Se encuentra usted aquí

Placas de autos, vía para evadir

Muchos problemas de este país se resolverían más rápido de existir cooperación entre los estados. Un poco de voluntad ayudará mucho
03/09/2018
03:23
-A +A

Read in English

De unos años a la fecha, se acentuó la presencia de vehículos con placas foráneas en la capital del país, en especial del estado de Morelos. La razón principal, eludir el pago de tenencia en autos con precio mayor a 250 mil pesos, pero a ello se ha sumado otro motivo: evitar el pago de infracciones o cometer u ocultar actos ilícitos.

En cuestión de evasión de pago de impuestos, ¿es culpa del comprador si desde el momento en que se adquiere un auto en una agencia automotriz se ofrece la opción de emplacar en una entidad distinta a donde cotidianamente circulará el conductor? La autoridad local tendría que ordenar el funcionamiento de esos sitios.

Desde 2012 la Federación dejó de cobrar el impuesto a la tenencia vehicular, luego de que un decreto emitido en el gobierno de Felipe Calderón determinó que sería facultad de los estados mantenerlo o no. Ahora, algunas entidades lo cobran a partir de un determinado costo del automóvil. En la CDMX pagan tenencia los autos con valor superior a 250 mil pesos, en Querétaro aquellos que valen más de 400 mil, pero en otros estados no existe ese impuesto, como en Morelos. Esa disparidad en lugares a menos de tres horas de distancia ocasiona que quien adquiera un vehículo evalúe lo que mejor conviene a su bolsillo.

Una situación distinta es tramitar placas de otros estados con el fin de evadir el pago de infracciones en la entidad donde vive el propietario del vehículo.

Este tipo de problemas no se presenta únicamente en la zona centro del país. En un trabajo que hoy presentan EL UNIVERSAL, El Informador, de Guadalajara, y Pulso, de San Luis Potosí, se documenta que aquellos automovilistas que han acumulado infracciones no pagadas en sus estados optan por el apoyo de gestores para no cubrir los adeudos.

En Jalisco, las autoridades han detectado también que ladrones cambian las placas de autos robados por foráneas para que el vehículo pueda circular por el estado sin reporte de robo.

Este tipo de acciones debería abrir una oportunidad para el diálogo entre entidades. Aunque cada estado es soberano al momento de aplicar impuestos, podrían establecerse acciones coordinadas para que si un auto con placas de Morelos comete alguna infracción en la CDMX, la autoridad del estado vecino pueda tramitar el cobro.

En materia de seguridad, la coordinación es obligada. Un mayor intercambio de información entre autoridades estatales contribuirá a cerrar filas contra la delincuencia, al menos en el robo de vehículos.

Muchos problemas de este país se resolverían más rápido de existir cooperación entre los estados. Un poco de voluntad ayudará mucho.