Museo vacío costó 60 mdp

Estados 16/10/2015 03:30 Leobardo Pérez Marín / Corresponsal Actualizada 12:58
Guardando favorito...

Lo que pretendía ser un magno recinto en Tabasco, ahora sólo se utiliza para la foto del recuerdo

[email protected]

Villahermosa

Las motivaciones para su construcción fueron distintas: brindar dignidad a los adultos mayores con un centro gerontológico de última tecnología, crear una joya arquitectónica que albergara obras de arte o conmemorar el Bicentenario de la Independencia con estructuras ejemplares. Sin embargo, en estas obras el optimismo sobrepasó los resultados y todas ellas se convirtieron en elefantes blancos que costaron millones de pesos que fueron tomados del erario.

Calificado como una unidad innovadora que vendría a darle mejores condiciones de vida a las personas de la tercera edad en Tabasco, el Centro Gerontológico de Villahermosa, que tuvo una inversión de 82 millones pesos, lleva dos años seis meses cerrado.

Inaugurado por el entonces gobernador del estado Andrés Granier Melo el 9 de noviembre de 2012 y puesto en marcha el 11 de diciembre de ese mismo año, este centro sólo estuvo en operaciones tres meses debido a que en la nueva administración que encabeza el perredista Arturo Núñez Jiménez, solicitó una revisión por especialistas de la Secretaría de Obras Públicas, tras la que se decidió cerrarlo el 18 de febrero de 2013.

El inmueble fue construido sobre una superficie de 8 mil metros cuadrados en los que se prestarían servicios de casa de día y tendría capacidad para atender a 400 personas diarias en áreas de atención gerontológica, área médica con consultorios y laboratorios clínicos, área de reacondicionamiento funcional y de recreación, todo dentro de un ambiente ecológico donde predominaban las áreas verdes.

Durante su discurso de inauguración, el ex mandatario tabasqueño hoy recluido en una cárcel de la ciudad de México por defraudación fiscal, Andrés Granier Melo presumió su máximo logro, al afirmar que esta construcción era única en el país. “Es innovador porque les entregamos un espacio único en el país, con servicios que les brindan todo lo que necesitan para tener una vejez plena y digna”, aseguró.

El diputado del PAN Francisco Castillo Ramírez, quien forma parte de la Primera Comisión Inspectora de Hacienda que en 2013 revisó la cuenta pública de Andrés Granier y donde se hicieron observaciones a esta obra, lamenta que a más de dos años no se haya vuelto a poner en marcha el centro para las personas de la tercera edad.

Mientras este lugar se encuentra en completo abandono, en contra parte la Casa del Árbol, que es el refugio donde se atiende a las personas de la tercera edad, está a su máxima capacidad con 98 personas que actualmente viven en el lugar debido a que muchos fueron abandonados por sus familiares.

Una gran intención inoperante. El “imponente” Museo Elevado de Villahermosa, conocido como Musevi y construido sobre la avenida Paseo Tabasco, una de las más importantes de la capital del estado, es hoy una obra que en algunos casos sólo es utilizada como fondo para la foto del recuerdo de alguna quinceañera.

Fue construido durante la administración del presidente municipal de Centro, Jesús Alí de la Torre, e inaugurado el 24 de junio de 2011 en el marco de la celebración del 454 aniversario de la fundación de la ciudad de Villahermosa con una inversión de 60 millones de pesos; la idea original fue del arquitecto Enrique Norten.

“Esta noche entregamos una nueva obra, no es una obra más, sino la mejor obra arquitectónica de todos los tiempos, concebida, plasmada y realizada por el arquitecto Enrique Norte”, señaló Jesús Alí, en ese entonces alcalde la ciudad, y quien un año más tarde se convertiría en el candidato del PRI a la gubernatura que perdió ante el perredista Arturo Núñez Jiménez.

La obra, construida en plena zona hotelera de Villahermosa, serviría para exposiciones de obras de artes y tendría un café galería, siendo su atractivo más importante la vista a la Laguna de las Ilusiones, la que según limpiarían en menos de un año, pero que está más contaminada que antes.

El proyecto también formaría parte de un complejo turístico, debido a que el Musevi era el inició del recorrido de un visitante que tendría que visitar las “obras de arte” antes de pasar a las fuentes danzarinas, para posteriormente llegar al museo de la Tierra y Parque Museo La Venta, pero sólo quedó en una gran intención, porque está inoperante en estos momentos.

Obras del Bicentenario. Como parte de los festejos por los 200 años de la Independencia de México, el gobierno de Tabasco construyó la llamada Plaza Bicentenario que fue inaugurada el mismo 15 de septiembre de 2010 y cuyo símbolo más importante es un obelisco, una estructura de acero en el abandono ubicada a un costado del Palacio de Gobierno.

La inversión fue de 65 millones de pesos porque además se le construyó una explanada especial, se remodeló la estatua de la Corregidora y se colocó un muro de honor con todo y fuente.

Hoy el obelisco, símbolo de la plaza inaugurada por el ex gobernador Andrés Granier, representa un alto grado de corrosión, algunas losetas están quebradas y tienen marcas de grafitis, las luces no funcionan y las leyendas con fechas históricas sobre el piso ya no se aprecian.

El secretario del ayuntamiento de Centro, Juan Antonio Ferrer Galguera, sin embargo, asegura que eso “es parte del atractivo” del lugar.

“El obelisco no representa ningún peligro, simplemente pasa por un proceso de oxidación que es parte de su atractivo, así fue concebido el monumento, no precisamente necesita mantenimiento”, refiere el funcionario.

Temas Relacionados
Monumentos al derroche tabasco
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios


Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes