Lukini prefiere “salir” de casa

El conductor de La Isla dice que los realities ya no deben ser de encierro como Big Brother
El presentador de tv estrena hoy la cuarta temporada de La Isla (RAMÓN ROMERO. EL UNIVERSAL)
31/08/2015
00:35
Janet Mérida
-A +A

[email protected]

Alejandro Lukini, conductor de La Isla, está seguro de que el formato del reality show ha evolucionado desde que Big Brother, el programa de la casa vecina, se volvió un gran éxito comercial y de audiencias, por lo que duda que ahora la misma propuesta sea exitosa.

“Hoy yo te puedo decir que lo que tú quieres no es ver un reality de cierta cantidad de pelados adentro de una casa, lo que tú quieres es divertimento, es irte de vacaciones sin estar de vacaciones y La Isla te lo da, te da paisajes, te da mar... Al ritmo que se vive hoy en el mundo, en las grandes metrópolis es todo muy encerrado, muy pequeño, entonces les das un encierro más y la gente yo no sé si lo acepte”, considera.

El inicio de la cuarta temporada de La Isla hoy es para Lukini muestra de un éxito que no hubiera sido el mismo hace unos 10 años.

“El extremo es un tema que hoy a México le encanta y consume ... (antes) solamente marcas como Red Bull patrocinaban a ‘los locos’ pero hoy no, hoy los locos somos todos. Hoy México está listo y está preparado para consumir programas de extremo, antes no”.

María Renee, Ceci Ponce y el maestro de Yoga Francisco han sido los ganadores de La Isla, lo que demuestra el poder de la mujer en estas competencias. “Es más perseverante, el hombre claudica muy rápido”.

Ahora, 12 famosos y 12 desconocidos lucharán en Honduras por sobrevivir y ganar el primer lugar, entre ellos Claudia Álvarez, esposa de Miguel El Piojo Herrera.

Un experimento social. “En La Isla existe Playa Alta media y baja, es una analogía de la vida: tú estás en playa alta pero echas la hueva, no trabajas en equipo, no eres líder, visionario o emprendedor y te vas a la clase baja”, dice Lukini.

Al preguntarle si el “conformismo” que a veces caracteriza al mexicano se vuelve evidente aquí, comentó: “Sí, hay un conformismo, yo no quisiera irme a la parte histórica de México pero por ahí hay una frase que dice que ‘Pueblo que no conoce su pasado está condenado a repetirlo’, y agrega: “Desde el primer día que yo los desembarco, que los recibo, sé quiénes son los conformistas, quiénes son los mediocres, quiénes son los que no pintan, quiénes son los que no tienen nada qué hacer en La Isla y casi no me equivoco”, pero asegura que dejarlos entrar es parte del juego.

Mantente al día con el boletín de El Universal