“Enterramos a Ángela, no enterramos el problema”

Édgar Elías Azar asegura seguirá la búsqueda de los familiares de la pequeña; el ADN de la menor se ha enviado a diversos países de Centroamérica

Édgar Elías Azar, presidente del TSJ, enfatizó que el entierro de la pequeña Ángela no significa que su caso sea olvidado (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Metrópoli 03/05/2016 01:09 David Fuentes Actualizada 01:09
Guardando favorito...

[email protected]

Para el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México el caso de Ángela, la niña que fue hallada sin vida en una maleta, no está cerrado. Después de mantenerla por un año en el Instituto de Ciencias Forenses (Incifo), apenas la semana pasada la pequeña fue inhumada por funcionarios del Poder Judicial capitalino, el organismo asegura que la búsqueda de sus familiares continúa y no cesará.

Así lo sostuvo el magistrado presidente, Edgar Elías Azar, quien aclaró que la inhumación de Ángela se realizó como un acto de humanidad, pero como autoridades no pueden permitir cerrar el caso hasta hallar a algún conocido de la niña, por lo que los trabajos continúan, al tiempo que, de manera constante, se está corroborando con autoridades judiciales de diversos países el ADN de la menor, incluso, con personas que hayan llegado en calidad de desconocidos a los Semefos.

“Enterramos a Ángela, no enterramos el problema. No podemos cerrar los casos enterrando cuerpos, no lo vamos a hacer. Si bien Ángela fue inhumada se hizo con la intención de darle un descanso, pero lo dije en ese momento; no la olvidaremos, y no olvidarla significa continuar la búsqueda de sus familiares”.

“Nosotros no nos vamos a detener mientras yo este en el Tribunal, mientras yo permanezca aquí, les garantizo que la búsqueda continuará. En alguna parte del mundo hay una persona que también busca a Ángela y nosotros debemos encontrar a esa persona”, precisó el titular del Tribunal Superior de Justicia local.

En un acto humanitario, las autoridades del Tribunal de Justicia Local, le dieron el último adiós a la menor de escaso año y medio, para esto, en el panteón Memorial de Naucalpan, en el Estado de México, se realizaron las honras fúnebres de Ángela, quien no fue incinerada ni enviada a la fosa común, los especialistas la embalsamaron para conservarla intacta, con la esperanza de que alguien la reclame algún día.

Además, se conservó su ADN, el cual fue distribuido principalmente en países de Centroamérica, ya que según los especialistas, por sus rasgos físicos, los padres podrán ser originarios de la zona, también se mantienen constante comunicación con las autoridades de Guerrero, Oaxaca y Chiapas al no descartar que probablemente venga de una comunidad indígena y que por eso, sus familiares han tardado tanto en reclamarla.

Sin embargo, y para que la búsqueda sea por todo el mundo, los encargados del TSJ dieron conocimiento de sus señas particulares y ADN a varios consulados del país que se encuentran en Europa y los Estados Unidos, donde también se buscan los familiares de la pequeña quien fue encontrada el pasado 24 de marzo de 2015, dentro de una maleta Ralph Laurent en las inmediaciones de una jardinera ubicada frente al 27-A de la calle Berlín en la colonia Juárez.

Según el retrato hablado que se hizo de la menor, tenía de entre un y un año y medio con ojos cafés, cabello oscuro, tez morena clara, mentón ovalado y medía apenas 85 centímetros, al momento de encontrarla vestía un pantalón amarillo y una blusa blanca, la menor fue enterrada a manera homenaje en el marco del Día Internacional Contra el Maltrato Infantil, con esto aseguran las autoridades, el caso no se olvidará.

Temas Relacionados
Edgar Elías Azar
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios