17 | AGO | 2019
fotos tomadas de IG de Decantos Vinícola y Finca La Divina / cortesía de Issa Plancarte

Escápate al Valle de Guadalupe

08/05/2017
12:19
Issa Plancarte
-A +A
En tus próximas vacaciones, date un fin de semana en el Valle de Guadalupe: vinos, quesos y una gran escena restaurantera te conquistarán

Pocas experiencias tan enriquecedoras como pasar unos momentos en uno de los sitios que más ha aportado a la gastronomía nacional como lo es Baja California —es algo así como  Disneylandia para  los sibaritas. Lo tiene todo, desde gran comida callejera, algunos de los mejores vinos y cervezas artesanales, hasta restaurantes que bien valen una peregrinación. Aca te damos un recorrido de 24 horas en la Toscana mexicana.

 

Finca La Divina
Hospédate en este bed & breakfast creado por el chef Javier Plascencia, o más bien lo que él llama «una estancia gastronómica». Se trata de una casa con tres habitaciones y un departamento privado en el que se ofrece la misma experiencia culinaria que en Finca Altozano, su otro proyecto en el Valle. Al entrar, inmediatamente te sentirás en un ambiente relajado y bohemio donde solo dan ganas de ser consentido. Es como uno de esos sitios donde quieres estar acompañado de tus amigos, sabes que comerás y beberás tremendo y donde todos la pasarán bien. Una pequeña alberca y jacuzzi complementan la experiencia de la parrilla del jardín. Entre sus próximos planes, está una residencia donde chefs podrán pasar unos meses inspirándose en  ingredientes, retirarse a escribir libros o  ir a cocinar bajo alucinantes atardeceres y noches repletas de estrellas.

 

Decantos Vinícola
Es una de las bodegas más jóvenes del Valle, con apenas diez meses de vida. Pero ya está dando mucho de qué hablar gracias a su enólogo Alonso Granados, originario de Ensenada, y quien realizó la mayor parte de sus estudios en España. Es algo así como un inventor loco: siempre está buscando cómo mejorar las técnicas de vinificación y ya tiene varias patentes pese a su corta edad. Es el único que realiza maceración carbónica de una mezcla de uva Carignan y Tempranillo, que resulta en una intrigante copa con notas a madera, pese a no a haber pasado por barrica. Más allá de sus vinos, lo que sorprende de Decantos es su arquitectura, en la que la gravedad se utiliza para llevar el vino a los tanques y después a las barricas. La bodega está construida dentro de un cerro, a 12 metros bajo la superficie, por lo que también utiliza la temperatura ambiental.

 

Concierto Enológico
Esta bodega familiar también es relativamente joven, pero a su corta edad ya ha sido merecedora de premios en uno de los concursos más prestigiosos del sector vitivinícola:  Vinalies Internationales, que es organizado por la Unión de los enólogos de Francia y donde su etiqueta Pauta 2011 recibió la medalla de plata. Trece hectáreas componen el sitio en el que Luis y Marga, en compañía de sus hijas, han creado un proyecto que trasciende los lazos sanguíneos en una misión particular para crear un producto del cual sentirse orgullosos. Da un paseo por la bodega, sorpréndete con su tecnología enológica.

Corazón de Tierra
El chef Diego Hernández Baquedano se ha convertido en una insignia de la cocina dela región, junto a los chefs Javier Plascencia, Benito Molina y Jair Téllez. Su restaurante está posicionado en el lugar 42 de los 50 mejores restaurantes de Latinoamérica por una gran razón: su espectacular cocina donde el producto es la estrella. Su propuesta está ligada íntegramente a lo que la naturaleza decide qué es lo mejor  para el día: desde lo que está listo en su propio huerto —ubicado frente al restaurante—, hasta los ingredientes que el mar, la tierra y el aire de Baja California ofrecen. Lo mejor de sentarse en la mesa de Corazón de Tierra es  disfrutar de la espectacular vista y un bello atardecer.

 

Tips de viajero
Gracias a que Uber ha lanzado su servicio más reciente llamado #UberValle, ahora es posible que pases un buen rato en ese sitio recorriendo sus secretos y  comiendo como si no hubiera mañana. ¡Olvídate de rentar un carro y de manejar por la carretera! También, no olvides estar continuamente hidratado, pues es muy fácil que entre tanta degustación de vinos se te olvide por completo. La regla de oro es tomar un vaso de agua por cada copa. Además, si tienes una oportunidad, prueba la extraordinaria comida callejera que te aguarda: desde las tortas de carne asada hasta los burritos de langosta de Rosarito. 
  Sí, el tiempo es limitado para el montón de actividades que puedes realizar y es buen pretexto regresar. Eso sí: lleva ropa cómoda porque después de grandes comilonas y botellas de vino, necesitarás espacio de sobra. Nada mal para planear estas vacaciones, ¿no? 

 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios