Proponen que librerías operen en un régimen de IVA Tasa 0

El argumento de los libreros es que el impuesto que tienen es tan alto que si lo quitan podrían abrir más librerías
Foto: Juan Boites / EL UNIVERSAL
01/12/2016
00:22
Yanet Aguilar Sosa
Guadalajara
-A +A

yanet.aguilareluniversal.com.mx

Las librerías en México deben operar en un régimen de IVA Tasa 0, esa es la propuesta de cambio de régimen fiscal que desde hace varios meses gestiona la Asociación de Librerías de México ante las Cámaras y ante organismos como la Secretaría de Cultura.

El argumento que esgrimen los libreros mexicanos es que esa exención de 16% de IVA que actualmente tienen es tan alto que si lo quitan podrían abrir más librerías en territorio nacional, tanto pequeñas y medianas como grandes empresas.

En el marco de la 30 Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Rodrigo Pérez-Porrúa y José Achar señalaron que esta iniciativa que encabezan y que seguirán impulsando no busca afectar la tasa impositiva a los libros, pero que han confirmado a través de un estudio profundo que lleva 95% de avance y que esperan que esté listo para enero, que ese ahorro de 16% les permitiría abrir nuevas librerías.

Por ejemplo, José Achar, de Librerías Gandhi, podría abrir dos o tres librerías al año.

El diagnóstico proporcionado por el Grupo de Economistas Asociados GEA, de México, aun cuando todavía no está concluido, demuestra que de acuerdo con la Ley General del IVA, en nuestro país sólo existen cuatro bienes o productos exentos del pago de IVA y allí no están las librerías.

Ese trabajo les permitirá sustentar con argumentos el caso, pues implica una medición sobre el libro en México y su disponibilidad en territorio nacional, que junto con la exención y el cumplimiento de la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro podrían llevar a tener un mejor desarrollo de toda la cadena del libro.

“Es un hecho que la tasa de lectura va en descenso, el mexicano lee cada vez menos libros, pero eso se debe a que no hay librerías, las librerías no pueden reproducirse por esto mismo, esto es una lacra que está afectando a todos los libreros. La primera queja de cualquier librero es que no puede subsistir, a todos nos afecta tremendamente, a pequeñas, medianas y grandes empresas”, señaló José Achar.

Por su parte, Rodrigo Pérez-Porrúa refrendó que el gran problema que tiene el libro es que hay pocas librerías, pocos puntos de distribución y pocos puntos de venta. “Hace un año, cuando nos reunimos también aquí, señalamos que ALMAC tenía registrados 200 puntos de venta, hoy tiene registrados cerca de 600 puntos, pero además tenemos muchísimas sinergia entre todos los integrantes de la cadena del libro”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS