2018, año de acciones ciudadanas

Martha Alejandra Chávez Camarena

Los próximos doce meses atestiguarán un número muy importante de elecciones alrededor del mundo y, por supuesto, México no será la excepción.

Sin duda las actividades electorales serán el foco de atención a lo largo y ancho del mundo. Desde Rusia hasta países africanos, pasando por un gran ciclo electoral en Latinoamérica. La democracia entrará en funcionamiento para redistribuir los pesos y contrapesos políticos de nuestro mundo.

De igual forma que en muchos otros lugares, en la CDMX se vivirá un ejercicio electoral por demás interesante. Este será el primero que regirá la Constitución local, que marca un nuevo diseño de gobierno conformado por alcaldías y que permitirá elegir el primer Congreso de la capital de nuestro país.

Además de estrenar normativa, estas elecciones presentan algunas características novedosas, como las candidaturas independientes, la conformación de cabildos dentro de cada alcaldía y la posibilidad de emitir el voto desde el extranjero.

A esto se suma un alto nivel de competencia entre las personas que participan en este proceso electoral, tanto en la elección de la jefatura de gobierno como en múltiples puestos de la administración pública local. La futura conformación política de los diversos niveles de gobierno de la Ciudad es en muchos casos incierta, si no casi imposible de pronosticar a siete meses de la jornada comicial.

Todas estas condiciones conforman un marco nuevo para la ciudadanía y las autoridades. Este escenario habrá de impulsar la realización de numerosas acciones que fortalezcan la democracia, consolidando los principios democráticos que se encuentran incorporados en nuestra reciente Constitución.

Sin duda, el proceso electoral que se vivirá en la CDMX representa una oportunidad para que la ciudadanía tome el lugar central que le ha correspondido desde 1997, cuando se eligió por primera vez un Jefe de Gobierno, en el entonces Distrito Federal.

El primero de julio de 2018, las mujeres y hombres de nuestra ciudad estarán frente a condiciones inéditas para emitir el voto más democrático y libre de nuestra historia. Se encontrarán en disputa un total de 243 puestos de elección popular, entre los que se cuentan la jefatura de gobierno, el nuevo Congreso local y 160 concejales y las alcaldías.

El nuevo marco legal asegura que, en cada caso, las candidaturas deberán respetar el principio de equidad de género. Por lo que, las mujeres tendrán la oportunidad de abatir la brecha histórica de la falta de paridad en la presencia femenina en el gobierno de la Ciudad. De igual forma, la juventud, los pueblos y barrios originarios, cuentan con la garantía de que al momento de integrarse las candidaturas contarán con representantes de sus comunidades en la boleta electoral. En el caso de los concejos de las alcaldías se elegirán a 160 personas para que conformen los cabildos de cada una de las 16 alcaldías, junto con aquellas personas que sean electas como alcaldes y alcaldesas.

Nunca antes la ciudadanía capitalina tuvo la posibilidad de ejercer su derecho a elegir tan alto número de representantes. A través del sufragio cada persona que acuda a las urnas tendrá, más que nunca, el poder para decidir el futuro de la Ciudad.

Las instituciones como el Tribunal Electoral de la Ciudad de México, garantizan que los derechos político electorales y las normas que rigen el proceso electoral sean respetados. Sin embargo, todas estas condiciones e instituciones creadas para fortalecer la democracia pierden su capacidad e impacto positivo, si la ciudadanía en su conjunto no acude a las urnas.

Si cada una de las ciudadanas y ciudadanos capitalinos tomamos la acción democrática en nuestras manos el día de las elecciones, con el acompañamiento y tutela de las instituciones públicas, se podrá reflejar el verdadero carácter plural e incluyente de la capital del país.

Hago un llamado especial a las mujeres para que acudan a las urnas a ejercer no solo su derecho, sino su obligación de votar. Es importante demostrar que la lucha por lograr la representación del sector femenino, también refleje nuestro compromiso con la democracia de México y nuestra Ciudad.
 

Magistrada del Tribunal Electoral de la Ciudad de México. Maestra en Argumentación Jurídica por la Universidad de Alicante, España.

Guardando favorito...

Comentarios