El cáncer de mama no siempre es igual a quimioterapia

19/10/2016
|
12:18
|
José Pablo Espíndola
El cáncer de mama no siempre es igual a quimioterapia
En México, desafortunadamente, más del 50% de todas las pacientes con cáncer de mama reciben quimioterapia innecesariamente. (FOTO: Archivo/EL UNIVERSAL)

El cáncer de mama no siempre es igual a quimioterapia

19/10/2016
12:18
José Pablo Espíndola
Ciudad de México
-A +A
Mammaprint identifica en el paciente 70 genes con los cuales proporciona una firma genómica de la compleja biología del tumor

Muchos países de ingresos bajos y medios afrontan actualmente una doble carga de cáncer, el mamario y el cervicouterino, que son las principales causas de muerte por este mal entre las mujeres de más de 30 años edad.

Ante este panorama, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace énfasis en que esas naciones deben implementar estrategias combinadas que aborden estos dos problemas de salud pública de manera eficaz y eficiente.

En México, desafortunadamente, más del 50% de todas las pacientes con cáncer de mama reciben quimioterapia innecesariamente, pero ahora ya existe un estudio genético que ayuda a saber, con precisión, que tan agresivo es el cáncer que el paciente padece, y poder evitar o disminuir las quimioterapias.

Artículo

Todo lo que debes saber sobre el cáncer de mama

La incidencia de esta enfermedad está aumentando en todo el mundo
Todo lo que debes saber sobre el cáncer de mamaTodo lo que debes saber sobre el cáncer de mama

“Normalmente se piensa que los pacientes con cáncer de mama siempre necesitan quimioterapia, pero se ha detectada que uno de cada dos casos no requieren tratamiento de quimioterapia por lo que podrían evitarse las complicaciones a su salud derivadas del mismo tratamiento”, comentó David Saeb García, director de genética de SOHIN.

La prueba se llama Mammaprint y su objetivo es, a través de la tecnología de micromatriz multigénica o microchip de ADN, identificar en el paciente 70 genes con los cuales proporciona una firma genómica de la compleja biología del tumor que permite evaluar el riesgo de que el cáncer regrese y ayuda a determinar que tratamiento es necesario.

Saeb García explicó que el primer requisito que se necesita para que puedas hacerte el estudio es que la paciente sea diagnosticada con cáncer de mama en etapa inicial, “esto significa que el cáncer está unicamente alojado en la mama y no se ha esparcido a ninguna otra parte del cuerpo, esta es la primera característica”.

Posteriormente, se clasifica a los pacientes en dos grupo de riesgo según sus resultados. Resultado de riesgo bajo que significa que la paciente tiene un 10% de probabilidad de recurrencia del cáncer en un plazo de 10 años si no sigue un tratamiento complementario posquirúrgico, ya sea terapia hormonal o quimioterapia.

Y el segundo es el resultado de riesgo alto que significa que la paciente tiene un 29% de probabilidad de recurrencia del cáncer en un plazo de 10 años si no sigue un tratamiento complementario posquirúrgico, ya sea terapia hormonal o quimioterapia.

“El 60% de las pacientes que se han hecho el estudio han salido de bajo riesgo, es decir, pacientes que han evitado un tratamiento de quimioterapia y por consecuencia también han evitado todos los efectos secundarios que lleva un tratamiento como es este”, dijo Saeb García.

Además, uno de los beneficios adicionales que tiene la prueba repercute en lo económico. “Por su puesto es importante comentar que el tema económico es vital, pues al ser un paciente que no requiere de un tratamiento de quimioterapia representa un ahorro para su bolsillo”.

En la mayoría de los casos, el paciente está dirigido por un profesional de la salud en oncología que son quienes diagnostican al paciente y una vez que tiene el diagnostico también son los indicados para prescribir el estudio de Mammaprint, aseguró el director de genética de SOHIN.

“Lo importante es tener conciencia de que el cáncer no es igual a muerte y que de ninguna manera es igual a quimioterapia, sino que hay diferentes cosas que se pueden hacer como un estudio genético”, dijo Saeb García.

Por lo menos se estima que en México cada año se diagnostica 20 mil nuevos casos de cáncer de mama. “De esos casos los candidatos a este estudio son las etapas tempranas, es decir unos 35% de esos nuevos casos, y la mitad de ellos evitaría la quimioterapia si se aplicarpan Mammaprint”, explicó David Saeb.

Este estudio genético está avalado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), pero en México ninguna institución gubernamental lo avala y esto es porque ”lamentablemente nuestra legislación en salud no regula ningún tema genético, y es un ejercicio que tendríamos que tomar como sociedad que cada vez más nos abramos a esta tecnología y a la medicina de primer mundo que hoy día utiliza como protocolo los estudios genéticos en sistemas de salud como los europeos, asiáticos y en Estados Unidos”, afirmó Saeb García.

Por ello, se debe ser cuidadoso antes de someterse a cualquier estudio genético en México. Lo cierto es que Mammaprint es uno de los estudios con "mas soporte científico y es el único que tiene en el mundo el aval de la FDA".

Además, es importante que cada vez se tenga más conocimiento de esto porque la incidencia de cáncer en nuestro país, así como en el mundo, sigue creciendo, “los pronósticos identifican que en el futuro uno de cada tres mexicanos desarrollará un tipo de cáncer y por eso es muy importante cada vez estar más informados”, finalizó Saeb García.

 

jpe

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios