Suscríbete

Arriaga pide compartir cine

Junto a Michel Franco, Guillermo produce "Desde Allá", filme del venezolano Lorenzo Vigas que ganó el León de Oro

Franco, Vigas y Arriaga presentaron el filme que estrena esta semana en México (AGUSTÍN SALINAS. EL UNIVERSAL)
Espectáculos 04/10/2016 00:03 Ariel León Actualizada 10:35
Guardando favorito...

[email protected]

Los cineastas Guillermo Arriaga y Michel Franco aseguran que si el cine mexicano y Latinoamericano quiere prosperar y destacar, se necesita hacer equipo entre todos los involucrados en el quehacer fílmico.

Al menos ellos lo han hecho desde hace un par de años a través de Lucía Films. Al estrenar largometrajes como 600 millas y Chronic, Franco y Arriaga se han aliado con otros cineastas, productores y guionistas.

“Nosotros hemos encontrado que hacer cine en equipo resulta positivo, de esa manera los proyectos se pueden terminar antes y en nuestra experiencia eso a la larga nos brinda trabajos más prolíficos”, dijo Franco.

Ahora esta dupla regresa a la pantalla grande para apoyar como productores el debut del cineasta venezolano Lorenzo Vigas titulado Desde allá, el cual fue acreedor al León de Oro en el Festival de Venecia.

Vigas previamente había trabajado con Michel y Guillermo como productor y ahora son los mexicanos quienes le regresan el favor a Lorenzo.

“El problema que tenemos en Latinoamérica es que no compartimos nuestros proyectos culturales, en México no se ven las películas argentinas ni venezolanas o brasileñas, a menos que sea en la Cineteca; eso también pasa en otros países latinos donde no se ve cine mexicano, eso es terrible, creo que falta integrarnos para tener más fuerza como industria. Eso es lo que nosotros, con películas como Desde allá, tratamos de hacer”, dijo Vigas.

Aunque la cinta es realizada por un venezolano, filmada en Caracas y con un elenco integrado casi en su totalidad por actores de aquel país, Franco afirmó que la película también es mexicana, pues en el equipo detrás de la realización hay gente de aquí.

Además explicó que la idea para el filme nació en México —territorio en el que vive su realizador desde hace 15 años— y la razón por la que se filmó allá obedeció a la coyuntura social y política que actualmente tiene el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

“La película se hizo en Venezuela justo por la problemática que hoy vive, al principio no sabíamos si hacerla en México o Venezuela, pero al final fue por la gran degradación social que se vive allá que creímos que era el mejor escenario; cobraba una importancia mayor”, explica Lorenzo.

Historia universal y local. Sin importar el suelo en el que filmó, el guionista de Amores Perros afirmó que la historia que narra el filme de Vigas puede ser comprendido por cualquier latino, al hablar de un tema en común: la degradación e incomunicación que existe entre los latinoamericanos a raíz de la desigualdad social que se vive en el continente.

La historia gira alrededor de Armando, un hombre de 50 años dueño de un laboratorio de prótesis dentales, que ofrece dinero a jóvenes con el fin de que lo acompañen a su casa para verlos semidesnudos.

“La importancia de la historia radica en que América Latina comparte problemas: la degradación social que han provocado los modelos económicos y que ha hecho que las clases sociales sean más evidentes es algo que a todos nos pega”, puntualizó Guillermo.

Mensaje. Aunque en el filme se toca la relación que existe entre dos personas del mismo sexo, Lorenzo explicó que no se trata de una película gay y que la manera en la que se abordan estos personajes en la cinta dista mucho del concepto que el cine ha retratado de los homosexuales.

“La homosexualidad en Latinoamérica es un tema álgido, es uno de los grandes flagelos que tenemos y sigue generando discriminación. Pese a ser un tema universal, en el contexto de los latinos toma una mayor relevancia”.

Esta idea la comparte Guillermo, quien pide no catalogar a la cinta —a la cual Venezuela postuló este año a los premios Goya y Oscar y que se estrena este viernes en México— como un proyecto gay, aunque sí invita a todos aquellos detractores de los matrimonios entre personas del mismo sexo a ver el largometraje.

“No es una historia homosexual, es sobre alguien que tiene una profunda carencia afectiva y que se relaciona con aquel que le da un poco de afecto. Creo que deberíamos tocar el tema de la homosexualidad sin burlarnos, sin estereotipar, no se trata de hacer un chiste sino retratar a seres humanos reales, por ello ojalá que los 400 mil que marcaron por a favor de la familia la vayan a ver, ojalá algún jerarca la prohiba y genere morbo para que la gente se acerque a verla”, añadió Guillermo.

Temas Relacionados
guillermo arriaga
Guardando favorito...

Comentarios

 

Recomendamos