Suscríbete

Análisis: Hoyer entrega el juego

El quarterback de los Texans sufre 4 intercepciones en el partido

EFE
Universal Deportes 09/01/2016 19:03 Iván Pirrón Actualizada 19:06
Guardando favorito...

Brian Hoyer sufrió únicamente 7 intercepciones en la campaña regular. No tuvo un solo juego con más de una. Pero en el inicio de los Playoffs, el quarterback de los Texans lanzó 4 intercepciones (2 fumbles), que marcaron el destino de Houston y ayudó a que los Chiefs consiguieran su primer triunfo en la ronda de Wild Card desde el 8 de enero de 1993, cuando vencieron 27-24 a Pittsburgh.

El regreso del kickoff de 106 yardas de Knile Davis marcó el rumbo del triunfo de Kansas City, undécimo de manera consecutiva.

En la segunda serie ofensiva de los Texans, Hoyer lanzó su primera intercepción de la tarde. Buscaba a Nate Washington, pero su pase fue demasiado bajo y el safety Eric Berry se llevó el ovoide.

La defensiva de los Texans interceptó a Alex Smith, pero Hoyer regresó el regalo con un fumble (aparentemente el balón se le zafó), recuperado por Dontari Poe en la yarda 42 de Kansas City.

Después de dos patadas de despeje, Hoyer sufrió un par de intercepciones consecutivas. La primera de ellas fue la más dolorosa porque fue en la yarda 2 de los Chiefs. Sin receptores abiertos, en lugar de lanzar el balón fuera del campo, Hoyer trató de conectar con el corredor Alfred Blue, pero el linebacker Josh Mauga anticipó el envío y Houston se fue con las manos vacías.

Los Chiefs, sin ser espectaculares, aplicaron la misma fórmula ganadora que los llevó a los Playoffs después de iniciar 1-5: defensiva, ataque terrestre y un juego sin errores de Alex Smith.

Smith (2-2 en Playoffs) comandó una serie ofensiva de 94 yardas en el tercer periodo con la que sentenció el juego; conectó en las diagonales un envío de 9 yardas con el novato Chris Conley. Con el punto extra del brasileño Cairo Santos, Kansas City ganaba 20-0.

Smith completó 17 de 22 para 190 yardas, con un touchdown y una intercepción, mientras la defensiva de Kansas City aceptó únicamente 112 yardas por pase.

La mala noticia para los Chiefs fue la lesión de Jeremy Maclin, su mejor receptor. Maclin se lesionó la rodilla y quebró en llando en la banca de Kansas City, un síntoma de que el asunto puede ser grave.

Maclin terminó la campaña regular como líder de los Chiefs en recepciones (87), yardas (mil 88) y touchdowns (8).

Ahora el objetivo más confiable para Smith es el ala cerrada Travis Kelce (72-875-5), quien ante los Texans completó 8 pases, con 128 yardas.

El segundo mejor receptor de Kansas City es Albert Wilson, quien terminó la temporada con 35 balones atrapados, 451 yardas y un par de anotaciones.

Si Pittsburgh derrota a Cincinnati en el segundo Wild Card de la AFC, los Chiefs jugarán en Nueva Inglaterra en la Ronda Divisional. Si ganan los Bengals, entonces Kansas City enfrentará por tercera ocasión en la temporada a los Broncos de Denver.

Guardando favorito...

Comentarios

 
Recomendamos