Megaobra de salud en Cd. Juárez, un ‘cascarón’

Planeado para operar en en 2015, el complejo hospitalario de Ciudad Juárez tiene un avance de 50%; la ASF detectó que el gobierno de César Duarte favoreció a constructoras con contratos millonarios
El mayor avance en lo que se proyectaba como el mejor hospital del norte del país y que incrementaría 100% la calidad en servicios de salud para los juarenses se percibe en la fachada, a la cual se le dio prioridad (LUIS FIERRO)
09/12/2016
03:50
Luis Fierro / Corresponsal
-A +A

Ciudad Juárez

Planeado para inaugurarse en 2015, como el mejor hospital del norte del país y uno de los mejores de México, el Hospital General de Especialidades y Cancerología de Ciudad Juárez es hoy sólo un cascarón. La construcción está al 50% y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) investiga presuntos actos de corrupción de funcionarios del anterior gobierno estatal, a cargo del priísta César Duarte (2010-2016), para favorecer a las constructoras.

Tras realizar un recorrido por el complejo en obra negra, Javier Corral —quien asumió la gubernatura el pasado 4 de octubre— dijo que se auditará el gasto realizado en el complejo hospitalario que prometía aumentar 100% la oferta de salud de mayor calidad para los juarenses, para determinar responsables de posibles actos de corrupción.

Una de las investigaciones apunta a que el entonces subsecretario de Obras Públicas del estado, Everardo Medina, habría alterado las licitaciones para beneficiar a empresas con las que tuvo acuerdos extraoficiales, señalan informes gubernamentales.

La presunta corrupción en el manejo de los recursos para la construcción de los hospitales también fue denunciada en febrero de este año, por el gremio médico.

“La corrupción y el favorecimiento a empresas constructoras provocan que las obras queden mal hechas se vuelvan inviables y los perjudicados son los pacientes y los médicos que van a trabajar allí”, sostuvo Lorenzo Soberanes Maya, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Ciudad Juárez, en una declaración a la prensa local.

Añadió que las empresas “construyen como ellos piensan que debe ser y regularmente todas sus obras están fuera de la normatividad porque no siguen las normas establecidas en cuanto a espacios y condiciones de trabajo”.

Obra prioritaria

De acuerdo con la Secretaría de Salud Estatal, una vez concluido el Hospital General de Especialidades y Cancerología de Ciudad Juárez, beneficiará a un millón 302 mil 108 personas, de las cuales 490 mil 540 están afiliadas al Seguro Popular.

La dependencia informó que el hospital de Oncología es una necesidad imperativa para la frontera, ya que en la ciudad no hay equipo para quimioterapias por parte del estado, por lo que los pacientes deben viajar constantemente a la capital, situada a 400 kilómetros para recibir sus tratamientos.

Tan sólo en lo que va del año, 60 pacientes han sido canalizados a la ciudad de Chihuahua por dicho motivo. La mayoría de ellos son gente de familias humildes que no cuenta con los recursos para costear el viaje.

Promesas incumplidas

El complejo hospitalario que contempla dos edificios, el de Especialidades y el de Oncología, debió ser terminado hace un año, pero a la fecha apenas tienen un avance de 50%.

En 2014, César Duarte colocó la primera piedra y aseguró que con la obra terminada repercutiría directamente a favor del nivel de vida de la frontera.

Duarte, quien actualmente es investigado por presuntos actos de corrupción, desvío de recursos y enriquecimiento ilícito, dijo que en un año y medio serían concluidos ambos hospitales, los cuales estarían edificados en una superficie de 22 mil metros cuadrados y contarían con cerca de 40 mil metros de construcción.

El complejo sería entregado con ocho quirófanos, unidad de atención a quemados, consultorios de especialidades; áreas de nefrología, medicina cardiovascular, inhaloterapia, resonancia magnética; todas dotadas con la más alta tecnología médica y personal capacitado.

Casi al final de 2016 la obra es un “cascarón”, ya que se dio prioridad a la fachada, en tanto que en el interior no presenta avance.

En un documento interno del gobierno estatal, al que EL UNIVERSAL tuvo acceso, se detalla que la tablarroca de las paredes se contaminó con moho y tiene que ser retirada; la estructura metálica se oxidó y deberá ser sometida a un tratamiento con químicos; la pintura por ser de mala calidad ha cambiado de tono, además de una serie de defectos en instalaciones por todo el inmueble.

El hospital presenta un avance total de 35%, y para su terminación requerirá una inversión aproximada de mil 50 millones de pesos. Mientras que el de Oncología alcanza 65% de avance y requeriría de otros 120 millones para entrar en operación.

Favoritismo

La Auditoría Superior de la Federación detectó irregularidades en el proceso de licitación de la obra: en la revisión de la Cuenta Pública 2014, la ASF reportó a la Cámara de diputados que la valoración realizada por el gobierno de Duarte pudo haber favorecido a las empresas Afirma Inmobiliaria S.A. de C.V. y Tradeco Infraestructura S.A. de C.V. debido a puntajes superiores injustificados que se le asignaron en la licitación. Lo anterior les benefició para obtener los millonarios contratos.

Otra de las irregularidades que señala ASF es que se favoreció a Tradeco al evaluar el rubro “Experiencia y especialidad del licitante”, en el cual se otorgaron 10 puntos en cada rubro, cuando los máximos indicados en la licitación era seis y cinco, respectivamente.

Por su parte, la ASF también señaló: “La obra denominada Hospital de Cancerología en Cd. Juárez no fue entregada al ente auditado y no hay evidencia de que se haya elaborado el finiquito de los trabajos”, refiere el documento, es decir, el gobierno duartista no verificó las condiciones físicas ni la calidad de los trabajos hechos por las constructoras.

El informe también indicó que no había garantía sobre las obras: “El ente no cuenta la garantía para responder de los defectos o vicios ocultos, lo cual contraviene lo establecido en el artículo 66 de la Ley de Obras Públicas”, señala el documento consultado vía Transparencia.

Datos de gobierno del estado indican que a la empresa Afirma el gobierno anterior le pagó 234 millones765 mil pesos por la construcción de la Torre hospitalaria, Farmacia, Urgencias, Consulta Externa,  y Servicios Generales, gracias a un aumento en el presupuesto no contemplado en la licitación orginal: “Con fecha del 26 de diciembre de 2014 se celebra convenio modificatorio al contrato de obra pública donde se amplió el monto del mismo en $25,997,904.58, lo que da un total contratado de $234,765,000.00 incluyendo el IVA; lo anterior debido a que se detectó la necesidad de modificar la estructura del edificio por una más ligera que la originalmente proyectada”.

Mientras que a Urbanissa le liquidaron 59 millones de pesos por la construcción de Consulta Externa, Quimioterapia, Servicios Sanitarios y Unidad de Oncología, entre otros.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS