Roberto Sosa refresca su rutina

El actor, quien dejó atrás sus problemas de alcoholismo, actúa en dos obras y prepara dos series

Espectáculos 11/07/2016 00:10 Cristina Pineda Actualizada 00:10
Guardando favorito...

[email protected]

Para Roberto Sosa lo más importante es entregarse arriba de un escenario. El actor ya dejó atrás los problemas de alcoholismo y asume que está físicamente sano: duerme y come bien, hace ejercicio, actúa en dos obras y prepara dos series.

Pese a que insistió en no hablar de su vida privada, argumentando que no le interesa a su público, se dijo agradecido con la vida por tener trabajo.

“Creo que en esta vida nada se desperdicia, todo es experiencia, aprendizaje, madurez y sirve para crecer, más en el terreno actoral. Siempre he sido un ser apasionado y todo lo vivo con una intensidad maravillosa, es lo que me hace subirme a un escenario”.

Con su experiencia repite su participación en la obra Escorial, aunque 17 años después. Junto a la misma directora, Luly Rede, y el texto de Michel De Ghelderode comparte escena con Patricio Castillo, Roberto Ríos Raki y Tania Arredondo los sábados (hasta al 30 de julio) en el Foro Shakespeare.

“Lo retomamos en un espacio que para mí significa mucho porque es un templo para las propuestas teatrales de diversa índole, yo tenía ese pendiente de trabajar aquí. Es un texto muy teatral que exige un rigor físico por el personaje que interpreto, que es un bufón que está en una corporalidad que disfruto mucho”, argumentó.

El guión se le hace tan vigente como cuando lo conoció y el paso del tiempo ha hecho que se tenga otra visión de la narrativa de los personajes.

“Habla de las eternas pasiones humanas, de la insatisfacción, el enamoramiento, hermandad... No pasan de moda. Patricio fue compañero de mis padres en la escuela de teatro, lo conozco hace 35 o 40 años. Además que lo quiero lo respeto actoralmente y es de una generosidad maravillosa”, dijo.

Dentro del teatro también forma parte de la puesta en escena Sánchez Huerta, que en su quinta semana relata el hecho que una niña de 12 años decide quitarse la vida y es un reflejo del actual alto índice de suicidios en adolescentes. En su opinión, el objetivo es saber qué ocurre con jóvenes que viven en depresión, frustrados, sin una real comunicación, con bullying y que son etiquetados y señalados.

“De pronto nos resulta más fácil darle un teléfono celular a un hijo para que se entretenga. No estamos escuchando a nuestros hijos, estamos invitando a reflexionar”, explicó sobre su trabajo los viernes, sábados y domingos en el Teatro Milán.

Además está próximo a estrenar la película Sacúdete las penas, ópera prima de Andrés Ibáñez y en donde trabajó al lado de actores como Melissa Barrera, Emmanuel Orenda y Alejandro Calva, entre otros.

“Es una historia de amor que habla de cómo encontrar la felicidad a través del baile. El mensaje es positivo y alentador”, indicó.

Temas Relacionados
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios