Mi paso por el periodismo

Manuel Clouthier Carrillo

Lo hacemos por lo siguiente:

Los reporteros, editores, fotógrafos, personal admistrativo y de publicidad de Noroeste reprobamos las expresiones en Twitter en contra de uno de nuestros accionistas, ex director general y ex presidente del consejo de esta casa editorial.

Lo hacemos por lo siguiente:

EL ingeniero Manuel Clouthier Carrillo fue delegado del consejo de esta empresa de 1992 a 1994; Fue director general de 1995 a 2006 y presidente del consejo de 2006 a 2008; En 2009 renuncio a la casa editora para dedicarse 100% a la política. Durante estos 16 años que dedicó al grupo editorial Noroeste contrató directores profesionales que dieron un cambio profundo en la estructura organizativa y editorial del periódico, logrando el primer rediseño del impreso y la modernización tecnológica de la organización. Estos procesos fueron encabezados por el licenciado Jesús Cantú, en el área editorial y los licenciados Julio Gaytán y Manuel Becerra en las áreas de negocio de las plazas de Culiacán y Mazatlán respectivamente. En ese periodo se abrieron las páginas editoriales a la pluralidad ideológica y Noroeste marcó la agenda periodística en el estado.

En enero de 1995, a solicitud del consejo de administración, el ingeniero Clouthier tomo la dirección general para hacerle frente a una de las peores crisis económicas que se ha tenido en nuestro país a raíz del error de diciembre de 1994; “Necesitamos que este proceso lo dirija alguien que le duela, si no vamos a quebrar”, le dijeron los accionistas a Clouthier, que entonces tenía 33 años.

El ingeniero renunció a los negocios familiares para ocuparse de tiempo completo a Noroeste, logrando sortear positivamente la crisis. Debe reconocerse que las crisis son tremendamente injustas porque hubo que despedir a muchísimos empleados que no tenían ninguna culpa; así se cerró la planta de Los Mochis, el criterio que sustentó la difícil decisión fue “A veces hay que podar el árbol para salvar el tronco”.

En 1996 Clouthier logra convencer a un grupo de inversionistas de capitalizar el periódico diluyéndose los accionistas fundadores. Empresarios como don Pepe Lichter, don Roberto Tarriba, don Pancho Madero, don Octavio Rivera Faber y don Jesús Juárez, creyeron en el proyecto de Noroeste y le piden a Clouthier permanecer en la dirección.

Los siguientes 11 años, de 1997 a 2007, fueron los mejores años del grupo editorial con Clouthier a la cabeza. En ese periodo se construyeron instalaciones propias en Mazatlán, se modernizaron las de Culiacán y se realizó un nuevo rediseño; se creó el nuevo manual de estilo, el código de ética, se instituyo la figura del defensor del lector ocupando esa novedosa posición el prestigiado académico el doctor Rafael Valdez Aguilar.

Durante su gestión se integraron extraordinarios equipos directivos y editoriales, se capacitó al personal, se institucionalizó la empresa; y en ese tiempo se enfrentó una de las peores represiones que ha sufrido el periodismo sinaloense por denunciar la corrupción y la narcopolítica del sexenio de Juan S. Millán (1999–2004); aun así la institución salió adelante y no le tocaron a un solo periodista, sin embargo a Clouthier lo amenazaron, incluso de muerte.

El ingeniero Clouthier Carrillo tiene casi 10 años de haber dejado la administración del periódico, así da cuenta una entrevista de José Alfredo Beltrán publicada el 20 de marzo de 2009, cuando renuncia.

Cito textual: “Hoy se retira para dedicarse 100% a la política, en medio de una crisis mundial, aunque con una diferencia sustancial. Deja, afirma, una empresa sólida, sin deudas, que ha institucionalizado sus procesos, con órganos colegiados, un cuerpo de directivos y un equipo, que sabe muy bien cuál es la misión y cuales los retos por venir… de aquí en adelante… esa será tarea de quienes dirigen Noroeste y de quienes participan en él. Y mi tarea será política. Punto”, concluyó Clouthier.

La semana pasada se reunieron el periodista Ernesto Gutiérrez empleado de Noroeste y el ingeniero Clouthier y se pidieron disculpas mutuas. Uno por denostar a Clouthier en las redes sociales al culparlo de lo que no es responsable; Y el otro por responderle groseramente a Gutiérrez. Clouthier ha dejado claro que no admite responsabilidad sobre lo que no es responsable, el dejo la administración hace casi 10 años. Y les dice a quienes buscan certidumbre en un periódico, que se encuentran en el negocio equivocado.

Ingeniero industrial y empresario

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios