Crimen reta a Yunes

Tras iniciar operativo, dejan 11 cuerpos en municipio que gestiona su hijo; no nos van a doblegar: Osorio; no se trata de un desafío: gobernador

Al recibir a agentes de la Gendarmería en Xalapa, el gobernador panista Miguel Ángel Yunes reconoció que el estado pasa por una etapa " muy difícil" en seguridad y admitió un repunte en la incidencia delictiva (MIGUEL CARMONA. EL UNIVERSAL)
Estados 02/03/2017 01:20 Edgar Ávila / Corresponsal Xalapa.— Actualizada 14:07

[email protected]

Presuntos miembros de la delincuencia organizada abandonaron 11 cuerpos en calles del municipio de Boca del Río, el bastión político del gobernador de Veracruz, el panista Miguel Ángel Yunes Linares.

Los restos de nueve hombres y dos mujeres, todos con evidentes huellas de tortura, aparecieron casi a la medianoche del martes, unas horas después de que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y Yunes Linares pusieron en marcha un operativo especial de seguridad en la zona montañosa central “para capturar objetivos en específico”.

Los cuerpos fueron abandonados en la calle Paseo Puerto Banderas, esquina Cosamaloapan, de la colonia Graciano Sánchez, en Boca del Río, municipio gobernado por el panista Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo del gobernador, donde, además, la Marina hace funciones de policía.

Ocho cadáveres estaban en el interior de una camioneta Nissan y tres más a un costado de la unidad. Los autores del crimen dejaron dos narcomensajes en los que señalaron que quieren tener el control del estado para permitir el ingreso de un nuevo grupo delincuencial.

“Con todo el apoyo federal”. En la Ciudad de México, Osorio Chong aseguró que el envío y presencia de fuerzas federales en los estados del país ha generado una respuesta dura de parte de la delincuencia, “pero el hallazgo de 11 cuerpos en Boca del Río no van a doblegar el esfuerzo federal”.

“Donde nos presentamos vamos con todo el apoyo federal; casi siempre hay una respuesta no adecuada, dura, a veces de la delincuencia, como es el caso de hoy; esto no va a doblegar el esfuerzo federal, el apoyo a los estados y por supuesto el combate al crimen organizado y el combate a los delincuentes para regresarle la paz a los ciudadanos”, declaró.

Recordó que el pasado martes, cuando visitó Veracruz, fue a decirle al gobernador Miguel Ángel Yunes que ante su propia petición de contar con el respaldo del gobierno de la República, él también se debe comprometer y corresponder con la formación de policías municipales y estatales.

El funcionario federal aceptó que el año pasado hubo un repunte en el rubro de los homicidios dolosos; sin embargo, aseguró que ningún mes ha sido tan alto como en la administración pasada de Felipe Calderón.

“Barbarie”. El gobernador Yunes Linares calificó el hecho como una “barbarie”, pero negó que los mensajes sean un desafío para el estado y atribuyó la muerte de los 11 a un pleito entre el crimen organizado:

“Como lo he venido señalando, es una lucha entre bandas de delincuentes organizados. Como lo dicen en el propio cartel que dejaron, se trata de una guerra entre ellos mismos”.

Sin embargo, reconoció que Veracruz vive una etapa “muy difícil” en materia de seguridad y destacó que desde 2016 hubo un incremento en la incidencia delictiva en todo el estado, incluso reconoció que los homicidios aumentaron 122%.

Llega Gendarmería a Xalapa. La mañana de ayer el gobernador blanquiazul dio la bienvenida a agentes de la Gendarmería que también reforzarán Xalapa y su zona conurbada.

En su mensaje, el mandatario afirmó que la seguridad no se logra “ni con buenos deseos ni con actos de voluntad”, sino con suma de hechos y acciones que, subrayó, su incipiente gobierno está alisando.

El secretario de Seguridad de Veracruz, Jaime Téllez Marié, reconoció, por su parte, que no han logrado la detención de los implicados en el asesinato y posterior abandono de los cuerpos.

Violencia empaña estado: IP. El sector empresarial de la zona conurbada y turística de Veracruz-Boca del Río manifestó su preocupación por los hechos de violencia, entre ellos la balacera que se registró en el fraccionamiento Villa Rica el pasado lunes.

El presidente de la Canaco, Jesús Muñoz, de Cote Sampiery, precisó que ambos hechos violentos se registraron en los días últimos del carnaval, por lo que su impacto no fue mayor para la fiesta, pero insistió que empañan la imagen de la entidad veracruzana.

El presidente de la Asociación Mexicanas de Hoteles y Moteles de Veracruz y Boca del Río, Sergio Lois Heredia, dijo que los hechos violentos “desvanecen” los esfuerzos que realizan los prestadores de servicios turísticos.

Comentarios