Se encuentra usted aquí

Precampañas, ¡60 días después!

Los votantes deberán ser muy críticos en las campañas e ir a votar con la cabeza y no con el estómago
16/02/2018
02:13
-A +A

El domingo terminaron 60 días de precampañas y creo necesario reflexionar sobre lo que ahora sabemos de los precandidatos.

De acuerdo con la LGIPE (Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales de 2013), durante este periodo de intercampañas escucharemos a los candidatos sólo en entrevistas, mesas de análisis o en eventos privados. ¡No nos decepcionen! ¡Cambien los ataques por propuestas!

La precampaña nos mostró a un López Obrador diferente; más relajado y tranquilo, incluso haciendo chistes, supongo que producto de la ventaja que cree tener en las encuestas. Escuchamos algunas propuestas paradójicas como construir seis nuevas refinerías, pero alentando una transición a energías renovables; otras inviables como, cancelar el NAICM, o sin sentido, como vender el avión presidencial; u otras fuera de lugar como otorgar amnistía a personajes del crimen organizado.

Sin embargo, en las últimas semanas también vimos al López Obrador que todos conocíamos: colérico, agresivo e intolerante ante sus críticos; el candidato que sólo agrada a sus fervientes fanáticos. Todo esto nos deja la pregunta de si fuimos engañados durante la precampaña y su personalidad real es la que vimos al final, ¿acaso nos está diciendo que éste es el verdadero López Obrador que puede llegar a gobernar?

Ricardo Anaya sigue hablando de la corrupción de los otros, pero no puede aclarar las inconsistencias de su patrimonio o las que hay sobre la fundación que creó en Querétaro. Su única propuesta, la relativa al Ingreso Básico Universal, y que repite constantemente, sigue sin tener fundamento y sin que los números cuadren. Vemos a un candidato que, más que querer ganar, quiere que pierdan los demás; parece creer que la mejor defensa es el ataque. ¿Acaso nos quiere decir que aunque él sea malo, los demás son peores? Su falta de experiencia lo obliga a tomar otros caminos, pero ¿Cree que tocando la guitarra y el teclado (mal, por lo que se ve) con una tesis profesional sobre “el valor artístico del grafiti” (what!) y haciendo anuncios en inglés le será suficiente para ser presidente?

Meade, por su parte, se ha enfocado en dar propuestas. En un análisis de medios, Integralia concluye que fue el único candidato en dar a conocer sus propuestas de política pública. Propuestas como: universalizar el sistema de salud pública; incentivar la generación de energías limpias; igualar los salarios de hombres y mujeres; multiplicar las redes de transporte interurbano, entre muchas otras. Meade es el más preparado y sin duda puede encauzar el barco. He escuchado que le hace falta histrionismo, pero cuando hemos tenido presidentes histriónicos, con gran manejo del escenario, ¡también se quejaban y decían que los presidentes deben ser serios y austeros!

Las campañas se ganan con estrategia y sin duda Meade la tuvo; su precampaña se centró en darse a conocer y lo logró: las encuestas dicen que, en dos meses, el nivel de conocimiento pasó de 43 a 88% (Mitofsky y Forbes). Y no podemos olvidar su aseveración de la última semana: “soy el único sin cola que le pisen”. Meade se está dando a conocer, junto con sus propuestas, mientras los otros se tienen que defender o intentar explicar su pasado.

Por último, los candidatos independientes se dedicaron a recabar firmas. No hubo propuestas de su parte porque su único objetivo era lograr su nombre en la boleta y creo que tres lo lograrán.

Las precampañas cerraron con López Obrador equiparando su candidatura a un movimiento social aunque más bien parece religioso. Con Anaya atacando a sus contrincantes y sin propuestas sólidas y, sólo para la foto, escalando la estructura metálica del escenario. Por su parte, Meade cerró cumpliendo el objetivo básico de una precampaña: pedir el apoyo de los delegados para la Convención Nacional del PRI de este domingo.

Creo que los votantes deberán ser muy críticos en las campañas e ir a votar con la cabeza y no con el estómago. Nos estamos jugando el futuro del país.

 

Coordinador general de Puertos
y Marina Mercante.
[email protected]

Es economista, con 30 años en el servicio público donde se ha desempeñado en diferentes cargos, desde analista hasta Coordinador General en las Secretarías de Programación y Presupuesto, Energía,...

Comentarios