Murray vuela con el enemigo

DeMarco, líder corredor de la Liga, dejó a los Cowboys para defender los colores de Eagles, el rival divisional; fue el movimiento más relevante
5 años y 40 millones de dólares fue lo que le ofreció Filadelfia a DeMarco Murray para convencerlo de jugar en sus filas; entre los receptores, el mejor contrato lo firmó Jeremy Maclin (ESPECIAL)
10/09/2015
01:15
Al Manzanero
-A +A

[email protected]

En lo que fue una sorprendente decisión, el líder corredor de la NFL la temporada pasada, DeMarco Murray dejó a los Cowboys de Dallas para enrolarse con el acérrimo rival divisional, los Eagles de Filadelfia, en el movimiento más impactante de la agencia libre de la NFL, pero no fue el único.

Murray viene de una temporada en la que corrió para 1,845 yardas con 13 anotaciones, su mejor desempeño desde que llegó a la Liga, pero no alcanzó un acuerdo para renovar con Dallas y emigró con Filadelfia por un contrato de cinco años y 40 millones de dólares, 18 de esos garantizados.

“Siento que es una gran oportunidad para ganar un Super Bowl. Al final del día no se trataba de seguridad financiera, aunque claro que uno siempre va a buscar lo que se merece, algo que muestre respeto. Con Filadelfia pude lograr ambas cosas y creo que tenemos oportunidad de ganar el SB”.

La llegada de Murray sorprendió, porque antes de su llegada, Filadelfia acababa de firmar a Ryan Matthews, corredor de San Diego.

Murray se convierte en el primer líder corredor de la NFL en cambiar de equipo en la temporada posterior a su logro. El último mejor corredor en cambiar equipos fue Bill Dudley, quien fue cambiado por los Steelers de Pittsburgh a Detroit, en 1947.

Además de Murray, otro jugador que emigró dentro de la misma división fue el esquinero Darrelle Revis, quien tras ser campeón con los Patriots de Nueva Inglaterra regresó a los Jets por cinco años y 70 millones de dólares.

Aunque es un veterano, Revis aún es uno de los mejores esquineros. La campaña pasada acumuló 47 tacleos, forzó un fumble, dos intercepciones y 14 pases defendidos.

“Creo que podemos hacer mucho ruido en los próximos dos años, puedo ser una pieza importante del rompecabezas”, dijo.

Su contrato supera al firmado por el esquinero Byron Maxwell, quien dejó a los Seahawks de Seattle para irse a Filadelfia por seis años y 63 millones de dólares.

Pero más allá de las rivalidades divisionales, el agente libre más codiciado era quizá el tacle defensivo, Ndamukong Suh, quien dejó a los Lions de Detroit para emigrar con los Dolphins de Miami. Suh firmó por 114 millones de dólares, 60 garantizados, que lo convierten en el defensivo mejor pagado.

Desde 2010, ningún otro tacle defensivo tiene más capturas (36) o tacleadas (239) que Suh, quien ha sido invitado cuatro veces al Pro Bowl.

Su puesto en Detroit fue ocupado por Haloti Ngata, quien llega de Ravens.

La posición de tacle defensivo fue una de las más requeridas y los Texans de Houston no se quedaron atrás al firmar a Vince Wilfork, un veterano procedente de Nueva Inglaterra.

Entre los receptores, el mejor contrato lo firmó Jeremy Maclin, quien dejó a Eagles para irse con los Chiefs de Kansas City por cinco años y 55 mdd.

Otra sorpresa se dio en la posición de ala cerrada cuando Julius Thomas anunció que se iba de los Broncos de Denver para firmar con Jaguars de Jacksonville por cinco años y 46 mdd.

Entre los linieros ofensivos, el gran ganador de la agencia libre fue Mike Iupati, quien se fue de San Francisco luego de cinco temporadas para firmar con los Cardinals de Arizona por 40 millones de dólares.

Mantente al día con el boletín de El Universal