El equipo perdió la moral: Boy

Admite el técnico azul que el equipo volvió a fracasar; analiza su salida

El equipo perdió la moral: Boy
Tomás Boy se mostró contrariado por las fallas de sus jugadores (AGUSTÍN CUEVAS. IMAGO7)
Universal Deportes 08/05/2016 00:55 Daniel Blumrosen Juárez Actualizada 01:03

Su orgullo provoca que tarde un poco en admitir ese calificativo que tanto molesta a directivos, entrenadores y futbolista, pero la realidad es ineludible para Tomás Boy. El técnico del Cruz Azul reconoce que no estar en la Liguilla es un fracaso, por lo que se replantea la posibilidad de continuar.

“Nos ganaron bien, hicieron un golazo. Tigres es un equipo muy capacitado, pero tuvimos opciones, como el penalti [fallado por el ‘Chaco’]”, lamenta el ‘Jefe’. “El de Gignac es un golazo, pero dimos algunas facilidades. Después, el equipo perdió la moral.

“La falta de consistencia fue lo que nos dejó fuera. Dimos un partido bien y otro mal. La expulsión me parece muy rigorista, porque Nahuel [Guzmán] provoca a Joao [Rojas]. Tras eso, fuimos mucho menores que ellos. No hay más: volvimos a fracasar”.

Algo a lo que, asegura, no está acostumbrado, pese a que nunca había estado al frente de un club de la importancia de La Máquina y a que jamás ha obtenido algún título como estratega. Su vínculo finaliza en diciembre, mas parece no estar muy dispuesto a tolerar la calamidad con la que los Cementeros han estado ligados.

“Tengo contrato, pero lo voy a pensar. La afición es muy grande y se ilusiona, pero el equipo volvió a fallar en el día importante”, admite. “Voy a analizar algunas cosas, porque no me gusta ser parte de algo malo. En este tiempo, se dio un pequeño cambio, pero mostramos falencias. No tengo algún pretexto en absoluto”.

Por lo que no señala culpables, aunque recuerda que su equipo “falló cuatro penaltis en el torneo... Y eso hoy nos tiene fuera”. Joffre Guerrón, en un par de ocasiones, así como Matías Vuoso y el ‘Chaco’ fueron los ejecutores. Esa malaria en el momento cumbre empieza a ser incomprensible. “Uno siempre tiene que replantearse cosas. Me entristece por la afición, ya que se generó una ilusión. Son cosas que hasta a mí me cuesta entender: si hicimos un buen partido en Toluca, no comprendo por qué hoy [ayer] no. Es terrible no dar los resultados. Quizá, no toleramos la presión de las circunstancias”.

Por lo que, a diferencia de otras veces, no encuentra factores externos que hayan influido en la enésima decepción. “Es merecido que estemos fuera, porque casi siempre estuvimos en zona de Liguilla y lo dejamos escapar. No me gusta fracasar... Y no me gusta fracasar con esta institución”.

Temas Relacionados
Tomás Boy

Comentarios