Los retos en seguridad para la CDMX

Francisco Rivas

Las carpetas de investigación iniciadas por la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México muestran que, en 2017, con respecto a 2016, aumentaron las tasas de homicidio doloso en 14.26%; la de homicidio culposo en 11.91%; la de robo con violencia en 28.47%; la de robo a casa habitación en 5.74%; la de robo a negocio en 13.15% y la de robo a transeúnte en 11.90%.

En contraste, la tasa de secuestro disminuyó en 1.77%; la de extorsión en 19.31%; la de robo de vehículo en 4.37% y la de violación en 46.26%.

¿Qué fue lo que sucedió en promedio en un día en la Ciudad de México? Se iniciaron 3 carpetas de investigación por homicidio doloso, 2 por homicidio culposo, 75 por robo con violencia, 30 por robo de vehículo, 18 por robo a casa habitación, 48 por robo a negocio y 58 por robo a transeúnte.

Sir Francis Bacon afirmaba que “el conocimiento da poder”, en ese sentido, estamos obligados a analizar con detalle estos datos estadísticos para poder mejorar las condiciones en las que viven los individuos y la colectividad.

En este contexto, si se quiere direccionar la política pública de manera eficiente y eficaz, es indispensable subrayar que, si bien la tasa de homicidio doloso sigue siendo menor que la nacional, y ocupa el lugar número 23 del ranking nacional, es la mayor de los últimos 21 años.

En particular si se busca combatir con puntualidad este delito, es necesario centrar los esfuerzos en las delegaciones Venustiano Carranza y Cuauhtémoc, ya que ocupan el primero y segundo lugar respectivamente, con una tasa superior a la nacional, también se debe poner atención en los crecimientos de Tlalpan y Álvaro Obregón.

Los delitos patrimoniales siguen siendo el principal reto para las autoridades de la Ciudad de México: la tasa de robo a transeúnte es la segunda más alta del país, la de robo a negocio es la tercera y la cuarta corresponde al robo con violencia.

Dos delegaciones concentran las mayores tasas de robo con violencia: Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo. Por ejemplo, la suma de sus tasas es equivalente a la suma de las delegaciones Milpa Alta, Cuajimalpa, Magdalena Contreras, Tlalpan, Tláhuac, Xochimilco, Coyoacán, Gustavo A. Madero y Álvaro Obregón.

Visto desde otro punto de vista, si el objetivo es disminuir la violencia en la Ciudad de México es importante focalizar esfuerzos en las delegaciones Cuauhtémoc, Benito Juárez, Miguel Hidalgo y Venustiano Carranza.

A este respecto, es de vital importancia combatir —de la mano con la Federación— el comercio ilegal de las armas de fuego. Los datos oficiales muestran que el año pasado 72.21% de los homicidios dolosos se consumó con arma de fuego, así como más de las dos terceras partes de los robos con violencia.

Es importante aprender de los delitos que continúan disminuyendo de manera sostenida.  ¿Qué fue lo que permitió que el robo de vehículo disminuyera, pese a que a nivel nacional este delito esté creciendo? o ¿qué políticas y estrategias han permitido la caída de la incidencia de la violación, que llega a su mínimo histórico posicionando a la Ciudad de México en el lugar 31 de las 32 entidades?

Si “el conocimiento da poder”, la Ciudad de México cuenta con información precisa y relevante que permite usar el poder para tomar acciones que mejoren las condiciones de seguridad de individuos y colectividad.
 

Director general del Observatorio Nacional Ciudadano.
@frarivasCoL

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios