15 | NOV | 2019
24
Darwin reclama al guaraní por un supuesto acto de racismo (ETZEL ESPINOSA. IMAGO7)

Acusan a Verón de llamar “simio” a Darwin Quintero

07/12/2015
00:50
Héctor A. Morales y Daniel Blumrosen J.
-A +A
Azulcremas piden sanción; el defensa paraguayo se dice inocente

[email protected]

Un nuevo episodio de presunto racismo se dio en el partido entre Pumas y América. Carlos Darwin Quintero, la víctima; el victimario, Darío Verón.

El portero de las Águilas, Moisés Muñoz, asegura que el zaguero felino llamó “simio” al colombiano, lo que desató la furia de los jugadores americanistas, quienes, al final del encuentro, fueron a la búsqueda del paraguayo para hacerle airados reclamos.

“Un compañero de profesión como Darío Verón y que representa a la máxima casa de estudios del país se refierió a Carlos Darwin Quintero como ‘simio’”, denuncia el guardameta azulcrema.

“Deben tomarse cartas en el asunto, porque no puede suceder. Es una pena tener que decir esto”, considera.

Verón estuvo implicado en un caso similar en 2010. Felipe Baloy, entonces defensa de Santos Laguna, reveló que el capitán auriazul lo llamó “mono” y “negro”.

Esta vez, el propio elemento universitario se defiende de las acusaciones americanistas.

“Me buscó mucho Quintero, pero nunca discutí con él. Estaba hablando con mi compatriota Osvaldito Martínez, a quien le dije —lo pueden ver en el video— que América tiene buen plantel, juega impresionante y nos trajo muertos atrás, estábamos sufriendo mucho”, explica.

“Ahí entró Arroyo y estaba discutiendo con él, no con Quintero, quien me vino a cabecear. Le dije que qué le pasaba, porque no estaba discutiendo con él. También estuvo el ‘Cepillo’, pero estoy tranquilo, no dije algo, no me metí con ellos... Seguramente es que ellos [los azulcremas] no saben perder”, expone molesto, con un tono de voz que raya en los gritos.

El América, mediante su cuenta de Twitter, condenó el acto de racismo y se espera que se pida un castigo contra Verón, en caso de comprobarse el racismo.

Aumentan los casos. En los últimos meses se han incrementado los hechos discriminatorios en el futbol mexicano.

Apenas en agosto trascendió que el silbante Adalid Maganda fue objeto de sonidos de mono por parte de los jugadores del Pachuca en un duelo de Copa.

El propio Darwin Quintero sufrió gritos racistas de los aficionados del Toluca en el estadio Nemesio Díez, de acuerdo con el técnico Ignacio Ambriz.

El vicepresidente del Puebla, Álvaro Flores, fue suspendido por un año por calificar como “negro de mierda” a Efraín Cortés.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios