21 | MAR | 2019
El gobernador Miguel Ángel Yunes dijo que no cederá ante los chantajes que permitió la gestión de Duarte (MIGUEL ÁNGEL CARMONA. EL UNIVERSAL)

Ejidatarios toman presa; exigen 2.5 mdp por agua

06/01/2017
01:23
Edgar Ávila / Corresponsal
-A +A
Red abastece a Minatitlán, Cosoleacaque y Coatzacoalcos; gobierno de Duarte pagaba por permitir paso del líquido

[email protected]

Xalapa.— Habitantes de una comunidad serrana tomaron el acueducto Yuribia y cerraron las válvulas de la tubería que abastece de agua potable a más de medio millón de habitantes de la zona sur de Veracruz, para exigir el pago de 2.5 millones de pesos mensuales que el anterior gobierno estatal priísta les otorgaba a cambio de permitir dejar pasar el agua.

En respuesta, el gobernador de Veracruz, el panista Miguel Ángel Yunes Linares advirtió que no cederá a los chantajes de líderes ejidales.

En conferencia de prensa, dijo que la administración del ex gobernador Javier Duarte cedió a los chantajes de esos líderes y pagó 60 millones de pesos al grupo de ejidatarios liderados por Lino González para evitar el cierre de válvulas de la presa Yuribia.

Acusó que González —quien cuenta con una orden de aprehensión— recibía mensualmente 2.5 millones de pesos que distribuía entre su organización para permitir el paso de agua.

Detalló que cerca de las 4:00 horas del jueves los ejidatarios del municipio de Tatahuicapan tomaron la presa Yuribia y cerraron las válvulas mediante las cuales se abastece de agua a los municipios petroleros de Minatitlan, Cosoleacaque y Coatzacoalcos.

Además de Lino González Cruz, el mandatario aseguró que entre los involucrados figura el delegado de Morena, Eloy González Bautista, y la diputada también de Morena, María del Rocío Pérez.

Denunció que el anterior gobierno del estado cedió a la amenaza de este grupo para lograr que se les pagara el recurso directo de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan).

El pasado 28 de diciembre de 2014 el gobierno estatal firmó un convenio en el que se comprometía a no tomar medidas penales o civiles por el cierre. El documento fue firmado por el entonces secretario de Gobierno, Erick Lagos; el secretario de Finanzas y Planeación, Mauricio Audirac; el entonces procurador, Luis Ángel Bravo, y la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso local, Anilú Ingram.

Por ello, ya se presentaron denuncias, pues, aseguró, los familiares de Lino González cobraban como “aviadores” en la Comisión de Agua de Coatzacoalcos, a cargo de Antonio Macías, suegro de Javier Duarte.

Yunes Linares advirtió que por el cierre de las válvulas los servicios básicos de salud quedarán sin agua; es decir, que los hospitales no tendrán agua y las actividades industriales y comerciales se verán dañadas.

“Me comprometo con los habitantes a resolver el problema y aplicaremos la ley a quienes lo provocaron”, dijo.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios