Matan a 4, aun con vigilancia del Ejército

Hay 500 militares en Huetamo. Asesinato, en centro nocturno

Los soldados fueron desplegados en Michoacán para reforzar la vigilancia en colaboración con las autoridades estatales y luchar contra la delincuencia (ESPECIAL)
Estados 19/10/2015 01:50 Carlos Arrieta / Corresponsal Actualizada 09:38
Guardando favorito...

[email protected]

Huetamo.— A tan sólo unas horas de que arribaran decenas de policías militares a reforzar la seguridad en el municipio de Huetamo, cuatro civiles fueron asesinados a tiros en un bar de esa zona de Michoacán que colinda con el estado de Guerrero.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán (PGJE) informó que los hechos ocurrieron la madrugada de ayer en un centro nocturno, ubicado afuera de la cabecera municipal de Huetamo.

De acuerdo con las investigaciones, un sujeto aún no identificado ingresó al bar El Palomo, donde disparó contra un grupo de personas y dio muerte a cuatro hombres de la comunidad de Cuachalalates de dicho municipio michoacano.

Horas antes del hecho, había llegado un convoy de elementos de la Policía Militar que, de acuerdo con lo anunciado por el gobernador Silvano Aureoles Conejo, reforzarían los trabajos de seguridad pública en ese municipio, uno de los más golpeados por el crimen organizado.

Cerca de 500 elementos integraron este primer despliegue policial que ha sido asignado para reforzar la vigilancia en coordinación con las autoridades estatales, para las labores de lucha contra la delincuencia.

Lo anterior fue parte de los compromisos que estableció Aureoles Conejo con el gobierno federal “para dar lucha al crimen organizado y bajar los índices de delincuencia”.

En ese sentido, Huetamo, junto con Zitácuaro y Los Reyes, fueron los primeros municipios a los que se enviaron fuerzas federales.

De acuerdo con la advertencia del mandatario michoacano, las fuerzas federales permanecerán en los municipios colindantes con los estados de Jalisco, Guerrero, Colima, Guanajuato y Estado de México hasta que quede conformada la Policía Estatal, mando único establecido bajo estándares de calidad y confianza.

Este es el tercer operativo conjunto que implementa el gobierno federal con autoridades estatales de Michoacán, con el que se pretende acotar la violencia registrada desde hace por lo menos 15 años, generada por el arraigo de grupos del crimen como La Familia Michoacana y más recientemente Los Caballeros Templarios.

El primer despliegue, denominado Operativo Michoacán, fue ordenado por el entonces presidente Felipe Calderón, desde su llegada a Los Pinos en 2006, hasta un par de meses antes de su salida en 2012, y que dejó miles de muertes en el camino, así como la creación de grupos de autodefensa.

A un año de su llegada a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto decretó una segunda estrategia, en la cual puso a la cabeza a Alfredo Castillo Cervantes, a través de la Comisión Federal para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, instancia que promovió la creación de las Fuerzas Rurales, en lugar de las guardias comunitarias.

En esta ocasión, la nueva figura conocida como Grupo de Coordinación Michoacán (GCM) es un operativo que tiene el objetivo de regresar la seguridad a esa entidad.

Temas Relacionados
Michoacán Seguridad
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones