Treinta años en la lucha contra el SIDA

Eruviel Ávila Villegas

El estigma y la discriminación siguen siendo un obstáculo en el acceso a servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento del VIH

Este sábado primero de diciembre conmemoramos el 30 aniversario del Día Mundial de la Lucha contra el Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida, mejor conocido como SIDA.

Es por ello que la semana pasada, a nombre del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), presenté una iniciativa ante el pleno del Senado de la República que propone modificar la Ley General de Salud y la Ley Federal del Trabajo, con la finalidad de combatir la discriminación de las personas con VIH/SIDA, además de brindarles mayores facilidades para recibir atención médica.

Actualmente, 37 millones de personas viven con VIH en todo el mundo. En México, cifras oficiales señalan que cerca de 75 mil personas tienen el virus. Durante 2017, se diagnosticaron 14 mil casos nuevos y 4,630 personas fallecieron a causa del SIDA. Destaco especialmente la labor, tanto del Consejo Nacional para la Prevención y Control del SIDA (Conasida), como del personal médico del sector salud que, año con año, han logrado reducir la mortalidad por SIDA.

Como es conocido, el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) produce un deterioro progresivo del sistema inmunológico que gradualmente puede evolucionar al SIDA.

Gracias al tratamiento por antirretrovirales, la infección ha pasado de una enfermedad mortal a una médicamente controlable. Los antirretrovirales, definidos como una combinación de medicamentos que evitan la formación de proteínas necesarias para el desarrollo del virus, permiten a quienes viven con VIH tener una vida plena.

En nuestro país, contamos con alrededor de 200 centros públicos de salud que proporcionan atención médica integral, medicamentos antirretrovirales gratuitos, apoyo psicológico y estudios de laboratorio, entre otros servicios.

El estigma y la discriminación siguen siendo un obstáculo en el acceso a servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento del VIH. Así lo ha señalado el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA).

Por su parte, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), también ha advertido que, si bien se ha avanzado en el combate al VIH/SIDA, en nuestro país la discriminación sigue estando presente en las instituciones de salud, centros laborales e incluso en el entorno familiar.

Por esta razón, la iniciativa presentada propone establecer, de manera expresa en la ley, que el derecho a la protección de la salud se lleve a cabo sin discriminación alguna.

La propuesta también contempla que las personas con VIH/SIDA tengan la posibilidad de atenderse en la clínica de su preferencia, sin importar su unidad de procedencia o derechohabiencia.

Por ejemplo, una persona con IMSS podrá atenderse en el ISSSTE. O bien, estará en posibilidades de acudir a la clínica más cercana o a centros alejados a su domicilio, a fin de garantizar la confidencialidad en el trato y combatir la discriminación.

Finalmente, se propone que los patrones o sus representantes no puedan condicionar el ingreso, permanencia o ascenso en el empleo a la presentación de estudios médicos de detección de VIH/SIDA.

Asimismo, se contempla la prohibición de que pueda despedirse a cualquier trabajador o coaccionarlo, directa o indirectamente, para que renuncie por ser portador de esta enfermedad.

Nuestro reconocimiento a las miles de personas que viven con VIH/SIDA en nuestro país. Por todos ellos y por sus familias seguiremos trabajando para que alcancen pleno respeto a su tratamiento y a sus derechos humanos.
 

Senador en la LXIV Legislatura y Presidente de la Comisión de Marina.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios