Relata lo que vivió en Tultepec

Los Destrampados se dedicaban a la pirotecnia e iban a Tultepec y Zumpango a surtirse de productos

Uno de "Los Destrampados" relata lo que vivió en Tultepec
Foto: Facebook
Espectáculos 22/12/2016 00:03 Cristina Pineda Ciudad de México Actualizada 00:03

En el 2009 antes de llegar a la televisión y alcanzar el reconocimiento, Los Destrampados se dedicaban a la pirotecnia e iban a Tultepec y Zumpango a surtirse de productos para vender.

Joss, uno de los conocidos payasos, subió un video ayer a las redes sociales que no pensaba que se haría viral, pues corrió a la escena al enterarse que su suegro estaba adentro y no se sabía nada de él, pues no contestaba su celular.

“Yo tengo familiares en Tultepec: mis suegros y mi prometida, ellos se dedican a la pirotecnia y están dentro del tianguis”, afirmó.

Casualmente él y su novia iban en camino, pues un amigo les insistió que le ayudaran a incrementar sus ventas en el puesto al que incluso le pusieron su logotipo y tenían planeado arribar al lugar aproximadamente a las tres o cuatro de la tarde.

“Cuando explota, la mamá de mi novia le marca. Llegamos y ya estaba cerrada la calle, me fui por atrás por la calle de la Escuela de Enfermería, me metí por la terracería para intentar llegar lo más cerca que se pudiera. Mi novia tenía miedo y me decía que no me acercara, pero nos bajamos.

“La verdad que cuando iba corriendo me preocupaba mucho mi suegro porque no sabía cómo lo íbamos a encontrar o cómo estaba, es en lo único que pensaba. Mi novia llegó un punto en el que me dijo 'ya no puedo más' porque venía enferma y le decía que 'aguantara'. Fue un momento muy difícil, pero estaba una reja cerrada, la abrimos y luego luego volteamos hacia la izquierda y los encontramos. Después me dirigí hacia adentro para ver cómo estaba todo”, contó quien pasado el incidente tuvo que acudir a otro evento pactado por contrato.

Su historia es afortunada pues todas las personas que conoce salieron bien y sin ningún tipo de herida grave, pero sabe que hay quienes no corrieron con la misma suerte. Lo que le sorprendió para bien es que toda la gente cercana al lugar se dispuso a ayudar, es algo que no olvidará.

“Estaban removiendo todo lo que se podía, ayudaban en todo y eso fue lo que vi, puestos devastados. Para mí es normal ir al tianguis, es parte de mi vida. No pensé que me pudo haber tocado a mi sino a ella (mi novia), que siempre está ahí y que en esta ocasión estaba conmigo”.

Hace quince días fueron a grabar a Tultepec por iniciativa de su novia; ellos reconocen que parte de su trabajo en Venga La Alegría es recorrer las calles para recoger sonrisas y bromas. “Se juntó mucha gente y nos recibieron de manera increíble, por eso quisimos regresar”.

Aunque no tienen planeado aún apoyar a la comunidad, ha platicado con su hermano sobre las posibilidades y no descarta la entrega de víveres. Además, ha pensado en pedirle al señor Jorge Garralda que le dé la posibilidad de entregar lo recaudado en el Juguetón a los niños.

“Estaban todos asustados, cuando le llamé en la noche a mi novia también lo estaban. No es broma pero ahorita (miércoles en la tarde) comí poquito, no lo había hecho desde ayer por el susto”, dijo Joss.

 

 

cvtp

Comentarios