Indagan causa de incendio en buque

Autoridades ambientales monitorean zona; CNDH urge a evaluar daños en ecosistema marino

Pemex explicó que las manchas grasosas alrededor de la embarcación se debían a las espumas utilizadas para sofocar el fuego y aseguró que estaban listos 3 mil metros lineales de barrera de contención en caso de un derrame (EFE)
Estados 26/09/2016 01:00 Édgar Ávila, Diana Lastiri y Astrid Rivera Corresponsal y reporteras Actualizada 08:55

[email protected]

Xalapa.— Cerca de 30 horas se requirieron para controlar el incendio en el buque cisterna de Petróleos Mexicanos (Pemex), el cual estaba cargado con 167 mil barriles de combustible.

Autoridades de Pemex insistieron que no se presentó derrame alguno de combustible e incluso informaron que se colocaron barreras en caso de contaminación; sin embargo, organizaciones civiles denunciaron que detectaron diésel en la zona.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó a Pemex y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) brindar apoyo e información inmediata a las familias de quienes pudieran haber resultado afectados por el incendio del buque Burgos.

También solicitó que se inicien las investigaciones pertinentes para esclarecer lo ocurrido y llamó a la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Ambiente (Asea) a adoptar medidas cautelares para atender la posible contaminación por derrame de hidrocarburos y la afectación al ecosistema marino.

Autoridades ambientales realizaron un sobrevuelo y recorrieron playas, tras lo cual la Asea informó que hasta el momento no se ha observado el derrame de hidrocarburos ni afectaciones al Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano; sin embargo, señaló que se instruyó a realizar un monitoreo inmediato.

Al encabezar la reunión de evaluación preliminar, el titular de la Asea, Carlos de Regules, precisó que la intervención de elementos de la Marina, Pemex y la Administración Portuaria de Veracruz, permitió la evacuación segura de la tripulación.

Informó que se analizarán las causas del accidente para determinar las acciones a seguir y la Asea, organismo dependiente de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) notificará a Pemex —como responsable del accidente— sobre las medidas de seguridad de urgente aplicación, como la suspensión de operaciones del buque y su remolcamiento al puerto.

También se realizará una investigación por un tercero independiente sobre las causas que provocaron el incendio y se concretará la limpieza, caracterización y remediación de cualquier posible afectación ambiental, entre otras acciones.

Resaltó que de manera paralela autoridades ambientales vigilan que no haya derrame de combustible o que éste llegue a las playas o al arrecife.

En las tareas de control del incendio, participaron tres lanchas y cinco remolcadores de la Administración Portuaria de Veracruz, así como cuatro embarcaciones de la Marina.

En las últimas horas Pemex contó con la asesoría de especialistas de Houston, quienes realizaron maniobras más agresivas con espumas para controlar el siniestro.

La embarcación, que forma parte de la flotilla de la Gerencia de Operación Marítima y Portuaria de Pemex-Refinación, está valuado en 477 millones de pesos, aunque está asegurado al igual que su carga.

El director de Pemex, José Antonio González Anaya, aseguró que no se detectó ningún derrame de combustible masivo.

Detalló que cuentan con más de
3 mil metros lineales de barrera de contención para evitar afectaciones al medio ambiente e impedir la posible propagación del combustible en las aguas del golfo de México.

Pemex informó que las manchas grasosas que se aprecian en las aguas alrededor de la embarcación son producto de las espumas utilizadas para sofocar el incendio y se trata de “fluidos ligeros que se consumen”.

Explicó que el buque de 25 mil 400 toneladas de peso bruto, con un calado de 11 metros, eslora de 175 metros y una manga de 31 metros, cuenta con un doble casco que elimina el riesgo de derrames.

Sin embargo, Sergio Armando González, integrante de la asociación Sea Shepherd Veracruz, denunció que, luego de realizar un recorrido en los alrededores del navío, encontraron que “hubo derrame en el agua de hidrocarburo”.

El director de Emergencia de la Secretaría de Protección Civil estatal, Ricardo Maza Limón, rechazó, por su parte, que la nube de humo negro —producto del combustible quemado— pueda representar un riesgo para los habitantes de la zona turística de Veracruz-Boca del Río.

Comentarios