21 | MAR | 2019
Lourival Possani desarrolla sus investigaciones en la UNAM sede Morelos. (CORTESÍA AMC)

Pionero en el estudio del veneno de los alacranes

31/12/2016
00:26
José Pablo Espíndola
-A +A
El doctor Lourival Possani fue uno de los premiados con el Nacional de Ciencias 2016

[email protected]

El doctor Lourival Domingos Possani Postay fue galardonado con el Premio Nacional de Ciencias 2016 que entrega la Secretaría de Educación Pública, en el campo de Tecnología, Innovación y Diseño, junto al doctor Luis Enrique Sucar Succar. El reconocimiento fue “por su contribución científica al estudio de la estructura y función de los péptidos y proteínas del veneno de los alacranes”.

Con este segundo reconocimiento, Possani se convirtió en la primera persona en recibir en dos ocasiones este premio. El primero fue en 1996 en el área de Ciencias Físico-Matemáticas y Naturales. Ahora, con este galardón está convencido de que la paciencia y la constancia son fundamentales en la ciencia.

“La buena ciencia no la hacen personas muy brillantes, necesitas ser trabajador y constante, el trabajo constante es el que hace la diferencia de todo”, dice Possani, quién nació en Brasil, pero se naturalizó mexicano.

El doctor Domingos Possani asegura que este premio reconoce sus 42 años de trabajo en torno al veneno de alacrán. “Cuando llegué al país hace más de 40 años no se conocía bien desde el punto de vista bioquímico la composición de los venenos de alacranes ni por qué mataban a la gente. Por eso decidimos estudiar el veneno de los alacranes mexicanos. Hemos formado un grupo de investigadores y se tienen colaboraciones con científicos de unos 17 países que van al Instituto de Biotecnología a hacer sus estudios”, indicó el integrante de la Academia Mexicana de Ciencias.

Explica: “En “a medida que fuimos avanzando en ese conocimiento vimos que había posibilidades de aplicación y comenzamos a registrar patentes, ahora tenemos 89 solicitudes de patentes, de los cuales ya nos fueron concedidas cerca de 30 y creo que ese fue el hecho que sumó para que me dieran este reconocimiento”.

El investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) recuerda que se decidió por esa línea de investigación cuando realizaba el doctorado en Biofísica Molecular por la Universidad de París, Francia, en 1970, donde estudió el veneno de una especie de serpiente.

Ahora, el doctor Possani Postay trabaja en la obtención de un antídoto que pueda ser utilizado contra la picadura del alacrán. “Lo estamos haciendo en un formato completamente novedoso, en lugar de usar los sueros de caballo que es lo que normalmente se hace, estamos desarrollando un método con ingeniería genética”.

De acuerdo con información de la Academia Mexicana de la Ciencias (AMC), el estudio de inmunoglobulinas humanas es capaz de neutralizar las toxinas del veneno de alacrán.

“Este trabajo fue realizado con el doctor Baltazar Becerril y la doctora Lidia Riano. Ellos aislaron a los genes que codifican a las inmunoglobulinas humanas con un banco de ácido desoxirribonucleico complementario del cual seleccionaron a las inmunoglobulinas capaces de neutralizar la acción del veneno, ya que las que se utilizan actualmente de caballo pueden ocasionar choques anafilácticos en las personas”, dijo el científico galardonado.

Para Lourival Domingos Possani Postay este premio es la oportunidad perfecta para invitar al gobierno a que apoye más a la ciencia:

“Es muy importante que el país apoye la investigación básica, sin estar preguntando inicialmente si va o no a resolver un problema, que el investigador tengo recursos para responder las preguntas básicas que se hace sobre la ciencia y si es suficientemente inteligente se dará cuenta que muchas de las cosas que está descubriendo tienen aplicaciones y si trabaja, justamente, en esas aplicaciones, surge el fenómeno de la innovación tecnológica”, asegura Possani en entrevista con EL UNIVERSAL.

Además dice que la situación en México es complicada: “Estamos formando gente que al terminar sus doctorados no tiene empleo, es necesario tener una visión amplia, eso de hacer ciencia básica, de apoyar a la ciencia en el país, no es una cosa fácil, debe ser visto con mucha seriedad”.

A causa de la falta de empleo para los científicos mexicanos, muchos de ellos se ven en la necesidad de abandonar el país y migrar a otros donde sí les permiten desarrollar su trabajo.

“En México existe muchas personas buenas en la ciencia que no trabajan aquí porque no encontraron empleo, trabajan en otros países. Si seguimos así, cada vez seremos más dependientes de los otros países en cuestión de innovación y tecnología”, explica el galardonado.

El laboratorio de Possani es un referente internacional en el tema de venenos de alacranes y sus posibles aplicaciones. Recientemente se aislaron y patentaron componentes que funcionan como antibióticos, así como antiparásitos También se reconocieron péptidos que actúan en un sitio específico en linfocitos humanos que podrían ayudar a controlar diabetes tipo 1, psoriasis y artritis reumatoide.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios