25 | MAR | 2019
Presiones. La volatilidad limitará el acceso de corporativos mexicanos a los mercados financieros, expuso Fitch (ARCHIVO. EL UNVIERSAL)

Corporativos, ante 2017 complicado

02/01/2017
01:31
Antonio Hernández
-A +A
Fitch advierte presiones por ajuste en tasas, inflación y políticas en EU

[email protected]

Fitch Ratings afirmó que 2017 va a ser un año complicado para los corporativos mexicanos debido a los posibles cambios en la política económica de Estados Unidos, precios elevados de materias primas, presiones inflacionarias, crecimiento mundial bajo y expectativa de alzas en tasas tanto en México como en el país vecino del norte.

“Fitch estima que las estructuras de costo competitivas, la flexibilidad operativa y los perfiles financieros adecuados permitirán a la mayoría de los emisores mexicanos compensar la caída en demanda interna, el crecimiento económico menor y la depreciación del peso mexicano frente al dólar estadounidense, factores que además podrían resultar en presiones inflacionarias durante 2017”, explicó la agencia.

En un análisis sobre el panorama de las principales empresas mexicanas, Fitch Ratings destacó que la perspectiva para los corporativos nacionales con calificación en escala internacional se mantiene estable.

“Sin embargo, ahora existen más entidades con perspectiva negativa que aquellas con positiva, mientras que en 2015 existía un balance. Se espera mayor presión sobre la calidad crediticia durante 2017, lo cual podría resultar en más acciones de calificación negativas que positivas”.

En ese sentido, la firma explicó que factores como la desaceleración del crecimiento económico, la depreciación del peso mexicano y tasas de interés más altas podrían limitar el desempeño operativo de las compañías, además de que deben cubrir su exposición ante la volatilidad en monedas extranjeras.

“La incertidumbre sobre las promesas de campaña del presidente electo de Estados Unidos [Donald Trump], que podrían afectar las exportaciones, remesas, inversión en México y la anulación o renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, tendría un efecto neutral o negativo para la mayoría de empresas mexicanas”, dijo.

Ante este escenario, se prevé que las presiones inflacionarias afecten los niveles de consumo y las ventas de comercios en el país.

Además, la salud de la economía se podría ver afectada por los precios bajos del petróleo.

“La depreciación del peso mexicano podría impactar no solamente el costo de adquisición de bienes para empresas comerciales, sino también en la estructura de costos para empresas manufactureras. Incrementos en los precios de los insumos pueden provocar que las empresas traspasen estos aumentos a los consumidores”, añadió la agencia.

Así, de 43 corporativos mexicanos evaluados por Fitch Ratings, solamente cinco están en el rango de calificación “A”, mientras que la mayoría se encuentra alineado con la nota que tiene México, “BBB”, en perspectiva negativa.

América Móvil, Arca Continental, Coca-Cola FEMSA, Kimberly Clark y FEMSA son las compañías que mantienen la calificación más alta de corporativos mexicanos con perspectiva estable, a excepción de la compañía de Carlos Slim, que tiene perspectiva negativa.

Fitch Ratings comentó que el acceso de los corporativos mexicanos a los mercados financieros será menor el año próximo ante la volatilidad del mercado. En ese sentido, explicó que los emisores con grado de inversión podrán mantener buen acceso al financiamiento bancario y la emisión de bonos en el extranjero, pero es probable que sea a un costo mayor.

“A pesar de que los vencimientos de deuda en 2017 no son significativos, una de las principales preocupaciones para los emisores calificados por debajo del grado de inversión son las pocas alternativas de refinanciamiento fuera del mercado de capitales. Dentro de la lista de compañías con vencimientos de bonos en 2018, se encuentran América Móvil, Cemex, Grupo Televisa y TV Azteca”, explicó la agencia.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios