Piden cambiar producción de habanero

Se busca que trabajadores satisfagan la demanda en mercado internacional

Foto: Archivo EL UNIVERSAL
Estados 23/11/2015 01:40 Notimex Mérida Actualizada 10:39
Guardando favorito...

El presidente del Sistema Producto Chile de Yucatán, Mario Alfredo Ríos, urgió a cambiar la cultura tradicional de producción de chile habanero y a lograr vías oportunas de financiamiento para el sector a fin de cumplir con la demanda internacional que hay de esa hortaliza.

El empresario agrícola afirmó que los productores yucatecos permanecen aún muy arraigados a sus hábitos de cultivo y cuidado del chile habanero, los cuales están reñidos con los estándares internacionales necesarios para lograr su exportación a todos los mercados internacionales.

Explicó que el campesino yucateco tiene la costumbre de producir el chile habanero y procurar su desarrollo mediante la aplicación de herbicidas con productos tóxicos que combaten plagas, pero que impiden su inocuidad y tener un estatus 100% orgánico que es lo que piden en el extranjero.

“Nuestro principal problema es la lucha contra la forma tradicional de producción que se basa en el abuso de sustancias tóxicas para plagas”, dijo.

También comentó que es necesario que los agricultores siembren en extensiones más amplias que el “mecate" (medida local) que tiene una extensión de 20 por 20 metros a diferencia de la hectárea de 100 por 100 metros.

Aunado a ello, Ríos consideró que los esquemas de financiamiento que hay para el sector impiden los recursos necesarios para que los productores, muchos de ellos ya capacitados bajo la cultura de inocuidad, puedan generar un chile habanero con los requerimientos demandados en el extranjero.

Agregó que ese financiamiento, al que criticó por no atender las necesidades productivas reales del sector, se destina en el escritorio al campo, pero no al campesino, prolongando la problemática que obstaculiza la cosecha de un chile con estándares óptimos.

El dirigente abundó que actualmente hay una demanda de producción de mil 200 hectáreas, cada una con un mínimo de eventual cosecha de 10 toneladas, lo que harían unas 12 mil toneladas del picante con “inocuidad y trazabilidad” demandada por compradores de distintos países, entre ellos de Asia y Medio Oriente.

Al respecto, recordó que la inocuidad es la garantía que los productos comestibles tienen de que su consumo no representa peligro para aquellas personas que los ingieren, sea por tóxicos o por alguna otra circunstancia, mientras que a la trazabilidad la definió como la información que esos mismos alimentos llevan consigo en una bitácora informativa que da cuenta de todo su origen, desde su semilla.

Añadió que ante la perspectiva de exportación hay personal ya capacitado para poder generar chile habanero con las condiciones requeridas por compradores foráneos y estimó que en toda la península suman una cifra de mil 800, 900 de ellos en Yucatán y el resto en Campeche y Quintana Roo.

Todos ellos, dijo Ríos Urcelay, pueden trabajar en una agricultura de contrato, es decir, una producción basada en un convenio con empresas.

Aclaró que los mil 800 productores pueden generar en la península mucho más de las 12 mil toneladas que podrían ser cosechadas en mil 200 hectáreas, pues hay demanda para ello y, además, las propiedades del habanero lo hacen muy versátil y con un amplio abanico de posibilidades.

Temas Relacionados
Yucatán
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios