Rousey tiene sed de sangre

La campeona gallo de UFC busca acabar a la brasileña Correia; insultó a su familia

La estadounidense es famosa por sus rápidas e inobjetables victorias (CORTESÍA UFC)
Universal Deportes 01/08/2015 02:30 Ariel Velázquez Actualizada 02:31

[email protected]

Tan dominante es Ronda Rousey que el momento en el que más se tardó en escuchar que salió victoriosa , sucedió el 15 de julio, cuando fue declarada la mejor atleta del mundo en los premios ESPYS. La peleadora estadounidense, quien ha terminado con sus rivales antes del límite de tiempo, ya no sólo está sedienta de triunfos, sino también de retos, por lo que no le importó viajar a Brasil para enfrentar esta noche en UFC 190 a la local Bethe Correia, quien al igual que Rousey, marcha invicta.

“Quiero que los fanáticos se den cuenta que estoy haciendo muchas cosas para ser la campeona más respetable. Ahora no tengo la ventaja de localía, quiero retos y esto me motiva”, comentó Rousey.

La campeona gallo de UFC no se complica y su cabeza sólo entiende de golpear a sus contricantes.

“Mi plan es más o menos así: voy a golpear a Bethe. Después, me voy a tomar un par de semanas para descansar, regresaré a mis entrenamientos y volveré a terminar con Miesha Tate. Y luego me voy a Tailandia o donde esté una peleadora que quiera enfrentarme”.

Ayer durante el pesaje, la brasileña logró hacer enojar a Ronda, y sólo hasta hoy se podrá averiguar si esta situación la benefició o pagará por insultar a la familia de la peleadora de Santa Mónica, California.

Y es que Correia afirmó que Rousey seguramente se suicidaría si las cosas no le salían como las había imaginado en la pelea de esta noche. Unas palabras que no le sentaron bien a la campeona, cuyo padre, Ron, se suicidó cuando ella tenía solo ocho años.

“Definitivamente esta es la pelea más personal en la que he participado. Cuando más presión tengo, lucho por encima de mí misma. Nunca he estado bajo más presión en toda mi vida y voy a demostrarle al mundo de lo que realmente estoy hecha”, advirtió.

Rousey saldrá con la leyenda “mi amoroso padre” en sus puños, como un homenaje.

“Así saldré este sábado, con esta frase en los puños [y los mostró], para que Correia se trague todo lo que ha dicho. No será una victoria rápida, no esta vez. Asumiré más riesgos, trataré de castigarla, que sufra.

“Tengo que vencer a esta chica de manera tan contundente que ya no haya quien se atreva a meterse con mi familia... De mí que digan todo lo que quieran, pero que no metan a mi padre”, externó Ronda.

Teniendo en cuenta que Rousey ha destrozado a algunas de sus adversarias en menos de 20 segundos, mostrándose brutal y despiadada, Correia no debe estar muy tranquila respecto a la pelea. Lo que sí quedó claro es que será un choque de potencia contra habilidad, pues Correia luce muy fuerte y en plena forma.

También verán acción Fernando Bruno vs. Glaico Franca, Dileno Lopes vs. Reginaldo Vieira, Jessica Aguilar vs. Claudia Gadelha.

Temas Relacionados
UFC Ronda Rousey

Comentarios