Hallan fosa con al menos 50 restos óseos

Se estima que podría tratarse de cuerpos que deshizo en sosa cáustica 'El Pozolero'

Los cuerpos fueron encontrados en un predio de la colonia Colinas de la Presa gracias a denuncias de la asociación Unidos por los Desaparecidos (CORTESÍA FERNANDO OCEGUEDA)
Estados 03/11/2016 01:21 Laura Sánchez / corresponsal Actualizada 01:21

Tijuana.— En las inmediaciones de Tijuana, donde el terreno aún es agreste, fue localizada una fosa clandestina con más de medio centenar de restos óseos, cuerpos que fueron enterrados por integrantes del crimen organizado en años pasados.

Fernando Ocegueda, presidente de la asociación Unidos por los Desaparecidos, informó que la fosa se encontró gracias a información proporcionada a las autoridades y a la organización que representa.

Aunque las autoridades aún no determinan cuántos restos fueron localizados con exactitud, según lo que pudieron contabilizar hasta el momento en el predio ubicado en la colonia Colinas de la Presa, se encuentran cerca de unos 50 restos óseos.

En el operativo participaron elementos de la Gendarmería, la Procuraduría General de la República y la Procuraduría de Justicia de Baja California.

Un equipo de búsqueda que viajó a la frontera, de la Subprocuraduría Contra la Delincuencia organizada, continuará la búsqueda en otros dos predios esta semana: uno cerca del municipio vecino Tecate y otro en Tijuana.

El pozolero. Desde hace 10 años la asociación Unidos Contra los Desaparecidos busca a cientos de personas desde que el Cártel de Sinaloa y los Arellano Félix utilizaron como método para deshacerse de sus víctimas disolverlos en sosa cáustica.

Sin embargo, fue hasta 2009 cuando esta técnica fue descubierta con la captura de Santiago Meza López, El Pozolero, quien trabajó para dos cárteles de la droga y disolvió más de 300 cuerpos en tambos.

Según su declaración, en un periodo de nueve años primero trabajó para el Cártel de Tijuana y después para el de Sinaloa. Le llamaron El Pozolero porque se encargaba de fragmentar los cuerpos y “cocinarlos” en ácido.

Meza López ha declarado que su única función era deshacerse de los cuerpos y le pagaban 600 dólares semanales. Actualmente el proceso en contra de El Pozolero se encuentra abierto.

El año pasado EL UNIVERSAL tuvo acceso a los amparos que presentaba hasta la fecha: una televisión fue motivo para que se inconformara.

En una consulta realizada ante el Poder Judicial de la Federación se encontró que El Pozolero promovió un amparo para que no le quitearan su televisión en el penal de Almoloya de Juárez, donde se encuentra recluido.

Actualmente se estima, que en la mayoría de las fosas clandestinas que hasta la fecha son descubiertas, fue vital la participación de Santiago Meza López, y son los cuerpos que deshiciera en sosa caustica.

Comentarios