26 | JUN | 2019
Enrique Hernández-Pons, director general de Aires de Campo. (BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL)

“Cuidado con productos orgánicos sin certificar”

21/03/2017
01:33
Miguel Ángel Pallares Gómez
-A +A
Enrique Hernández-Pons, director general de Aires de Campo, pide a consumidores verificar envases para avalar procedencia; indica que el sector será de los más importantes y vive un "boom"

[email protected]

La mexicana Aires de Campo, propiedad de Herdez Del Fuerte, con ventas superiores a 130 millones de pesos en productos orgánicos, previene a la población sobre la importancia de verificar que este tipo de artículos cuenten con un certificado en su empaque o envase para avalar su verdadero origen.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Enrique Hernández-Pons, director general de Aires de Campo, anticipa que en cinco años llegará a más de mil puntos de venta en el país, entre autoservicios y tiendas independientes, y facturará más de 300 millones de pesos, apoyados por el aumento en el consumo nacional de artículos orgánicos.

En medio de un mercado con tasas de crecimiento de 30% anuales, Aires de Campo afirma que no contribuye a la pobreza del campo mexicano e incluso paga sobreprecio a productores. Hernández-Pons prevé que el boom del mercado de orgánicos empieza y será de los nichos más importantes a futuro.

 

¿Quién es Aires de Campo?

—Aires de Campo es una comercializadora (vendedora) de productos orgánicos, la primera en el país y fue fundada por Guadalupe Latapí en 2001. Inicia con la idea de vender productos orgánicos porque no había oferta nacional. Nuestros productos no dañan el medio ambiente y no tienen químicos u otros productos dañinos a la salud.

 

¿Cuáles han sido sus tasas de crecimiento anual del último lustro?

—Aires de Campo logró tasas de crecimiento compuesto arriba de 30% en los últimos cinco años. Por primera vez en 2015 logramos tener utilidad, además de crecer las ventas. Nos falta mucho con respecto al margen, pero estamos invirtiendo en la estructura.

 

¿Cuál es el margen de utilidad?

—En 2015 estuvimos flat (sin cambio) y se mejoró este año, aunque es de un dígito (menos de 10%).

 

¿Cuál es su expectativa de crecimiento e inversión para 2017?

—Apostamos a crecer 35%, al menos arriba de lo que avanza el sector de orgánicos, que es arriba de 30%. En inversión, el año pasado desembolsamos en una bodega de distribución de Querétaro, pero no sabemos los montos.

 

¿En dónde distribuyen y venden?

—La mayoría de nuestras ventas las hacemos en el canal moderno (autoservicios), estamos en toda la República, aunque con mayor presencia en la Ciudad de México.

La distribución la hacen nuestros clientes y estamos en los segmentos premium como City Market, Chedraui Selecto, Superama.

El canal moderno representa cerca de 89% de nuestra ventas, 5% es servicio a domicilio, y el resto es con tiendas naturistas, sea directamente o con un distribuidor.

 

¿Cuántos puntos de venta atiende actualmente?

—Tenemos más de 500 puntos de venta, incluidos los autoservicios.

 

¿Cómo es la estructura interna de Aires de Campo?

—En su mayoría la empresa es propiedad de Herdez Del Fuerte, una sociedad de Grupo Herdez. Somos una empresa independiente a las operaciones de Herdez del Fuerte, tenemos nuestra propia estructura, gente, almacén y políticas, porque el mundo orgánico se rige diferente.

Todavía hay muchos productos y empresas en el mercado que realmente no cumplen con las normas y se dicen orgánicos.

 

¿Hay un boom en el mercado de orgánicos o vendrá más impulso?

—Estamos viviendo un boom, pero son las primeras etapas. A pesar de llevar varios años creciendo a doble dígito, aún la participación de mercado a nivel total alimentos en México es pequeña, no sabemos cuánto vale, pero no llega ni a 5% o 6% del mercado total.

En Europa y Estados Unidos van 15 a 20 años delante de nosotros y son industrias billonarias.

 

¿Hay estimaciones de cuánto vale este mercado?

—Hemos tratado de hacer mediciones, pero nos ha costado mucho trabajo. Difícilmente puedo dar un número pero este año nos reuniremos con Nielsen para hacer un análisis.

 

¿Cuántas personas consumen productos orgánicos en México?

—Somos el tercer país mayor número de productores de orgánicos, aunque la mayoría se exporta el mayor producto es el café. Somos un país importante en producción orgánica, pero el consumo interno no ha evolucionado.

 

¿A cuánto planean llegar en ventas en cinco años?

—En 2016 vendimos casi 130 millones de pesos, tenemos la idea de crecer arriba de 35% este año. Trabajamos en un plan a cinco y 10 años, buscamos crecer tres a cinco veces más. En los últimos cinco años nos hemos quintuplicado y podemos volver a lograrlo.

 

¿En 10 años pueden superar los 700 millones de pesos en ventas?

Sí.

 

¿En cinco años cuánto pueden vender?

—Estimamos que cerca de 300 millones de pesos, pero depende del plan que estamos trabajando.

 

¿A cuántos puntos de venta puede llegar?

—Fácil podemos duplicar el número de tiendas en los próximos cinco años (llegar a mil puntos de venta).

Estamos en casi todas las cadenas de autoservicio a escala nacional, pero tenemos presencia entre 10% y 15% de sus puntos de venta, lo que hemos logrado con los clientes es que se amplíe el catálogo de tiendas, por ejemplo, Chedraui anunció que ampliará su oferta de orgánicos a más de 70 tiendas en todos sus formatos; Walmart con Supercenter quiere hacer lo mismo.

 

¿Hacia dónde va Aires de Campo?

—Queremos ser los más grandes, queremos ganarle a las importaciones, al ofrecer productos locales más baratos, queremos ser una marca paragua que ofrezca una solución orgánica en cualquier de las categorías donde participamos.

Tenemos cerca de 80 productores y la idea es tener más productores para ayudar al campo.

 

¿En qué categorías ve más potencial?

—Nos gustan las proteínas como el pollo, huevo, res y el puerco, por ahí puede haber un crecimiento importante y es lo que más consumen los mexicanos.

A escala mundial la categoría más grande de orgánicos son vegetales, tenemos la inquietud de participar en segmento de frescos y hortalizas. Ya después vienen los aceites, granos, semillas y otras categorías que son igual de importantes.

 

En el mercado mexicano, ¿cuántos productos se dicen orgánicos y no lo son?

—No sé cuántos, pero vamos a las tiendas o anaqueles y vemos si cuentan con un certificado, pero no lo traen, no digo que sea la mayoría, pero hay que tener cuidado, hay que educar muy bien al consumidor para que sepa cómo leer esto y si no tienen los productos un certificado de orgánico no lo compre.

Estamos trabajando con las autoridades para que haya una regulación más estricta para sancionar este tipo de comportamientos.

 

¿Estos productos son menos de 10% del mercado?

—Sí, porque las grandes cadenas buscan que los productos tengan estos certificados.

En las tiendas independientes donde hay menos regulación, ahí hay más.

 

¿Por qué consumir productos orgánicos?

—Primero por la salud, al dejar de consumir productor orgánicos dejamos de consumir muchas cosas que el cuerpo no necesita y le hacen daño. En las proteínas animales hay muchas hormonas, antibióticos, que no necesitamos. En vegetales hay agroquímicos, pesticidas y pueden causar cáncer.

Otra razón es por apoyo al campo y a la sociedad mexicana. Y la tercera razón por proteger al medio ambiente.

 

¿Aires de Campo contribuye a la pobreza del campo pagando poco o precios bajos?

—Al contrario, dentro de los valores de la empresa está el comercio justo, nosotros apoyamos a los productores, dándoles empleo de una manera más sostenible que el mercado tradicional.

No sólo pagamos un precio justo, a veces hasta un sobreprecio. Los apoyamos con capital de trabajo, financiamiento, les bajamos recursos gubernamentales y les aseguramos la venta.

 

¿Ve a las empresas insensibles a la situación del campo?

—Sin duda hay muchos retos en el campo, como los ha vivido históricamente, pero dentro de esto te diría que el campo está viviendo un buen momento.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios