¿El 'Brexit' pegará a tu bolsillo?

La salida de Reino Unido de la Unión Europea no es un hecho aislado. Financieramente, seguro nos pega

ILUSTRACIÓN: DAVID PEÓN
Cartera 30/06/2016 01:47 Mariana F. Maldonado Actualizada 08:02
Guardando favorito...

La semana pasada más de 17 millones de ingleses votaron a favor de que el Reino Unido saliera de la Unión Europea, y de manera casi inmediata, los mercados temblaron. Las bolsas alrededor del mundo registraron pérdidas —el viernes pasado la mexicana cerró con una caída de 2.73%, la mayor pérdida desde diciembre de 2014— y a pesar de que no es un proceso inmediato (el Reino Unido tardará dos años en salir del bloque comercial) el anuncio pronostica un periodo de volatilidad en los mercados de las economías del globo.

México no es la excepción y las afectaciones seguramente se harán sentir. No sólo en los mercados sino muy probablemente directamente en los bolsillos de los mexicanos. Son varias las formas en la que el Brexit (una contracción de Britain con exit, salida) puede afectar nuestras carteras. Primero, está la apreciación de la moneda estadounidense: un dólar más caro puede implicar que los precios suban.

¿Por qué ha subido el precio del dólar? Por efecto de la ley de la oferta y la demanda, que es la manera en la que las monedas fijan su precio. El martes, Marco Oviedo, economista en jefe de Barclays México, dio una conferencia en la que pronosticó que el dólar se cotizaría en marzo del próximo año hasta en 20 pesos. El pronóstico para el cierre del año es de 19.70 pesos. Ayer el dólar cerró a 18.80 pesos, 31 centavos abajo que la jornada anterior, de acuerdo con Banamex. Así que es muy probable que el peso siga perdiendo valor y que el dólar se fortalezca más en los próximos días y meses.

Esto sucedió así: La libra perdió dramáticamente su valor luego de este anuncio por parte de Reino Unido, lo que generó una cadena que hizo que el billete verde aumentara su valor.

Los que tenían inversiones en libras tuvieron miedo del futuro de ese estado soberano y decidieron buscar una moneda más fuerte con la que evitaran las pérdidas, y su mejor opción fue el dólar seguido del yen japonés.

Por esto, la moneda estadounidense se ha “fortalecido”. Esto quiere decir que entre más personas quieren dólares, su precio sube. “Cuando hay tiempo de incertidumbre, todos los capitales vuelan a la seguridad”, explica Freddy Domínguez, economista y fundador de Comparaguru.com.

El billete verde está “caro” y a México eso le afecta, debido a la dependencia de ambas economías. Oviedo explicó que el escenario para nuestra economía se ha complicado debido a que hay una conexión de la economía mexicana con Reino Unido por el canal de EU.

¿Y al bolsillo cómo afecta? Las empresas mexicanas tienen que pagar por medio de insumos o productos a un precio más alto y si bien suelen estar cubiertas por seguros contra el tipo de cambio y por sus inventarios (esos artículos fueron comprados a un precio más bajo así que el precio puede sostenerse por un tiempo), si la situación se prolonga es probable que las firmas dejen de absorber este aumento en los costos y los precios se trasladen al consumidor final.

“Una empresa cuando empieza a sacrificar su rentabilidad, lo que tiene que hacer es aumentar sus precios y si esto pasa, se va a detonar a nivel macroeconómico y vamos a tener un efecto inflacionario”, explica Ángel Méndez, especialista en negocios de La Universidad La Salle.

La inflación es el aumento sostenido y generalizado de los precios de los bienes y servicios de una economía a lo largo del tiempo. El aumento descontrolado de los precios tiene varias “implicaciones negativas” para la economía, apunta el banco central, tales como la dificultad para las familias para saber cuánto requieren para adquirir sus bienes, además de la pérdida de valor de su dinero.

Desde finales del año pasado los precios subieron y en enero la iniciativa privada advirtió que si el dólar seguía al alza a más de 18 pesos, artículos como electrónicos, ropa y calzado iban a aumentar de precio. Si bien los precios no han subido, en los próximos meses seguramente se pueden reflejar.

¿Arriba las tasas?

Hoy el Banco de México anuncia su decisión de política monetaria sumamente esperado: Informa si sube o no su tasa de referencia.

Al respecto, los pronósticos están divididos. Mientras que algunas instituciones —la británica Barclays, entre ellas— pronostican una subida de tasas de entre 25 y 50 puntos base (con lo que quedaría entre 4% y 4.25%); hay otras instituciones que optan por pronosticar que las tasas se quedan igual.

Lo que el Banco de México estaría haciendo al subir la tasa de referencia es pagarles más a los inversionistas que tienen su dinero en México, con lo que busca evitar que abandonen el peso y éste no siga perdiendo valor.

La explicación es ésta: Banxico es el encargado de regular nuestra política monetaria, para lo que echa mano de distintas variables, porque no puede influir directamente en los precios de bienes y servicios ni tampoco en las tasas que las instituciones financieras ofrecen. Pero Banxico sí puede fijar ciertas variables para influir en el mercado. Entre éstas se encuentra la tasa de interés de referencia. Al hacerlo, se desencadena un efecto que incide en la tasa a la cual van a prestar los bancos y la cual ofrecerán a los inversionistas.

Así, esta tasa funciona en dos sentidos. El primero se refiere a lo que te cobra el banco por el dinero que te presta y el segundo al interés que reciben aquellos que tienen dinero invertido en México.

“Siempre los más perjudicados al subir una tasa de interés son aquellos que tengan créditos pactados a tasas variables, sea hipotecario, automotriz o crédito al consumo, la tasa hará que tengan que pagar aún más intereses de los que ya tienen que pagar”, explica el especialista de La Universidad La Salle.

Una de las tasas que se mueve a consecuencia de esta posible subida de tasas es la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE). Esta es una tasa fijada por Banxico y que sirve como referencia para diversos instrumentos y productos financieros, tales como las tarjetas de crédito, por ejemplo. Para estos instrumentos, los intereses se calculan de distintas formas pero principalmente sumándole a la TIIE cierto porcentaje.

En el caso de que seas totalero, es decir, que pagues todos tus plásticos a tiempo, no vas a sufrir afectaciones porque no tendrás que pagar interés alguno. De lo contario, pagarás intereses más caros. Es lo mismo si un crédito hipotecario está a tasa variable.

“Cualquier contrato de crédito actual que esté atado a la TIIE sí va a afectar lo que se paga mensualmente”, explica Gerardo Obregón, director de Prestadero. A mediados de febrero Banxico anunció un aumento en la tasa de interés de referencia, lo que hizo que la TIIE sufriera también un aumento. Hasta el día de hoy, la TIIE a 28 días aumentó .5588 puntos.

El automotriz parece ser un caso especial debido al tipo de industria. Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, explica que el aumento de tasas que ha hecho Banxico anteriormente no se vio reflejado ni en los precios de autos ni en el aumento de tasas en los créditos automotrices. “Hay una posición adelantada (en la industria) y está descontado el probable incremento de la tasa y no habría ninguna turbulencia en los mercados”, asegura Rosales.

Temas Relacionados
Brexit en Reino Unido
Guardando favorito...
 

Comentarios