Del color de la vida

Hay pocas cosas con mayor magnetismo que unos labios rojos. Chanel lo sabe y este nuevo producto es irresistible

Cortesía
Cortesía
De última 08/10/2016 11:00 Mónica Isabel Pérez Actualizada 11:00
Guardando favorito...

En un fragmento de su novela Me llamo rojo, el Premio Nobel de literatura  Orhan Pamuk explica la sensación del color rojo a alguien que nunca lo ha visto: “Si lo tocáramos con la punta de un dedo, sería entre el hierro y el cobre. Si lo cogiéramos en la mano, quemaría. Si lo probáramos tendría un sabor pleno como de carne salada. Si nos lo lleváramos a la boca, nos la llenaría. Si lo oliéramos, olería a caballo. Si oliera como una flor se parecería a una margarita, no a una rosa roja”. 

La descripción es apasionada  como el color mismo. Impresión de luz que también fascinaba a Gabrielle Chanel, quien lo describió alguna vez como “el color de la vida”. Por eso el rojo nunca ha faltado en una colección de la marca. Emblemático, el color que más relacionamos con el amor, la vida, la muerte, la pasión y el peligro, es ahora explorado bajo la visión de la nueva Global Creative Makeup and Colour Designer de la casa, la talentosa maquillista italiana Lucia Pica.

En la recién presentada Le Rouge Collection Nº1, Pica juega con distintos tonos de rojo, desde los más tímidos y sutiles hasta los más eróticos y atrevidos y traduce todas estas facetas del color en rubores, labiales, sombras para ojos y esmaltes de uñas capaces —en sus palabras— de crear “maquillajes rápidos, contundentes y audaces”. Todo lo que hay en esta colección es fácil de aplicar y, es innegable, su uso provoca una sensación inmediata de poder y sensualidad. Para Lucia Pica, esta primera colección de Le Rouge que presenta en Chanel “encarna una forma de subversión y de clasicismo. Evoca el poder de la feminidad, pero también su vulnerabilidad. El rojo es un color intenso, vulnerable, sexual y eterno”. Basta aplicarlo y mirarse al espejo para comprobar que Pica cumplió con el objetivo de traducir esas ideas en esta línea que da continuidad al viejo idilio entre Chanel y el rojo que comenzó en 1924 con la primera barra de labios roja de la casa, misma que la propia Coco promocionó como nadie cuando invitó a usarla diciendo: “Mujeres, pónganse rojo en los labios y ataquen”. 

Temas Relacionados
Orhan Pamuk chanel
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios