Pasolini por fin vence la censura

A 40 años de su asesinato, la Cineteca de Boloña restaura y proyecta Saló, cinta que ha sido prohibida, cortada y secuestrada

Pasolini es considerado uno d elos más grandes directores del siglo XX (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Espectáculos 04/10/2015 00:18 Jorge Gutiérrez Actualizada 00:19

[email protected]

Roma.— Con muestras, proyecciones, encuentros, conferencias, espectáculos de teatro, música y danza, así como con lecturas públicas de sus poemas y escritos, Italia recordará Pier Paolo Pasolini, el gran cineasta, poeta, escritor y editorialista asesinado el 2 de noviembre de hace 40 años en un establecimiento balneario muy cercano a la capital italiana.

El acto culminante de esta gran conmemoración tendrá lugar en Boloña no sólo por ser la ciudad de nacimiento de Pasolini (5 de marzo del 1922), sino porque en la misma será proyectada, después de decenios, su última y casi inédita realización cinematográfica titulada Saló o le 120 giornate di Sodoma (Salò o los 120 días de Sodoma).

Inspirada en la novela del Marqués de Sade y en los escritos del semiólogo francés Roland Barthes,el cineasta y poeta boloñés concluyó el montaje de su última obra, considerada su testamento intelectual, un día antes de ser asesinado.

“Se trata de una película indudablemente dolorosa, áspera, difícil y poco conciliadora, que habla de nuestro presente de aquella época, pero en mi opinión es también una gran metáfora de lo que somos ahora”, explicó Gian Luca Farinelli, director de la Cineteca de Boloña, la institución que se encargó de restaurarla.

“Nos pareció que este trabajo se lo debíamos a Pasolini. Era imposible no restaurar este película no sólo porque es quizá su película más famosa y menos vista, sino porque está íntimamente ligada a su muerte”, agregó.

En este filme, el último que escribió y dirigió, Pasolini narra algunos pasajes de efímera vida de la llamada República de Saló, una localidad del Norte de Italia donde fue rodado y donde el nazifascismo, por allá de 1944, intentó reorganizarse para frenar la avanzada de las tropas aliadas que controlaban el Centro y el Sur de Italia.

Interpretada entre otros por Paolo Bonacelli, Giorgio Cataldi, Caterina Boratto, la película fue exhibida sólo por unos cuantos días, la censura fue implacable con ella a causa de los desnudos que aparecían en algunas de sus escenas con las cuales Pasolini hacía ver cómo el comando nazi corrompía y reducía a la esclavitud a jóvenes de ambos sexos. 

Resurgimiento. Tiempo después de la muerte de Pasolini, la cinta volvió a las salas cinematográficas, evidentemente cortada y prohibida para los menores de edad, y casi inmediatamente “fue secuestrada por las autoridades debido a los ataques que sufrió de grupos neofascitas con la complicidad de una sociedad mojigata como la italiana de los años 70”, recuerda el director de la cineteca de Boloña.

Con esta conmemoración los amantes del cine de Pasolini podrán ver no sólo esta película, sino su completa obra cinematográfica —Accattone, Mamá Roma, El Evangelio según Mateo— son algunos de los títulos más conocidos, mientras que los amantes de su obra escrita podrán escuchar poemas, fragmentos de libros, ensayos y editoriales, algunos de los cuales son considerados históricos por la manera que abordaba sus temas, sobre todo políticos, y por su refinada e innovadora manera de escribir. 

Temas Relacionados
pasolini Cineteca de Boloña Censura

Comentarios