliminar embotellamientos y bajar traslados de 30 a minuto y medio

[email protected]

Para agilizar el caos vehicular en las vialidades que conectan la delegación Cuajimalpa y el municipio mexiquense de Huixquilucan, se alistan dos proyectos de deprimidos vehiculares en avenida Carlos Echánove.

La primera obra se realizará en el cruce de Carlos Echánove y Julián Adame, donde a diario pasan unos 34 mil 500 automovilistas de diversas colonias y del Estado de México, que provocan un embotellamiento habitual que toma hasta 30 minutos superar en horas pico, tiempo que se prevé bajar a un minuto y medio, informó el jefe delegacional en Cuajimalpa, Miguel Ángel Salazar.

“Iniciaremos la obra en agosto próximo, costará 29.6 millones de pesos provenientes de recursos federales y tomará 10 meses realizarla”, dijo.

En toda la avenida Echánove circulan 72 mil vehículos diario, precisó. En esta obra el flujo vehicular de dicha calle se enviaría por debajo de la avenida Julián Adame para mejorar la circulación y así evitar el atorón que afecta a colonias como El Molinito, San José de los Cedros, Vista Hermosa y Navidad, e incluso a quienes vienen de Huixquilucan por la vialidad de la Barranca de Hueyetlaco.

Hueyetlaco fue abierto en enero pasado para reducir los tiempos de traslado entre dicho municipio y Cuajimalpa, pero debido al impacto vial la delegación propuso crear otro paso a desnivel en el cruce de Echánove con Vasco de Quiroga, en la zona corporativa de Santa Fe.

Como medida de mitigación por la apertura de Hueyetlaco, el gobierno estatal invirtió 4 millones de pesos en un estudio vial que está en marcha en ese punto y que concluirá en septiembre, informó la secretaría de Infraestructura mexiquense.

El estudio incluye la medición de aforos e ingeniería de tránsito, elementos que indicarán si es viable la obra, y de ser así se elaborará un proyecto ejecutivo, pero competerá al gobierno de la Ciudad de México gestionar los recursos, precisó Apolonia Martínez, directora de Vialidad de la secretaría.

De realizarse el proyecto, se iniciaría en 2017 y una de las opciones planteadas es enviar el flujo de Vasco de Quiroga de manera subterránea y mantener continuo el tránsito a nivel de superficie en Echánove y su continuación Salvador Agraz, aunque en lugar de un desnivel se contemplan puentes vehiculares como otra alternativa.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios