Suscríbete

Chenalhó: choque deja 80 familias desplazadas

Continúa conflicto; llegan elementos federales; teme Iglesia que escale la violencia social

Familiares y amigos de Guadalupe Cruz Hernández asistieron al sepelio del indígena que murió a causa del enfrentamiento del pasado jueves (ESPECIAL)
Estados 30/05/2016 01:13 Fredy Martín Pérez / Corresponsal Actualizada 01:13

[email protected]

San Cristóbal de las Casas.— Desde 1997, cuando ocurrió la matanza de Acteal donde fueron asesinados 45 indígenas por un grupo paramilitar, los habitantes de Chenalhó no han encontrado la paz. Las historias de desplazados, conflictos sociales y enfrentamientos son la constante.

Las más recientes; la muerte de dos indígenas y el desplazamiento de 80 familias, hechos ocurridos el pasado jueves, cuando dos grupos de indígenas se enfrentaron y dejaron como saldo el fallecimiento de un hombre de 54 años y una niña de 12 años.

En medio de la crisis, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana informó de la instalación de una Base de Operaciones Mixtas, en el poblado de Ely en este municipio, donde se concentrarán policías federales y estatales para garantizar la seguridad.

El pasado jueves Rosa Pérez Pérez dejó el cargo como presidenta municipal y en su lugar quedó Miguel Sántiz Álvarez. Las fracciones de apoyo a ambos políticos se confrontaron en la cabecera municipal, con el resultado fatal arriba mencionado.

Dos hombres huyeron y dos más fueron detenidos, acusados de participar en la balacera.

Ante las presuntas amenazas de simpatizantes de Rosa Pérez, casi un centenar de familias del ejido de Puebla, en este municipio chiapaneco, abandonaron sus hogares.

Ayer, la diócesis de San Cristóbal manifestó su preocupación por “las reacciones violentas” entre agrupaciones opositoras en Chenalhó y alertó de mayor encono social.

El obispo Felipe Arizmendi Esquivel y el vicario de Justicia y Paz, Gonzalo Ituarte, externaron que los choques pueden seguir, porque “desde 1997 hay rencores y divisiones no superadas”, aunado a que en las comunidades hay “armas sin control”.

Por esto, hicieron un llamado a quienes están confrontados a “respetarse como hermanos, a no quemar casas ni utilizar armas y otros objetos para dañar a los demás”.

La mayoría de los habitantes de Chenalhó —unos que apoyan a la ex alcaldesa del PVEM y otros al presidente municipal sustituto— “son creyentes de la Palabra de Dios”, Escritura que “nos invita al perdón y al amor mutuo”.

Recordaron que semanas atrás “por el peligroso clima de violencia” que se presentaba en Chenalhó, un grupo de habitantes pidió a la diócesis mediar en el conflicto, para sostener reuniones entre el Congreso y las partes en disputa, por lo que “aceptamos dar este servicio como colaboración para hallar la paz, la justicia y la reconciliación”.

Ante ello, Arizmendi Esquivel e Ituarte pidieron a las autoridades y a los diputados “atender con prontitud las inconformidades justas que se presentan en los pueblos, para no desencadenar la irritación social, difícil de controlar y encauzar”.

También ayer, en medio de reclamos de justicia, fue inhumado el cuerpo del indígena Guadalupe Cruz Hernández quien perdió la vida en el enfrentamiento del jueves. Hijos, esposa y amigos participaron en las exequias en la cabecera municipal de Chenalhó, ya que desde el pasado jueves cuando ocurrieron los hechos, familias que simpatizan con Sántiz Álvarez abandonaron el ejido y no pueden regresar.

El cuerpo de Cruz Hernández fue inhumado en la casa ejidal, de manera provisional, mientras haya condiciones para el regreso de los desplazados a Puebla.

En un breve comunicado, aseguraron que hoy “no tenemos palabras, nuestros corazones duelen y lloran”, pero pidieron justicia para castigar a los responsables de la agresión, a quienes identificaron como simpatizantes de la ex alcaldesa, que —aseguraron— atacaron a balazos a los partidarios de Miguel Sántiz, donde también perdió la vida una niña.

Ese día al menos tres casas fueron incendiadas.

En un pronunciamiento, el Movimiento Pedrano Chenalhó aseguró que las familias requieren ayuda humanitaria urgente.

Temas Relacionados
tzolziles de Chenalhó

Comentarios