12 | DIC | 2019
Alejandro Tello Cristerna, candidato del PRI; virtual gobernador de Zacatecas (JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL)

"No le robé la elección a nadie; no seré populista"

09/06/2016
01:27
Irma Mejía / Corresponsal
-A +A
Busca convertirse en el gobernador más honesto; niega ser favorecido con una elección de Estado

[email protected]

“No voy a perder el piso con la gubernatura. Mi gran meta es convertirme en el gobernador más honesto que ha tenido Zacatecas. Soy un hombre basado en realidades, matemático, de números. No seré populista, sino que trabajaré bajo metas para cumplir los compromisos pactados en mis contratos que signé con todos los sectores”, afirma Alejandro Tello Cristerna, candidato del PRI y virtual gobernador de Zacatecas.

El también contador de profesión, de 45 años, abre las puertas de su casa a EL UNIVERSAL mientras recibe la llamada del presidente Enrique Peña Nieto para felicitarlo, luego de que el órgano electoral cerró el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), que confirman su triunfo como gobernador con 10 puntos porcentuales a su favor.

¿Qué hace en su primer día como gobernador virtual?

—He estado llamando a los actores políticos a un gran acuerdo donde se privilegie al estado. Yo creo que sí se puede, porque lo he visto, como ocurrió con el Pacto con México. El llamado lo hice de manera pública, porque si todos tenemos un fin claro y un objetivo que sea beneficiar a Zacatecas, y si yo actúo con trasparencia y diálogo, voy a tener respuesta.

Sin embargo, David Monreal anunció que no se va a sumar a ese llamado, tras calificar que los del PRI son “pillos” que hicieron “una elección de Estado y un fraude electoral” ¿Qué opina al respecto?

—No sabía que eso dijo. Respeto la decisión, no voy a denostarlo, pero el triunfo es muy claro y contundente. Entiendo que estamos en un proceso muy reciente, pero yo no le robé la elección a nadie. Ahí están la diferencia de votos, son más de 60 mil.

Tampoco soy un impostor ni un advenedizo. Aquí, todos los candidatos tuvieron las mismas condiciones. Incluso, no se puede decir que hubo una elección de Estado, yo diría, que hubo pero una votación de la delegación Cuauhtémoc, porque al final entró con mucho dinero.

Ojalá se pudiera hacer un trabajo periodístico para que constaten cuántas bardas y espectaculares tuvo Morena. Podría asegurar que 10 a 1. Creo que esa respuesta (de David Monreal) es poco seria. Zacatecas merece más seriedad. No se puede actuar como un niño que pierde y acusa, porque no ganó.

En su casa ubicada en el fraccionamiento residencial de Lomas de Bernárdez, Alejandro Tello admite que en estas elecciones, Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) como partido se fortaleció y se ha colocado como segunda fuerza política en la entidad, incluso, sabe que tendrá una oposición en el Congreso de ese partido y tendrá que lidiar con la futura alcaldesa de la capital, ya que este ayuntamiento quedó en manos de la candidata morenista, Soledad Lúevano.

Y agrega: Son campañas y tenemos que entender que en ese tiempo debemos tener la piel gruesa, pero hoy ya le di vuelta a la página. No voy a ir a la confronta.

En caso de que sea una oposición cerrada de “estar en contra de todo y a favor de nada”, es algo que también ve y califica la gente, por ello, no teme, ya que buscará siempre demostrar con trabajo eficiente y trasparente. Como prueba de ello, asegura que no tiene problema alguno en que todas sus acciones sean fiscalizadas, medidas, en base a una legislación de avanzada.

Sólo gratitud al gobernador

Alejandro Tello Cristerna menciona que comenzará a estructurar y analizar los mejores perfiles que van a integrar su gabinete, además de que tendrá acercamientos con grandes empresarios e inversionistas en estos tres meses, porque quiere empezar con el pie derecho su gobierno que iniciará el 12 de septiembre.

Conoce la situación del gobierno, dice, no me es ajena porque fui secretario de Finanzas hace cuatro años, pero admite que le falta tener el estado financiero de actualizado la brevedad, así como la situación de la seguridad, por lo que entabló comunicación con el actual gobernador Miguel Alonso Reyes para acordar la entrega-recepción.

Aclara que no le debe nada al gobernador: “Yo le debo gratitud. No soy un hombre malagradecido, le tengo mucha gratitud a Miguel Alonso porque me dio la oportunidad de trabajar donde me pude desarrollar, pero sí le debo gratitud, porque me dio la oportunidad de desarrollarme en donde yo mismo me recomendé con mi trabajo”.

Relata que el gobernador y él se conocen desde la infancia, porque fueron a la primaria juntos, pero después Miguel Alonso se fue de Zacatecas y se volvieron a reencontrar 20 años después, cuando le dio oportunidad de ser el tesorero del municipio hace 16 años, en su perfil de ser un hombre de números por ser contador y después como secretario de Finanzas: “Podría decir que ahí generamos más una relación más que de amistad, una relación laboral”, precisa.

La relación es respetuosa —remarca—, pero jamás fui el candidato del gobernador. Es una persona de respeto y es muy gentil. En la campaña tuvimos comunicación mínima, afirma.

Más que un gobierno del PRI, tendrá mi sello

De igual manera, el gobernador virtual precisa que si bien al PRI le agradece que le dio la oportunidad de la candidatura al Senado y la gubernatura, deja claro que buscará no tanto darle un nuevo rostro a su partido, “porque seré el gobernador de todos, no sólo de un partido”.

Por ello, insiste que su intención es impregnarle su sello y darle su toque personal a su gobierno que será de cercanía con la gente, sin ser populista, sino de resultados, basado en realidades y en la congruencia.

Se declara neopriísta, porque aunque refiere que tenía décadas que se afilió al PRI, nunca fue muy activo, hasta que fue candidato al Senado, pero insiste que en cada candidatura le ha dado votaciones importantes a su partido, además de que no se define con una sola corriente, al interior del PRI, por ello, ha sido arropado por los priístas que ya han comprendido la importancia de hacer fuerte al partido, a raíz del descalabro de 1998, que lo dejó endeble (cuando Ricardo Monreal se va del PRI y les arrebata la gubernatura cobijado por el PRD).

Admite que ha buscado y buscará a todos los ex gobernadores zacatecanos para compartir sus experiencias, para aprender de ellos como Genaro Borrego, incluso, al propio Ricardo Monreal y también buscará a la perredista Amalia García Medina.

Revocación de mandato

Alejandro Tello insiste en que más allá de partidos el compromiso que tiene es con los zacatecanos que confiaron en su propuesta de gobierno.

Recuerda que durante su campaña política firmó 10 contratos que derivan en un solo clausulado con todos los sectores del estado para dar garantía y certidumbre.

Por eso —dijo— no se trata de que su gobierno sea de continuidad, sino de rescatar lo mejor para la transformación y consolidación de Zacatecas.

Insiste que en ese contrato con la gente estipuló: “Si no cumplo me voy”, a través de la revocación de mandato al que se someterá a los dos años y medio de su gobierno, por ello, dice que ya tiene un equipo que trabaja en el aspecto jurídico para cumplir ese compromiso primordial.

Aclara que al llegar al gobierno no implementará los llamados cien días, porque eso es un término populista: “Yo creo que en cien días no se solucionan los problemas serios del estado de Zacatecas”, prefiere marcarse metas para sacar del rezago lo que haga falta impulsar.

Tello comenta que buscará tener actualizado el estado financiero de la entidad, así como la situación real de la seguridad.

Reitera que no es ajeno a que aún hay un clima de inseguridad y que ésta no se va arreglar de un día para otro, pero, señala que quiere atender con una atención integral, tras admitir que de nada serviría armar y equipar a 2 mil policías, si eso sólo pudiera provocar una guerra de sangre en Zacatecas.

Anticipa que durante su gobierno implementará una policía de proximidad con la sociedad.

No soy mandilón ni misógino

Refiere que como nunca le han encontrado nada deshonesto con qué atacarlo, por ello sus detractores buscaron en la campaña agredirlo a través de afectar la imagen de su esposa Critina Rodríguez y catalogarlo de ser mandilón, debido a que es parte de una idiosincrasia machista en este país.

Y agrega: “Cuando alguien como yo le da la oportunidad a su pareja de participar, el ataque es inmediato al decime que soy mandilón e influenciable. Mal haría si no le diera la oportunidad a una mujer talentosa, profesionista y sensible como es ella, una médico, que le entiende al tema de la política en participar”.

Alejandro Tello destaca que hoy existe una nueva forma de ver la política, afortunadamente, de darle espacios y respeto a las mujeres, algo que ellas han reclamado y se han ganado.

En esa visión, en dar esa equidad —precisa—, no me pueden decir que soy un misógino y menos que soy alguien que cree que la mujer debe estar en la cocina de su casa y no desarrollando sus talentos. Incluso, refiere que él les hace el sándwich a sus hijos y los lleva a la escuela: porque ambos buscamos apoyarnos como pareja.

Sin embargo, deja claro que pese a ese reconocimiento y admiración que le tiene a su esposa, Cristina Rodríguez, quien también respeta su actuar, “ahora de nueva cuenta lo vuelvo a repetir: que en mi gobierno mi familia va a estar muy cerca de mi corazón, pero muy lejos de mi toma de decisiones”, finaliza el priísta.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios