Mujer come tostada con una aguja en Saltillo

Cristina Soler, de 33 años de edad, casi traga una tostada de pollo en un taquería en Plaza Real Saltillo cuando sintió que algo pinchaba su paladar; fue trasladada de urgencia a un hospital privado
Foto: Cortesía
08/12/2016
22:03
Hilda Fernández / Corresponsal
Saltillo, Coahuila
-A +A

Una mujer sufrió tremendo susto cuando le dio una mordida a una tostada de pollo y estuvo a punto de tragarse una aguja de una jeringa para inyectar, la que había comprado en una taquería en Plaza Real Saltillo por lo que fue trasladada de urgencia a un hospital privado.

Cristina Soler, de 33 años de edad, iba con su esposo y su hija y se les antojó comer en uno de los locales del área del comedor. Llegaron a la Taquería “La Tostada” y ordenaron sus platillos.

Pero cuando ella se dispuso a comer, sintió un pinchazo en el paladar y al sacar el objeto se horrorizó junto con su familia, pues este le pudo provocar la muerte en cuestión de segundos.

De inmediato se acercaron a reclamar a las dos mujeres que atendían el establecimiento quienes les aseguraron que los alimentos no los preparan allí, sino que se los envían empaquetados desde la ciudad de Monterrey, Nuevo León.

Los afectados pidieron la intervención de elementos de la Policía Municipal para que tomaran conocimiento de lo ocurrido, quienes solicitaron una ambulancia de la Cruz Roja que trasladó a la señora a un hospital particular de la zona norte de la ciudad. Anticiparon que denunciarían al dueño del negocio ante el Ministerio Público (MP).

El jefe de la Jurisdicción Sanitaria Número 8 de la Secretaría de Salud, Eliud Aguirre, informó a EL UNIVERSAL que fue el miércoles por la tarde cuando conocieron del incidente través de redes sociales y Verificadores de Regulación Sanitaria acudieron a la taquería donde efectuaron una inspección y encontraron una serie de irregularidades.

Procedieron a clausurar el establecimiento porque detectaron falta de higiene en la cocina, el manejo de los alimentos no era el adecuado, los registros de la tubería del drenaje no estaban tapados, tampoco contaban con Tarjeta de Salud e incumplían con al menos ocho requisitos obligatorios por ley.

El propietario deberá subsanar todas las observaciones señaladas en unos días, antes de que se realice la segunda inspección o de lo contrario será multado y si reincide el cierre puede ser definitivo.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS