Suscríbete

Cerebros digitales, proyecto anacrónico

Asegura que la idea de grandes repositorios se ha visto superada por los avances tecnológicos

El reto para el funcionario es hacer de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas uno de los pilares naturales y estratégicos de la Agenda Digital
Cultura 12/05/2015 23:14 Actualizada 23:14
Guardando favorito...

[email protected]

Dos años al frente de la Coordinación de la Agenda Digital de Cultura del Conaculta le permitieron a Jorge von Ziegler tener un diagnóstico sobre el proyecto de digitalización del patrimonio cultural de México en los llamados Cerebros digitales que anunciara con bombo y platillo la pasada administración de Conaculta, a cargo de Consuelo Sáizar; la conclusión a la que llegó es categórica: “Hoy en día, la idea de grandes repositorios o centros de almacenamiento de acervos digitales se ha visto superada por la evolución y las nuevas soluciones de la tecnología”.

Desde el pasado 30 de abril, Von Ziegler dejó la Agenda Digital para encargarse de la Dirección General de Bibliotecas, donde está la Red de Bibliotecas Públicas que será vital en el desarrollo de la nueva política de digitalización de los acervos bibliográficos; pero también donde está una de las obras de infraestructura cultural que está inconclusa: la Biblioteca de México José Vasconcelos, que resguarda los acervos digitales que vendió con sobreprecios de hasta 991.6% la Universidad Autónoma del Estado de México.

Habla en entrevista con EL UNIVERSAL, vía correo electrónico.

¿Cuál es la situación actual de la agenda digital de Conaculta?

La Agenda Digital de Cultura es ya un conjunto rico y propositivo de realidades: plataformas, aplicaciones, recorridos y exposiciones virtuales, micrositios, libros electrónicos, audios, videos, educación artística a distancia, redes sociales. Todas las instituciones y áreas culturales han incluido en sus programas una vertiente que incide directamente en la agenda digital como parte de su acción sustantiva. La guía de esta labor son las líneas establecidas en su momento en el Plan Nacional de Desarrollo y sus programas derivados: Sectorial de Educación; Especial de Cultura y Arte; Gobierno Cercano y Moderno; y la Estrategia Digital Nacional. De éstos se desprende la Agenda Digital de Cultura en su forma de documento de política pública y a la vez plan de acción que sistematiza y conduce los esfuerzos de las instituciones culturales en el campo de la tecnología digital, y que se presentará junto con las plataformas y desarrollos digitales ya realizados cuando el calendario electoral lo permita.

La estrategia general plantea tres etapas de desarrollo: impulsar la formación de colecciones digitales por tipo de patrimonio a partir de los acervos en manos de las instituciones federales de cultura; crear plataformas de acceso a cada patrimonio; y propiciar la convergencia de las plataformas en un portal o espacio de acceso común.

A dos años y medio de esta labor, existen resultados y productos concretos en las dos primeras etapas. El paso siguiente es crear las herramientas de búsqueda y acceso a toda esta riqueza del material digitalizado, evitando su dispersión y su invisibilidad, las grandes amenazas del mundo virtual.

¿Cómo está la institución en su meta de preservar y difundir el patrimonio a través de la digitalización?

Un ejemplo del modelo de desarrollo, en cuanto a desarrollar colecciones digitales de diversos tipos, alojadas en diferentes centros y áreas, y crear una plataforma para su acceso y visualización en conjunto, es la Mediateca del INAH. Otro es el repositorio de materiales académicos de los centros de investigación del INBA (Inba Digital). El Cenart avanza en su portal multimedia de educación en línea y contenidos artísticos. El IMCINE inició la digitalización y curaduría de películas para su Plataforma Cinema México. La Dirección General de Publicaciones comenzó la edición de libros electrónicos y lanzó la Plataforma LibrosMéxico. Educal creó su Librería Virtual . El programa Alas y Raíces ha formado ya un innovador catálogo de aplicaciones infantiles. La Fonoteca Nacional cuenta con varias plataformas para la difusión del patrimonio musical y sonoro. Radio Educación ha iniciado un abanico de servicios digitales bajo la plataforma Dial Digital. Estos proyectos y desarrollos son nuevos. Además se ha intensificado la difusión de contenidos de las instituciones en las plataformas conocidas de video y en redes sociales.

¿Los Cerebros digitales son un proyecto real en este momento?

Hoy, la idea de grandes repositorios o centros de almacenamiento de acervos digitales se ha visto superada por la evolución y las nuevas soluciones de la tecnología. Concentrar todos los acervos de un mismo tipo en un solo lugar o sistema de hospedaje se ha hecho innecesario, cuando la reunión de los materiales en un solo espacio es posible de manera virtual, sin importar el lugar físico donde se encuentren. De ahí que los llamados Cerebros digitales no se hayan concretado. La búsqueda más viable en la actualidad es el desarrollo de sistemas de acceso federado, es decir, consorcios o coaliciones de acervos culturales (museos, bibliotecas, archivos, mediatecas, etc.) que, independientemente de contar con sus propios sitios y repositorios, aporten contenidos a una plataforma común.

En 2012, Consuelo Sáizar dijo que para febrero de 2013 estarían digitalizados 11 mil materiales ¿cuántos libros hay digitalizados de la Biblioteca de México para su consulta?

Actualmente es posible consultar en línea 5 mil títulos, todos ellos de dominio público. En las instalaciones de la Biblioteca de México y la Biblioteca Vasconcelos se pueden consultar 12 mil volúmenes de manera interna.

¿Cuál es la relación actual de Conaculta, en materia de digitalización, con la Universidad Autónoma del Estado de México?

Actualmente no existe ninguna relación de colaboración con la UAEM para digitalización. La vigencia del addendum al convenio que existía para digitalización de acervo bibliográfico concluyó en octubre de 2012 y no hubo extensión o renovación.

¿Cuándo fue invitado a dejar la Coordinación de la Agenda Digital de Conaculta para incorporarse a la Dirección general de Bibliotecas y qué encomiendas le hizo Rafael Tovar y de Teresa?

El pasado abril. Las posibilidades de la tecnología empezaban apenas a desplegarse en la anterior administración de Rafael Tovar y de Teresa, y hoy que resultan prácticamente ilimitadas y marcan una nueva etapa en las formas de acceso, creación y transmisión de la cultura, tiene la intención de aprovecharlas al máximo para actualizar y reimpulsar las bibliotecas públicas como parte estratégica de la infraestructura cultural y de la propia agenda digital.

¿Cuáles son sus proyectos?

Es necesario explorar nuevos mecanismos para retomar el equipamiento tecnológico de las bibliotecas públicas, considerando los cambios que ha experimentado la tecnología. Deberá elevarse el número de bibliotecas conectadas y se realizará un esfuerzo coordinado entre poderes y órdenes de gobierno para mayores inversiones en el mejoramiento de instalaciones. En el caso de la Biblioteca de México, la prioridad es desarrollar al 100% las áreas y servicios proyectados en la reciente intervención, y extender el acceso a sus colecciones y recursos bibliográficos a todo público por la vía digital, lo que será una manera no sólo de integrarla al trabajo de la Red sino también de cumplir el papel que legalmente tiene como cabeza del sistema. Se trata de hacer de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas uno de los pilares naturales y estratégicos de la Agenda Digital.

 

Temas Relacionados
digitalización Jorge von Ziegler
Guardando favorito...
 
Recomendamos