Suscríbete

FIL Oaxaca homenajea a Naranjo

Juan Villoro, Alejandro Magallanes, Darío Castillejos y Ericka Martínez hablaron del trabajo del caricaturista de EL UNIVERSAL

"Rogelio es obsesivo en su trabajo, es obsesivo porque es obsesivo en su vida, es la persona más meticulosa que conozco", afirmó su compañera, Ericka Martínez. FOTO: Cortesía FILO 2015.
Cultura 24/10/2015 16:05 Oaxaca,Oax Yanet Aguilar Sosa/Enviada Actualizada 16:52

"La caricatura de Naranjo es un retrato absolutamente minucioso de la realidad, puede haber desproporciones entre el tamaño de la cabeza y el cuerpo, pero nosotros estamos viendo a alguien que capta no solamente las acciones del personaje sino de manera asombrosa su vida interior", dijo Juan Villoro durante el homenaje al caricaturista Rogelio Naranjo, que le rindió la Feria Internacional del Libro de Oaxaca.

Luego de la ceremonia de inauguración, Juan Villoro, Alejandro Magallanes, Darío Castillejos y Ericka Martínez, hablaron de Rogelio Naranjo, al caricaturista que llamaron gran humorista, cartonista que encarna la libertad de expresión, retratista trágico, mago del trazo, un intérprete de los que no tienen voz y los que no quieren escuchar, un artista disciplinado y obsesivo y un "tesoro viviente" de la cultura mexicana.

En el Teatro Macedonio Alcalá, Villoro dijo que Naranjo es un retratista sorprendente. "No solamente estamos ante el aspecto exterior de los personajes, sino ante lo que llevan dentro y en el caso de los políticos es algo que ellos preferirían que no se descubriera".

Pero también afirmó que los cartones de Rogelio Naranjo serán el relato más fehaciente de lo que aquí ocurrió. "Ha sido, no el gran retratista de la corte como Goya y como Velázquez sino el gran retratista de los inquilinos de Los Pinos".

Un caricaturista que ha sido estimulado por la realidad mexicana, "realidad que pasó de la dictadura perfecta a la caricatura perfecta" e incluso aseguró que "la realidad mexicana ocurre para que la dibuje Rogelio Naranjo".

Allí también, Ericka Martínez, la compañera de Rogelio Naranjo desde hace varios años, habló de la disciplina y la rutina en la vida creativa y en la vida cotidiana del cartonista editorial de EL UNIVERSAL. Celebró además la generosidad del artista que donó toda su obra a la UNAM y firmó incluso que la obra que también llegará allí la obra que creará en el futuro.

"Rogelio es obsesivo en su trabajo, es obsesivo porque es obsesivo en su vida, es la persona más meticulosa, más rutinaria y más repetitiva que yo conozco. Rogelio se sienta a dibujar a la misma hora, termina de dibujar a la misma hora, duerme exactamente a la misma hora, usa la misma camisa si le da suerte. Es un tipo que no ve televisión, le gusta el futbol pero está decepcionado del Cruz Azul. Es un tipo sumamente disciplinado y la disciplina te lleva a ser quien es, a haber dibujado 17 mil cartones políticos en 52 años de carrera", señaló Martínez.

Por su parte, Darío Castillejos, aseguró que copiar a Naranjo es un reto imposible porque su trazo es obsesivo. "En su trabajo aprendí a conocer a los políticos, aprendí que estos viven al revés, que de sus manos surgen garrotes como apéndices, aprendí que tienen serpientes encantadas en vez de lenguas, y que muchos de ellos hablan de una manera extraña, que entienden o no saben, o más bien dicen lo que no saben o lo que no piensan, y no piensan lo que dicen".

Aseguró que Rogelio también es un intérprete en ese diálogo extraño que se da entre los que no tienen voz y los que no quieren oír. "Rogelio nos ha enseñado a traducir esa voz que aún siguen sin entender los de arriba".

El propio Naranjo habló de la amistad y del amor de sus amigos, del cariño de su compañera Ericka Martínez, de su amigo Rius, quien ha estado "en los mejores momentos y en los peores momentos siempre me lo encuentro y he aprendido un poquito de todas sus mañas".

Guillermo Quijas, presidente de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca dijo que la temática de esta edición dialogarán mujeres y hombres que en su obra y en su vida misma han encontrado su muy particular manera de construir la libertad, de escribirla, de dibujarla, de volverla canción y de enseñarla a otros y ejercerla cada día. "Sus opiniones encarnan la esperanza de una sociedad que no va a rendirse ante ningún horror".

Y llamó a participar en esta fiesta de los libros que se realiza desde hace 35 años y a unirse a esta forma de reflexión y lugar de encuentros donde se abren innumerables puertas para el ejercicio de la imaginación, los viajes que se realizan a través de las palabras, un espacio para lectores de todas las edades. "Es nuestro deseo que todas las expresiones de la libertad hagan de esta feria su casa y resuenen en nuestra realidad para construir un futuro sin tortura y con esperanza".

 

sc

Comentarios