Premio en honor a José Emilio Pacheco

"Es muy importante ser la presidenta de un comité y apoyar un premio que lleva el nombre de José Emilio. Me siento feliz de tener un pretexto para hablar de él", expresó Cristina Pacheco

El reconocimiento cuenta con un comité de honor conformado por Mónica Lavín, Ignacio Solares, José Sarukhán, Fernando González Gortázar y Coral Bracho, presidido por Cristina Pacheco. FOTO: Alejandra Leyva/EL UNIVERSAL.
Cultura 05/12/2015 14:30 Alida Piñón Guadalajara Actualizada 15:03
Guardando favorito...

La periodista Cristina Pacheco, dice, no habla con frecuencia sobre José Emilio Pacheco porque la "emoción es difícil de controlar" y es que uno nunca, jamás, se consuela de la pérdida de una persona. Por eso, hablar hoy sobre el amor que el escritor sintió por las ciudades y por la naturaleza la hacen "sentir muy feliz".

El año pasado se rindió en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) un sentido homenaje por la desaparición física del autor Las batallas en el desierto. Desde entonces se decidió crear un premio en honor al poeta fallecido en enero de 2014.

Hoy, en conferencia de prensa, el presidente de la FIL, Raúl Padilla,  anunció oficialmente que la Feria y el Museo de Ciencias Ambientales del Centro Cultural Universitario lanzan el Premio Ciudad y Naturaleza, como tributo al poeta y "amigo de la FIL, inspirador de muchas generaciones, que compartió su especial interés por la naturaleza".

"En este sentido el galardón está pensado como un nuevo espacio de confluencia entre la naturaleza, la ciencia, la literatura y la complejidad de las ciudades, se concibió para incentivar la creación literaria que recoja la apreciación estética de la naturaleza, explorar el conocimiento científico, así como los paisajes y los procesos de las ciudades", explicó Padilla en conferencia de prensa.

La convocatoria está abierta a la participación de escritores de cualquier nacionalidad cuya obra esté escrita en español, en los géneros de poesía o cuento, porque se busca reconocer a las obras literarias de calidad que inviten a una mayor comprensión de la naturaleza, sensibilizando al lector para actuar a favor de su conservación. 

El premio consistirá en un diploma, una medalla con la efigie de José Emilio Pacheco y 10 mil dólares o su equivalente en moneda nacional. El reconocimiento cuenta con un comité de honor conformado por Mónica Lavín, Ignacio Solares, José Sarukhán, Fernando González Gortázar y Coral Bracho, presidido por Cristina Pacheco. 

Habrá un jurado "con especialistas destacados y escritores de prestigio" y el primer año estará dedicado a la poesía, para la siguiente edición se concentrarán en el cuento. Año con año el jurado estará integrado por la comunidad literaria y científica. 

El fallo se dará a conocer en septiembre y será inapelable, la entrega se hará durante la FIL 2016. La convocatoria se dará a conocer el 15 de diciembre. La publicación de la obra ganadora correrá a cargo de la editorial de la Universidad de Guadalajara.

Ante el anuncio, Pachecho indicó: "Es muy importante ser la presidenta de un comité y apoyar un premio que lleva el nombre de José Emilio. Me siento feliz de tener un pretexto para hablar de él, no lo hago con frencuencia porque sé que la emoción es difícil de controlar. Nunca, jamás nos consolamos de la pérdida de una persona y  es terrible porque llega un momento en el que sólo podemos hablar de esa persona en pasado, no quiero que eso ocurra con José Emilio, ni ocurrirá jamás porque en su trabajo está vivo y porque él se va a renovar en la escritura de los jóvenes que vengan después a tomar la maravillosa estafeta que es el lenguaje".

Añadió que el poeta adoraba las ciudades. "Para José Emilio las ciudades eran un laberinto, un escondite, un juguete, una especie de otro yo que le dictaba sus poemas, algunos son dolorosos y terribles, algunos hablan de la ruina y la desolación de las ciudades, pero creo que esas ciudades quedarán siempre porque tienen la fuerza de la historia y porque siempre se quedarán en las palabras", dijo.

La periodista y escritora compartió que José Emilio Pacheco amaba la naturaleza y el mar. "No podíamos ir a mirarlo todo el tiempo, pero logramos tener una magia que a él le encantó: tener una fuente que todo el tiempo gotea un hilito de agua, pensaba que esa agua le gustaba porque seguramente venía del mar. Esto es la forma de decirles lo importante que es para mí y sería para él, el nombre de este premio y lo que significa".

 

sc
 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios