Barra Brava

En Televisa, la Máquina ha sido arropada

Universal Deportes 18/08/2015 00:15 Redacción México, DF Actualizada 03:56
Guardando favorito...

@univ_deportes

Si creían que Miguel Herrera es el único cansado de Christian Martinoli, pues no, también el Cruz Azul. Por eso, La Máquina, al menos en parte, decidió cambiar de televisora. Allá en San Ángel quedaron de mimar al equipo de La Noria a costa de lo que fuera. No en balde, cuando pasan los partidos de los Cementeros como locales, tanto Televisa como TDN se dedican a difundir reportajes y notas de recuerdo con las glorias que alguna vez tuvo el equipo que está por cumplir 18 años sin título de Liga.

Lejos están los comentarios burlones que hacía el narrador de TV Azteca cuando se consumaban los fracasos celestes, que no han sido pocos, y de ahí la felicidad de parte de la dirigencia, aunque los resultados no le ayuden a conservar dicha alegría. No es de sorprender que se vean imágenes del Cruz Azul de la década de los años 70 en Televisa que de los años de mal fario que tiene ese capitalino equipo.

En Santos, enojados con Caixinha

A la directiva del Santos Laguna no le agradó ni tantito que el portugués Pedro Caixinha diera un paso al costado después de la derrota del viernes ante el América.

Desde hace tiempo, los altos mandos del club norteño estaban conscientes de que el ex forcado no duraría mucho, pero lo que les molestó es que —tras la obtención del Clausura 2015— existió la posibilidad de finalizar la relación laboral, pero el propio estratega aseguró estar listo para encarar el actual torneo.

La cúpula santista contempló la posibilidad de preparar el Apertura 2015 con otro director técnico, el cual tendría el tiempo necesario para armar y conocer al plantel. Todo cambió con el “sí” de Caixinha, quien perdió fuerzas al quinto partido. Decisión que no gustó a sus ex jefes, que ahora buscan timonel. ¿Por qué creen que el sábado apareció solito para anunciar su adiós?

Decio se pone a mano con Cantú

Además de su capacidad, la llegada de Guillermo Cantú a la secretaría general de la Federación Mexicana de Futbol se debe a una especie de deuda moral que Decio de María tenía con él.

Nos cuentan que hace poco más de siete años, cuando el Tricolor fracasó en el preolímpico rumbo a Beijing 2008, los dueños de clubes y la opinión pública exigían la salida de alguien como consecuencia del golpe que significó no asistir a la justa asiática.

Hugo Sánchez, entonces timonel del combinado, fue cesado algunos meses después, pero De María —quien era secretario general de la FMF y es amigo personal de Cantú— sugirió la salida de Guillermo, quien fungía como máximo responsable de las Selecciones Nacionales.

Le prometió que se pondría a mano en cuanto pudiera. No le quedó mal. Esos son amigos.

Iñárritu, con bandera blanca

La llegada de Héctor González Iñárritu a la presidencia de la Comisión de Arbitraje espera ser el factor que ponga, por fin, en paz a los silbantes que durante la gestión anterior se la pasaron en medio de grillas, dimes, diretes y demandas.

Iñárritu, quien se ha caracterizado durante su larga carrera en la Federación por ser muy político, tiene varias misiones que atender:  la primera es solucionar la demanda que varios ex silbantes de Cuernavaca, Morelos, hicieron a la Federación, lo que tiene en verdad muy molesto al nuevo presidente Decio de María; además de  terminar con la grilla interna que había sobre Edgardo Codesal, director técnico de la Comisión, y —por si fuera poco— dejar que el doctor termine de preparar a los silbantes que tiene como favoritos para ir a la Copa del Mundo de Rusia 2018, que todo hace suponer, es una lista que encabeza Roberto García Orozco.

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios