Perfil. Juan María Alponte

Historiador, docente, investigador, ensayista y colaborador en diversos medios de comunicación, Enrique Ruiz García cambió su nombre inspirado en el primer esclavo que alcanzó la libertad en Cuba

Guía de varias generaciones, además de practicar cotidianamente yoga, Alponte era partidario del Real Madrid. FOTO: Archivo.
Cultura 04/12/2015 14:43 Redacción Ciudad de México Actualizada 14:43
Guardando favorito...

Enrique Ruíz García, mejor conocido como Juan María Alponte, nació en España en 1925. Llegó a México en 1968, expulsado de su patria por el gobierno de Francisco Franco.

Su padre murió cuando tenía doce años. "Yo viví la Guerra Civil española como una barbarie. En 1936 mataron a mi padre y lo arrojaron a las puertas de mi casa, en Santander, donde nací en 1924. Si bien era un niño, supe en seguida que en una guerra civil no hay buenos y malos, que todos son iguales", contó a EL UNIVERSAL en una charla a mediados de noviembre.

"Mi padre, Restituto Enrique Ruiz García, era un buen hombre. Ésas son cosas que pasaron y que constituyen un acervo, pero hay que elegir entre el odio y la inteligencia, y yo elegí la inteligencia, no la venganza ni el horror de la persecución del otro. A mi padre lo mataron y a mí me expulsaron. El gobierno de Franco tuvo esa delicadeza". Alponte fue enviado a Francia pero decidió que su vida estaría en México.

"Pensé que aquí podía ser mucho más útil. Llegué en 1968, poco después de salir de España", narró el ganador Medalla al Mérito Académico por la UNAM en 2006.

Con 45 años en la docencia, Alponte era maestro de tiempo completo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Escribió diversos libros, entre ellos: Retrato de una familia babélica, Cultura y pensamiento revolucionario en el siglo XX, editado por la UNAM, Inglaterra, del imperio a la nación, editado por el Fondo de Cultura Económica, Hombres en la historia, La revolución ciberespacial y la privatización del Estado-nación, (ensayo de insurgencia).

Doctor de Historia por la Universidad de Madrid, Alponte -que tomó su seudónimo del primer esclavo libre en Cuba- recibió la medalla "Ernesto Enríquez Coyro", por su trayectoria académica. Recientemente le fue entregada la Orden de Caballero Águila grado Tezcatlipoca con bastón de mando por la fundación Caballero Águila A.C. en Teotihuacán.

Guía de varias generaciones, además de practicar cotidianamente yoga, Alponte era partidario del Real Madrid.

En cuanto a la música, solía decir: "Yo soy beethoveniano, sobre todo en los últimos años. También escucho a Mozart".

 

sc

 

 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios