"La arquitectura es una embajada que excede el ámbito del arquitecto", comentó Alejandro Aravena. FOTO: Tomada de La Tercera.

Aravena comparte con Chile el premio Pritzker

14/01/2016
15:25
Notimex
Santiago
-A +A
"La arquitectura es de naturaleza colectiva", afirmó el fundador de la oficina de arquitectos Elemental

El arquitecto chileno Alejandro Aravena, reciente ganador del premio Pritzker, el mayor galardón de la arquitectura mundial, aseveró que la distinción "termina premiando a un país entero".

En entrevista que publica este jueves la edición digital de La Tercera, Aravena señaló que "un premio como éste termina premiando a un país entero: hubo una política habitacional que permitió hacer y que salió de aquí, hubo municipalidades que dieron permisos, organizaciones sociales, ciudadanías que trabajaron".

"La arquitectura es de naturaleza colectiva. Los proyectos alguien tiene que necesitarlos. Además, requieres de una gran cantidad de especialistas. La arquitectura es una embajada que excede el ámbito del arquitecto”, comentó.

Aravena, fundador de la oficina de arquitectos Elemental y primer chileno en recibir el Pritzker, destaca por su trabajo que equilibra la construcción de edificios de diseño sofisticado con proyectos que renovaron el concepto de vivienda social en Chile.

El también director de la Bienal de Venecia 2016, quien hace un mes se enteró que sería galardonado pero que debió guardar silencio, comentó que el premio "es algo totalmente inesperado, no formaba parte de mis expectativas ni remotamente".

"En general, el debate sobre este tipo de premios siempre es en torno a si se lo das a una persona por lo que hizo en su vida o si ocupas la fuerza, la onda expansiva de un premio para apostar porque la mejor obra será la que todavía está por venir. Nosotros queremos verlo así", acotó.

"Nuestro mejor proyecto es el que todavía no hemos hecho. Creo que la evidencia muestra eso. Nuestro mejor proyecto de arquitectura creo que es el de Villa Verde (un conjunto de viviendas sociales en Constitución), que es el que nos ha funcionado mejor, el que ha generado una mejor vida posterior", enfatizó.

Aravena añadió que "una vivienda social bien diseñada puede ser una herramienta de superación de la pobreza. Si esa vivienda aumenta de valor en el tiempo, tengo un activo para pedir un crédito para acceder a mejor educación, por ejemplo".

"Lo que hicimos fue identificar factores que aumentaran de valor las casas: buena localización, una estructura que permita crecer, dimensiones de clase media y el espacio público. La vivienda social como inversión. Y ese fue nuestro mantra", recalcó.

 

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios